Anuncio

Collapse
No announcement yet.

[RPG] Bloody Dreams

Collapse
This topic is closed.
X
X
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • Tory2.
    started a topic [RPG] Bloody Dreams

    [RPG] Bloody Dreams


    Bloody Dreams

    Trama
    Todo el mundo desea vivir un sueño hecho realidad. ¿Pero qué tipo de sueño? No recuerdas casi nada de tu pasado y en algún momento desconocido, caes dormido. Siquiera sabes que todo es obra de Morfeo, porque todo es tan real... Sangrientamente Real.

    Método de Juego
    Cada personaje recibirá detalles de lo que está viviendo. Descripciones que pueden ocultar algo y decisiones que pueden llevar a la muerte...
    Deberán especificar lo que piensan y lo que hacen. Será posible coger objetos, pero no cualquiera, si no se indica que es una posible opción, ni lo intenten.

    Consecuencias
    Además de que las decisiones pueden llevar a la muerte, si consiguen sobrevivir, pueden ocurrir distintas cosas.
    Todos contarán con una barra de Stamina. Podrá ir subiendo o bajando según lo que escojan hacer. Lo malo la hará bajar y lo bueno subir, lógicamente. Cuanto más baja esté la Stamina, influirá en la Salud Mental, pudiendo llevar a ver cosas inexistentes, objetos moviéndose o Apariciones. Cuanto más alta, mejores cosas podrán ocurrir, pero si está desorbitadamente alta, también puede llegar a dar visiones o presenciar a una Divinidad.
    Cualquier ataque espectral o acción que dañe o desangre parcialmente, restará Puntos de Vida. Alimentarse, curarse una herida y demás, los aumentará.
    Un movimiento brusco o que ejerza mucha energía, incluso comer, aumentará el Cansancio. Disminuye bebiendo o realizando acciones más calmadas. Cuánto más alto sea, menos acciones posibles podrá hacer, como coger un objeto pesado o correr.

    Conceptos
    *Humanos: Seres tal y cómo tú, que están en un profundo sueño.
    *Apariciones: Referencia a la presencia espontánea de algún ser. Hay distintos tipos:
    -Malignos: Quieren hacerte daño y verte morir ensangrentado o de alguna forma más cruel. Suelen aparecer en un estado bajo de Stamina.
    -Divinidades: Intentan ayudarte a despertar y acabar con los Malignos. Suelen aparecer en un estado alto de Stamina.

    *Salud Mental: Estado psicológico del personaje. Es la Stamina. Si está bajo provocará la presencia de Malignos y si está alto, la de Divinos. Influyen dos cosas:
    -Puntos de Vida: Salud del personaje, sanguíneamente hablando. Si llega a cero, causará la Muerte. Se reduce por ataques o acciones que dañen. Aumenta alimentándose o cicatrizando heridas.
    -Cansancio: Resistencia física respecto a acciones que obligan mayor esfuerzo muscular, lo que hace que aumente. Cuánto mas alto, menos acciones posibles, como correr o mover objetos pesados, podrán ser realizados. Disminuye bebiendo, descansando, o con acciones calmadas.

    Reglas
    Queda prohibido hacer cualquier maquinación vuestra, no pueden crear cosas de la nada, aunque el título diga Dreams, no lo pueden tomar como algo para hacer todo lo que quieran a su antojo.
    No vale hacer menos de cinco líneas. Deben explicar como se sienten, que piensan y lo que hacen detalladamente, no vale decir “salí corriendo por las escaleras”.
    Este RPG forma parte de un Evento, Guerra de Game Masters, por lo que según las normas del mismo, apuntarse a este RPG obligará a la inscripción de los otros dos Role-Playing Games:
    21 Almas, de Jacklett y Medabots, de Diego


    A continuación, la ficha de inscripción:

    Código:
    Nombre:
    Apellido:
    Sexo:
    Edad:
    Descripción física: (altura, color de ojos, vestimenta...)
    Personalidad:
    Adora:
    Odia:
    Hay posibilidades, de que no pasen todo el RPG dormidos, en algún momento podrán despertar. Pero recuerden, es más peligroso vivir que soñar...
    Last edited by Smile; 16/09/2015, 06:22.

  • Bamboocha
    replied
    emmm...... T-T why?,
    Spoiler: 
    y yo que pensé que descansar cerca de un griego que vive en un desierto al lado de un lago no era seguro, creí que ir de cara al peligro seria como muy obvio y las personas esas seguro me traicionarían por la espalda en breve pero bue...lo que es,es u.u

    rolearia mi muerte pero te quedo muy bonito, realmente me vi muriendo al leerlo jajaja (no se si eso es bueno o.o), hace mucho no roleaba espero se repita ^^

    Aloha!!

    Leave a comment:


  • Kavayo2
    replied
    Spoiler: 
    ¿Un castillo? Tal vez fuera una princesa, pero hace bastante tiempo desde que la realeza se trasladó a viviendas más normales, pero es que ni si quiera se utiliza ya esa palabra, solo en el ámbito culto. ¿Y cómo es que no conoce lo que es un supermercado? Gadis, Eroski, Mercadona... Tal vez si le hubiese citado por esos nombres lo habría reconocido en un santiamén... Que tipa más rara... Pero para centralizar mejor la situación, todo es tan raro...

    De pronto escuché un nuevo grito, aunque no pude identificar si resultó ser el de un hombre o una mujer. Independientemente, lo correcto sería ayudar a tal persona... Pero tengo miedo de hacer otra vez el estúpido recolectando manzanas... Además, el golpe que tuve por amortiguar la caída de ella me está jorobando un huevo. Todo esto me resulta paranormal... Soportarlo es un gran suplicio.

    -¡Oye, espérame!- Empecé a correr detrás de la muchacha con ganas de llorar por haber escuchado aquel bramido de agonía. Sin embargo, a veces era más importante preocuparse por uno mismo, finalmente, no conocía al personaje en tal situación... Pero realmente dolía, y mucho.
    -Un Supermercado es un sitio donde puedes comprar cosas como comida.- Le expliqué pareciendo estar de buen humor mientras comía la manzana que me obsequió. Me apetecía comerla por rodajas, así que cogí el cuchillo y empecé a cortarla para masticarla como a mí me gustaba.
    -Por cierto, soy Mickey, y estoy de viaje ¿y tú?.- Inventé con éxito. Así ella me tomaría como alguien raro y me explicará muchas cosas sobre este sitio por pensar que soy del extranjero. De pronto, noté humo que se aproximaba hacia el lugar del cual provenía el chillido... ¿Acaso era algo más serio? Tal vez estaba cocinando manzanas y se le quemó una y esté enfadado porque ahora no pueda comerla...
    -Oye... ¿Qué está pasando en el bosque?- Le pregunté. -¿Es normal que aparezca humo?- Mi toma de decisión se lo dejaría totalmente a ella. Si decidía que era mejor no ir a comprobar que ocurría, no iría, pero si realmente estuviese preocupada, la seguiría hasta allí. De todos modos, qué otra cosa puedo hacer... Ojalá que todo se aclare...

    Leave a comment:


  • Tory2.
    replied

    Capítulo 2.
    Unas tijeras abiertas, un hilo justo en la mitad y cerrar las tijeras. Un movimiento tan simple podía quitar la vida de alguien. Justamente eso fue lo que hizo Átropos.
    Ella decidió que llegó el momento de acabar con alguno de los elegidos...


    Acción #2: 

    Cris Trancey: 
    Sin fiarte de nada ni nadie, atrapas el tridente y huyes por las escaleras de aquel lugar en el que se iba acumulando el gas...


    Entrecerraste los ojos cuando subiste todos los peldaños de la escalera. Había un sol hermoso que alumbraba todo aquel verde jardín. Hacía tiempo que no veías aquella estrella, por lo que estuviste unos minutos viendo un poco mal.

    Miraste al suelo, para ver por donde entraste, pero no había ni rastro de la escalera por la que llegaste. En su lugar, había hierba y una margarita que podías arrancar.

    Entre flores y árboles desgarrados, casi no podías pasar por ningún lugar. Pero no eras el único que estaba allí. Miraste al frente y contemplaste a una anciana:

    — ¡Qué suerte que hayas venido! —su voz ronca daba algo de miedo— Yo sé por qué estás aquí. Hay una salida cerca, te daré el mapa si me entregas tu tridente. Créeme, no te hará falta si pasas por esa puerta.

    No sabías si fiarte o no de esa vieja fea y coja. Aunque sonaba demasiado convincente. Podías entregar el tridente para conseguir el mapa y así ir hacia donde el mapa indicara. Tal vez quisieras entablar una conversación.

    Notaste la presencia de una mujer mucho más joven entre los árboles. No la podías ver bien, era como una sombra, pero sabías que te estaba llamando. Podías ir con ella. Cerca de ella había un murciélago que podías atrapar.

    Matar a la anciana y robar el mapa también eran opciones, pero aún no viste si realmente tenía lo que te ofrecía. Harías lo que el corazón te dictara.





    Inventario:
    Tridente


    60% Salud Mental


    100% Puntos de Vida


    80% Energía


    Raphael Aldebaran: 
    Después de aquella herida y las voces de algo relacionado con un espectro, ignoras todos los demás caminos. Movido, tal vez, por el instinto, te diriges hacia el arco romano y pasas por él...


    La luz del día te ciega por un instante, ¿qué tiene que ver este lugar con el anterior? Contemplas un gran coliseo romano por dentro. Está totalmente 'restaurado' y... habitado.

    — ¡Caballeros y Damas! ¿Qué digo de damas? ¡Si ellas están limpiando! —entre aplausos y risas, un hombre machista con aires de superioridad hablaba desde un asiento distinguido— Hoy tenemos frente a nosotros a un mediocre que se cree que podrá con nuestro joven invencible, ¡Claudius!

    Todos le alababan y tú realmente no comprendías nada. Miras hacía atrás para ver si podías irte por el... ¡¿arco?! ¡Había desaparecido! Sorprendentemente, ya no estaba allí y no veías razón lógica de cómo podrías haber entrado entonces.

    — ¡Por favor, Raphael, sálvame! —dirigiste tu mirada hacia una chica que estaba en una parte inaccesible para el público. Dos hombres musculosos estaban a los lados de aquella muchacha de corto cabello castaño.

    — ¡Cállenla! —tras esa orden, ambos hombres la golpearon con un látigo— Si la perra no se comporta, pónganle el bozal.

    La arrodillaron y pusieron su cabeza y muñecas en unos agujeros de madera que cerraron. Era una... guillotina. ¡Iban a cortarle la cabeza!

    —Recordemos que este escuchimizado ha venido para intentar rescatar a la muchacha. ¡Suerte entonces!

    ¿Escuchimizado? Te miraste y viste que vestías totalmente distinto, era la clásica vestimenta de un gladiador, con todo tu pecho al aire.

    Más o menos ibas comprendiéndolo. Ibas a luchar contra un hombre delante de todo aquel público para salvar a esa mujer. ¿Pero realmente arriesgarías tu vida por alguien que no conoces? Podías irte por la puerta del coliseo, estaba entornada, pero si hacías eso, deducías que al menos una persona se desprendería de su cabeza.

    Frente a ti estaba Claudius, un hombre con mucho músculo y un cuchillo muy largo que sabía manejar perfectamente. Tu misión, eliminarle.

    — ¿A qué esperas? ¡Escoge tu arma y ataca! —con su voz desagradable, volvió a usar el imperativo, pero ahora, hacia a ti.

    Había tres pedestales detrás tuya. En cada uno posaba un arma distinta que podías coger para atacar: una daga, un arco y ¿una pistola?. Las flechas del arco estaban a unos doce pasos pasando cerca de tu oponente. También había un escudo de madera a tres pasos hacia atrás. Y... un ovillo de lana a trece pasos a la derecha; lejano e inservible en la batalla, pensaste.

    Dijo que escogieses tu arma, pero no dijo que solamente una... Aunque tal vez no debieses pasarte de listo, no parece que le pudiera hacer mucha gracia. Pero ya que pensabas de esa forma, además de atacar a Claudius podrías atacar al 'jefe', aunque debías analizar bien esa posibilidad...

    En estos momentos echabas de menos a aquella voz...




    30% Salud Mental


    85% Puntos de Vida


    100% Energía


    Mickey Ruffer: 
    Le comentaste sobre ir a un supermercado con la intención, si se negara, de subirla a tu espalda para que alcanzase aquella manzana...


    Ves que te mira con una cara de curiosidad, ¿qué habías dicho para que tuviese dudas de algo? Fuiste demasiado preciso...:

    — Un... ¿qué? —preguntó con voz dulce e ingenua— Super... ¿mercado? ¿Es una clase de héroe o algo? —ahora fuiste tú el que quiso poner la cara que ella puso... ¿cómo que no sabía qué era...?— En cualquier caso, no, no hay ninguno por aquí. Aunque tal vez lo haya y no sé que se llama así... Aunque no conozco nada que sea súper...

    La chica estaba comenzando a delirar. Notaste que no era muy inteligente, a pesar de aparentar unos dieciséis.

    Antes de que dijese cualquier otra estupidez, te inclinaste y tocaste tu espalda, señalándole que subiese. Tardó unos minutos en subir correctamente y cuándo lo hizo saltó para agarrarla. El impulso hizo que cayeses, pero lo peor fue que ella cayera sobre ti.

    — ¡Oh! Perdón... Qué patosa soy —no hacía falta que lo jurara...— Toma, la manzana es tuya, en señal de mis disculpas —extendió sus brazos, pero al ver tu demora no dudó en ponerla sobre tu mano— Además, ahora con los nervios se me ha quitado el apetito. Bueno, no te robaré más tiempo, me voy al castillo.

    ¿A dónde dijo que iba? No podías adivinar si ella formaba parte de las ramas del reino o simplemente iba por algún otro motivo. Al menos, ella era la única que sabía sobre el lugar. Podías seguirla, sin que te viese, total, con lo retardada que es no se dará cuenta, supones. O acompañarla y entablar una conversación.

    Comer te quitaría el apetito o incluso algo más, como el cansancio, así podrías moverte mejor. Pero un nuevo chillido, claramente de otra persona, había sonado por tu derecha. Viste humo en mitad del bosque, podrías ir a ver que ocurre o pedirle a la chica que te acompañase. Claro que dijo que se iba al castillo, aunque no sabes si era por obligación.

    También podías ir por la izquierda o volver por dónde viniste e ir por el lado al que no fuiste. ¿Acaso ibas a estar toda tu vida socorriendo a los gritos de los demás?


    Inventario:
    Cuchillo
    Manzana


    60% Salud Mental


    90% Puntos de Vida


    70% Energía






    Makaio Dulan: 
    Tomaste las llaves del coche y conduciste rápidamente hasta la tormenta de arena, con esperanzas de solucionar una parte de aquella incógnita.


    Vas con todas las esperanzas de saber cómo llegaste allí o, con algo de suerte, llegar a tu hogar. Contemplas de cerca aquella tormenta de arena, todas sus partículas girando a toda velocidad. Intentas no asustarte ni apartar el pie del pedal, vas a toda la velocidad posible y llegas a donde querías, al ojo de la tormenta.

    El vehículo comienza a dar vueltas sobre si mismo, mientras tú te encuentras en su interior. Te das muchos golpes en el cráneo, pero no caes inconsciente. Te aferras al volante como si fuese tu salvación, pero la fuerza de ese viento era tan enorme que la parte trasera se despidió por completo.

    El coche, a la mitad, y tú resistiendo. No veías un buen final para aquello. El cinturón te mantuvo en el asiento, aunque no podía ayudarte... Con la presión, los cristales de delante tuya estallan antes de que puedas reaccionar y casi todos los trozos se quedan clavados en tu rostro o cualquier otra parte del cuerpo. El más doloroso, el del ojo derecho. Sentías el líquido fluir por tu mejilla, no era sangre, era lo que antes pertenecía a tu óculo, cuál ahora está vacío.

    Uno de esos trozos cortó la única seguridad que te quedaba. Sin ella, la tormenta te tragó. Casi te mareas de tantas vueltas, aunque casi lo prefieres antes que permanecer con ese dolor. Aquello decide soltarte y aterrizas a mucha velocidad con la cara en la arena, clavando más profundamente los cristales que había en tu piel. Aún despierto, el dolor era indescriptible, no podías ni gemir. Te volteaste como pudiste, observando la parte delantera del todoterreno que seguía haciendo circunferencias, hasta que lo pudiste ver cada vez más cerca de ti. El tornado, como si no hubieses tenido suficiente, decidió aplastarte.

    Te encontrabas debajo de lo que alguna vez estuviste dentro...






    Intentaré hacer para esta misión el grupo del RPG, así las conversaciones y otras cosas serán mejores. Si tenéis un objeto que se pueda usar en cualquier momento (comida, linterna...) no estaré diciendo en cada misión que lo podéis usar, como mucho os diré cuándo no u os incitaré si ayudara en algo.

    Una muerte desencadena una pesadilla...

    Leave a comment:


  • VaramirN
    replied
    Lamento la tardanza, aunque mi misión pudo haberse resuelto fácilmente con un "tin marin de do pingüe", me la pensé un poquito... parece que era: La muerte, los demonios o las divinidades; y dando por descontada la muerte, ¿la cordura extrema o la locura? yo en particular pienso que los locos ven más claro que los cuerdos.
    Raphael Aldebarán: Capítulo 1
    “¿Qué demonios pasa con éste sitio?”―me pregunto, tocándome las heridas del cuello, siento como si algo en el fondo de mi mente estuviera quebrándose.

    ¿Qué es eso de que “yo la maté”? la voz sonaba bastante cabreada, pero no tengo idea de qué era o a quién va dirigido, pues yo nunca he matado ¿o sí?
    Además, esa voz me llamó “Heartless” y eso, si mi inglés no falla es “Sin Corazón” ¿Soy un Sin Corazón? Y aunque luego me pide que la ayude, pero ¿a quién voy a ayudar?

    ¡Demonios! Son demasiadas cosas y no sé qué pensar ¿qué camino debería tomar?, ¿volverá para atacarme si me muevo?, ¿y si me empuja y caigo al vacío?

    No consigo más que maldecirme mentalmente por haber venido aquí, habría sido más fácil ir en otra dirección; o al menos probablemente ahora no se abrirían ante mí nueve caminos con destinos indescifrables, con un abismo debajo y un fantasma acechándome. ¡Un fantasma! ¿Quién habría pensado que de verdad existían?

    De los caminos que se abren ante mí, ninguno parece seguro: no puedo ver lo que hay tras las Puertas (blanca, azul y negra); tampoco parece que los caminos que no tienen nada vayan a acabar pronto, la voz podría volver; la puerta rosa no me da buena espina, puede haber alguien en peligro, pero la misma “cosa” que trato de matarme pudo fácilmente haber escrito “HELP” allí y quién sabe a dónde diablos quería que fuese; por su parte, el arco romano…

    No sé si movido por el instinto o por algo que desconozco, voy hacia el Arco Romano.

    PD: Después de ésto vas a tener que aclararme si me iba a matar el "HELP" o el abismo D: (?) Tengo miedo, Tory... (?)

    Leave a comment:


  • Bamboocha
    replied
    Perdoooon u.u, marque la respuesta igual :s
    "Re-acción #2: 
    Y así, comenzamos a caminar, por lo menos para mi, sin rumbo cierto, lo único que tenia para poder volver, un punto por donde comenzar; era sin duda esa niña.
    Solo me dedique a pensar y hacerme preguntas en mi mente mientras caminaba, -como sera que llegue acá?, donde es acá?, que!! es acá? y aun mas importante, como salir de acá?-. Muchas preguntas sin respuestas pero todas ramas de un mismo árbol.
    Como decía Bear Grylls,"siempre mantener la calma y tener un plan", así que intente recordar que había pasado luego de que quedara dormido, algo que me pueda ayudar...

    La niña mientras caminábamos comenzó a hablar, dijo muchas cosas, la verdad no le prestaba demasiada atención, tenia demasiadas preocupaciones ya, hasta que escuche algo interesante que no pude dejar pasar así nada mas:
    Dijo algo muy interesante, como que yo no soy el primero que encuentra tirado y desorientado en el medio de la nada semi-enterrado en la arena y aunque no sabia como llegaba esa gente, siempre aparecían junto con una tormenta de arena. Realmente muy extraño pero puede ser una buena información para empezar, ahora, sabia como llegue, peor es nada....

    Seguimos caminando un rato bastante largo sobre la ardiente arena mientras que los aces de luz del sol se incrustaban en la piel, ni una sombra a la vista. De pronto, tirado en el suelo, un pequeño bulto a lo lejos, al verlo, la niña se emociono y dijo muy emocionada que ahí estaba su padre. Estaba vestido igual que la niña, con una toga.
    La niña corrió hacia el cuando estábamos algo cerca y le alcanzo el botijo con el agua, el hombre que estaba muy agitado, tomo algunos sorbos y se reincorporo, sensación que provoco alivio en la niña.

    Luego de unos pocos minutos, después de que el hombre se re-hidrato comenzó a pararse mirándome a los ojos, un poco serio tal vez, extendió su mano y luego tiro algo a mis pies, dijo que era la manera de agradecerme, que me seria útil... Eran unas llaves, luego el hombre señalo con su mano hacia un lado, para mi sorpresa, había un gran arenero a unos metros de el!, estaba tan pensante que ni me había percatado de el, es mas, mirando por sobre la mano del hombre mientras señalaba el vehículo, note un gran reflejo de luz y al enfocar mi mirada detenidamente ahí, note que había un gran lago y enésima!, un bote varado en la orilla con remos y toda la cosa, realmente quede muy sorprendido.
    Tanto el hombre como la niña parecían muy simples, no parecían ser de mi época, no se veían relacionados con algo de tecnología y así sin mas, un vehículo cae a mis pies, excelente?,si ,extraño?, demasiado... Algo me decía que debía estar atento, esto no era normal.

    Cuando iba a decir algo sobre lo que ocurría el hombre me interrumpió con una cara muy enojada y un tono de voz acorde que venia otro desgraciado, pensé que se refería a mi y el hecho de que estaba viniendo otro perdido como yo caminando hacia el lugar pero grande fue mi sorpresa cuando voltee y a lo lejos veía una nube muy espesa, de arena seguramente, difuminando el horizonte junto con un cielo negro que venia por encima. El hombre se refería a otra tormenta, seguro por "otra", quería decir que en una de esa había llegado yo... No estaba tan equivocado.

    La niña me había dicho que eran muy peligrosas pero llegar a ella antes de que se disipe o se aleje demasiado podía ser crucial para saber como volver a casa, sin dudarlo tome las llaves del suelo y corrí hacia el vehículo mientras les grite al hombre y la niña que, si vivían cerca de este lugar, que fueran a su casa de lo contrario que me esperaran acá, que iba a volver por ellos con el auto, de ningún modo los iba a dejar en el medio de la nada a la deriva pero tampoco los iba a meter donde no querían. Llegue al auto, lo encendí y cuando estaba apunto de arrancar mire el bote, viendo en el, dos remos, tuve la idea de tomar uno, ya que en el desierto no hay herramientas ni materiales para nada, cualquier cosa era útil ahora.
    Mientras tomaba el remo y volvía al vehículo les dije a aquellos dos, que si había problemas solo voltearan el bote y se refugiaran ahí hasta que vuelva.

    Volví al arenero y sin dudarlo fui de frente lo mas rápido que podía hacia esa tormenta que venia del este, si en este desolado lugar había respuestas, estaban en esa tormenta....

    Aloha!!^^

    Leave a comment:


  • Obscureon
    replied
    The second.
    Spoiler: 
    El gas se expande rápido y se que no tenía mucho tiempo. Me fijo en el tridente que flota al lado mio así que sin dudarlo lo tomo con mi brazo derecho y decido que no me fió ni de la barca ni de la mujer. Decidí que mi mejor elección era la escalera y subo rápidamente la escalera esperando que mi destino sea mas tranquilo que este lugar.

    Leave a comment:


  • Kavayo2
    replied
    Muajaja, soy el único que no se volvió un poco loco (?)

    Avance 2: 
    ¿Gritar por una manzana? ¿No le era más fácil ir a la frutería y comprarse una? Tal vez le guste recolectar sus propios alimentos, o tal vez quería llamar la atención de algún varón como yo. De todas formas, estaba demasiado perdido como para jugar al aquí te pillo y al aquí te cojo.
    -Hola...- Empecé tímidamente. -¿Qué tal? Soy Mickey. ¿No hay algún supermercado cerca de aquí? Sería mucho más cómodo.- La verdad es que estaba siendo muy falso.
    Teniendo en cuenta esa poca naturalidad, lo único que quería saber es algo sobre este insólito lugar. También intenté ser educado, pero no me apetecía en absoluto ser formal ante una chillona que anda bramando por en medio del bosque.
    -De hecho, invito yo.- Dije amablemente. Sería bueno tener a alguien que me oriente, pues ella parecía conocer el sitio. En caso de negar mi petición, la subiría a mis espaldas para coger la dichosa manzana; finalmente, fue lo primero que me pidió.

    Leave a comment:


  • Tory2.
    replied

    Capítulo 1.
    Los hilos estaban creando una gran belleza. Todos los puntos estaban acabando según lo previsto. Las agujas cosían el próximo paso. Las Moiras sabían lo que hacían. Sus títeres realizaban justo lo que ellas manipulaban.
    No hay forma de acabar con el destino, aunque la leyenda cuenta que Krátos lo consiguió una vez. Si pudierais ser él...


    Acción #2: 

    Cris Trancey: 
    No tenías muchas opciones, solo podías pasar por una de las tres puertas. El amarillo no te daba buenas vibraciones, pero el rojo te daba aún menos.
    Decidido, te decantas a por la primera, giras el pomo y entras con normalidad.


    ¿Qué era esa sala? Más bien parecía una cloaca, el interior de una alcantarilla. A los lados habían unos tubos, puedes deducir qué es lo que llevan dentro.

    A tu lado había una especie de tridente, nada te impedía cogerlo. Había una barca sobre el agua que estaba frente a ti, podías ir en la barca, aunque no tenía remos. Si querías ir por el agua, también podías ir andando, te llegaba más o menos por tus tobillos.

    También podías pasar por el camino de la izquierda o por el camino derecho. Era una continuación del suelo marrón que pisabas, que pasaba por al lado de las paredes. A tu izquierda tienes una cuerda a tu disposición. Viste en la barca una gran mochila que te permitiría portar más objetos.

    Oyes un estruendo que viene de la tubería, ¡hay un escape de gas! El objeto de al lado está marcando peligro y no suena a nada bueno. Tienes que actuar rápido, en el camino derecho hay una escalera, podías subirla, aunque no sabes a donde lleva.

    Giras tu cabeza en busca de más opciones, pero solo consigues ver algo tallado en el tridente dorado “TNO STUTR NI SAREMMID”. No parecía tu idioma y mucho menos estar bien escrito.

    Algo salió del agua, era una bella mujer de cabello rubio rizado y ojos claros:

    — ¡Estás en peligro! Ven, yo te ayudaré.

    Podías ir con ella. Portaba un colgante. Podrías pedírselo y huir por algún otro lado y quítarselo, aunque eso no sería muy bueno. Lo que sabes es que debes huir de ahí y tienes muchas opciones, el camino izquierdo, el derecho, el bote que necesitaba remos, la mujer...




    55% Salud Mental


    100% Puntos de Vida


    100% Energía


    Raphael Aldebaran: 
    Tras analizar la situación y tener los nervios por todo tu cuerpo, te agachas para gatear hasta el lugar del que provienen esos susurros.
    Agudizaste tus sentidos para estar atento a cualquier imprevisto.
    Pasas a una sala algo más iluminada, antes de que puedas observarla con todo detalle una puerta que estaba detrás tuya se cierra de golpe, golpeándote en el trasero y haciendo que ruedes hacia adelante.


    Te levantas y tocas tus glúteos. No te ha dolido mucho, pero te preguntas cómo se ha cerrado si no ha habido ninguna ráfaga de viento.

    Recuerdas el por qué te dirigiste aquí. Los susurros siguen escuchándose, cada vez más, más y más cerca, pero no hay nada que vaya hacia a ti.

    ”Tú, cabrón, tú la mataste. La has dejado morir. ¿Te alegras de ello? ¡Heartless!"

    Un viento desconocido te empuja hacia la puerta. Sientes una mano que te aprieta en el cuello, te sujeta y araña. Finalmente te deja caer con arañazos que dejan salir tu sangre, aunque no demasiado.

    La puerta está atascada así que hagas lo que hagas debe ser por tu alrededor. Delante tuya hay un estrecho camino que se divide en tres. El suelo son rejillas y sí te sales del camino caerías al vacío o al menos a un lugar que no podías ver.

    Luego cada camino vuelve a dividirse en tres. En total hay nueve caminos.

    "Ayúdala... por favor"

    Sentiste que fuese lo que fuese lo que se comunicaba contigo se había marchado. ¿Cómo ibas a ayudar a algo que supuestamente había muerto? Su tono grave y enfadado pasó a uno mucho más suave.

    Intentaste visualizar el final de los caminos, pero solo pudiste notar cinco de ellos:
    *Camino izquierdo: Puerta blanca, Más camino (1) y Arco romano.
    *Camino central: Más camino (2), Puerta rosa y Más camino (3)
    *Camino derecho: Puerta azul, Más camino (4) y Puerta negra

    Podrías coger cualquier camino, con cuidado de no caerte, aunque si lo preferías, tenías la opción de tirarte.

    Antes de hacer cualquier movimiento notaste algo escrito en un pequeño cristal de la Puerta rosa, ponía ”HELP!”. La forma te decía que unas uñas contra el cristal lo escribieron...




    40% Salud Mental


    85% Puntos de Vida


    100% Energía


    Mickey Ruffer: 
    Tras despertar y escuchar el grito de una chica, coges el cuchillo y sales corriendo en su ayuda.
    Todo te parece extraño, pero debías entrar en acción, eso era lo que sentías.


    Llegas a un campo verdoso. Toda la hierba está llena de coloridas flores y hay altos árboles pero solo uno con una manzana con pinta muy jugosa. Consigues ver a quién supones que fue la que gritó:

    — ¿Has venido a mi ayuda? Muchas gracias. Grité porque me enfado mucho cuando no puedo hacer las cosas por mí misma. Quisiera una de esas frutas rojizas, pero no alcanzo. ¿Podría subirme sobre ti? Así podría cogerla, aunque si quieres por ti mismo, no me importaría mientras pueda darle un buen bocado. Eso sí, yo no creo que pueda cogerte.

    Cuando escuchaste el chillido pensaste que fue algo mucho más grave, habrías tenido tiempo para coger algo más, pero ya no volverías allí. Esa chica de melena castaña y rizada te miraba con sus ojos verdes.

    Tenías muchas opciones de bajar la manzana: subir a la chica sobre ti, escalar el árbol, lanzar el cuchillo. Luego podrías darle la manzana o comerte la manzana. Si no querías hacer nada de eso, podías matarla con el cuchillo o avanzar en el bosque. Antes de hacer algo podrías conversar más con ella, nadie te garantiza que quiera o pueda seguir contigo después de obtener la manzana.

    Podrías negarte a dársela, darle explicaciones del por qué no o simplemente decirle que no y luego irte. Tu decidías que hacer con la chica...



    Inventario:
    Cuchillo


    60% Salud Mental


    100% Puntos de Vida


    90% Energía


    Diego Ashawasha: 
    Te lavas las manos y sales de allí


    Una luz te ciega hasta que puedes ver bien. Miras bien a tus lados, asombrado, piensas que las apariencias engañan, pero lo que parece ser aquello es el pasillo de un hospital.

    Miras a a puerta de la que saliste, “Experimento Séptimo”. Está atascada y no puedes comprobar lo que viste, ¿realmente eres un experimento? ¿eso era una sala de hospital? Era un cuarto de baño en todos sus aspectos...

    Si eras el séptimo, entonces al menos debían haber otros seis por allí, al menos eso dictaba tu lógica.

    Estabas en una esquina de las paredes blancas, podías ir por el pasillo delantero o el pasillo derecho. Te fijaste que ambos tenían tres caminos distintos, por lo que habían seis posibilidades :
    *Pasillo delantero: Todo recto, girar a la izquierda y girar a la derecha
    *Pasillo derecho: Todo recto, girar a la izquierda y girar a la derecha

    Las luces comenzaron a parpadear demasiado rápido, había una linterna a tus pies, una lámpara de aceite y un mechero. Podías encender la lámpara con el mechero.

    Después de tanto cambio de luminosidad, las bombillas acabaron dejando todo el lugar a oscuras. Podrías tantear para coger los recursos para alumbrar el lugar. Pudiste oír un grito de una mujer, su cuerpo cayó al suelo después del sonido de un disparo. ¡Estabas en peligro!

    Una luz que aún quedaba al fondo del pasillo delantero se apagó después de que vieses una sombra cruzando hacia la izquierda. Después de lo que habías escuchado, sentías algo de miedo, no debías llamar la atención si no querías ser el próximo cuerpo desplomado...




    40% Salud Mental


    100% Puntos de Vida


    100% Energía


    Ivan Van Hell: 
    Tras sincerarte con el chico, robas los dos objetos y te marchas por la puerta antes de que pueda reaccionar.


    Ahora la sala es totalmente distinta. Todo parece estar hecho de piedra marrón. Solo puedes continuar adelante, puesto que todo está cerrado.

    Puedes ir por el camino de la derecha, el camino izquierdo o el camino central. Los de los lados estaban pegados a la pared. Los separa un vacío, te asomas a ver que hay debajo y todo son pinchos. Todos los caminos llevan a otro suelo firme en el que solo hay un portón.

    — ¡No deberías haberlo hecho! ¡Te enterarás! —te asustas un poco y das un paso hacia atrás.

    Una risa malévola del chico sonaba tras la puerta. No pensaste en tirarte ni en volver por la puerta, y ahora lo segundo mucho menos.

    Escuchaste un ruido extraño detrás de ti, ¿era el chico? Volteaste rápidamente y viste como un mecanismo de la pared mostraba algo oculto. Era un jarrón tallado con dibujos extraños. Tenías la tentación de cogerlo y pudiste ver “αφής είναι κακό”, tal vez tuviese que ver con los grabados.

    Vuelves a mirar a los caminos y ves que han aparecido varias cosas: una liana frágil, una puerta, y una flecha de arco en el suelo. Al mirar abajo te das cuenta que todo lo habías accionado al pisar un botón saliente del piso. La puerta salió al lado de la ya existente, además apareció un agujero entre las dos, tan grande como para que pasaras por ahí.

    Podías usar la liana para pasar al otro lado, aunque también podías cortar la liana con el puñal, para algo podría servirte en el futuro. Lo único de lo que estabas seguro era que tenías que huir antes de que entrara...



    Inventario:
    Medallón
    Puñal


    55% Salud Mental


    100% Puntos de Vida


    90% Energía




    Makaio Dulan: 
    Tras despertar y ver a la chica, no dudaste en ayudarla. Su padre necesitaba agua y se la darías encantado, con la intención de que te ayudará de algún modo a saber salir de allí...



    Por el camino la niña te va contando cosas y simplemente la escuchas, no dices ni una palabra:

    —Mucha gente acaba en este lugar. No suelen recordar nada, es bastante extraño. Siempre que ocurre hay una tormenta de arena, no sé que relación puede tener una cosa con la otra. Aunque es peligroso acercarse en mitad de uno — supiste enseguida que eso te ocurrió... Así que viniste tras una tormenta de arena...

    Llegáis a un lugar arenoso, como el resto, la diferencia es que ahí está el padre. La chica coge el botijo y se lo lleva al padre a la boca. Este, vestido con una toga blanca, consigue saciarse con un poco.

    Parece levantarse un poco y te hace un gesto de darte las gracias.

    —Puedes tomarlo si quieres, es mi forma de agradecértelo.

    Tira las llaves de un todoterreno rojo a tus pies. Podías cogerlas, pero lo único que piensas es que Grecia con desierto y un griego con todoterreno no encajan bien. Y mucho menos el lago que había detrás con un bote y unos remos. Podrías escapar por ahí, o coger simplemente los remos si los querías.

    También podías hablar con el hombre y/o hablar con la niña. Coger las llaves y escapar con el todoterreno también era una opción. Podías ir por el Norte, por el Sur o por el Este.

    —Otro desgraciado ha venido...

    El hombre se refería a la tormenta de arena del Este. Alguien debía haber venido, según lo que te dijo la chica. Podrías ir allá y hablar con sea quién sea, o si lo prefieres descansar. También podías hacer cualquier de las demás cosas que pensaste...



    55% Salud Mental


    100% Puntos de Vida


    90% Energía


    Vivir del sueño podría ser tu peor pesadilla...
    Last edited by Tory2.; 06/02/2014, 16:49.

    Leave a comment:


  • Diego-
    replied
    Spoiler: 
    Estar sucio es algo que jamas me ha gustado, pero un lugar así de extraño me da mala pinta.
    Me acerque al lavabo para lavarme las manos y después retirarme a averiguar donde estaba.


    Bañarse? eso es de perros (?)

    Leave a comment:


  • Dark Lord Dragon
    replied
    Bueno aquí esta mi repuesta perdón por la tardanza xD

    Spoiler: 
    Despertando en un lugar vació y gris sin nada mas que ver alrededor excepto un chico que me dice unas bonitas palabras... lo normal cuando alguien me habla... pero este tenia algo mas, me miraba o mas bien me repudiaba de un forma tétrica se encontraba de brazos cruzados. No veía ningún rastro de mi habitación nada en ese vació lugar.

    Luego de quedar atónito ante esto pensaba que era un simple sueño

    -Ok demasiados mangas para mi

    Dije un poco comico pero el chico seguía con esa mirada ya empezaba a asustarme así que le pregunte que quien era la respuesta nada que ver, me dijo que si lo acompañaba o huía despavorido por la puerta de atrás, volteando para confirmar su ultimas palabras se encontraba detrás de mi una puerta, y de pronto aparecen a mi lado dos objetos un medallón y una daga que estaba encima de unas extrañas esculturas en formas de manos hechas de mármol.

    El chico me dice que podría escoger solo una, aunque le pertenecían los dos objetos, obviamente se quedaría con el objeto que tuviera que dejar pero lo que me sorprendió fue que no podía tomar nada si no lo acompañaba...

    Bueno volví a mirar ambos objetos y al chico entonces pensé que con el odio que me tenia podría matarme si dejaba la daga.. pero y si tomaba ambos y huía aunque nada me aseguraba que saldría de ahí vivo la ultima opción acompañarlo o matarlo pero con lo ultimo no podría hacer eso..entonces luego de pensar por un momento tome la decisión, después de todo lo único justo en este mundo es el azar, entonces le dije:

    -Lo siento chico pero me das mala pata todavía si fueras una linda chica te acompañaría así que tomo los dos y me largo de aquí..

    Tomando los dos objetos doy media vuelta y abro la puerta entrando en ella...

    Leave a comment:


  • Bamboocha
    replied
    Aloha!! por acá la te dejo mi "re-acción"(la corte lo mas que pude xd) ^^

    Re-Acción #1: 
    Era un día como cualquier otro, por lo menos eso pensé después de unas pocas horas de levantarme. Revise mi celular y vi un par de llamadas perdidas y un mensaje de un amigo que quería verme, así que sin mas fui a donde me decía que lo encontrara.
    Quizá el no era de las mejores influencias para cualquier persona normal, pero en el fondo no era mala persona y los amigos nunca sobran así que por que no llevarnos bien.
    Nos encontramos en una plaza donde nos veíamos de vez en cuando para hablar un rato, contar boberias y ponerse al día con las cosas de la vida, lo típico. Ese día el estaba bastante inquieto, mostraba un rostro muy preocupado y mucho estrés encima, lo cual no es normal en el y no me gustaba verlo así.

    Me dijo que tenia un problema bastante grave y que solo podía confiar en mi para que lo ayudara, aunque me advirtió que si lo hacia ya mi vida no seria igual y aunque odiaba ponerme en esa situación realmente me necesitaba, no sabia a quien mas acudir.
    Realmente no supe que responder, me quede en silencio unos segundos, pensé muchas cosas en muy poco tiempo-sera un asunto tan grave?, realmente podría perderlo todo?, podría negarme a ayudarlo aun cuando soy su única esperanza?-. Creo que las mismas cosas que pensaría cualquiera en mi situación.
    Lo único que pude hacer fue pedirle algo de tiempo para pensarlo pero que antes me diera mas detalles de cual fue su problema. Después de un breve periodo de unos segundo de duda se decidió a contarme bien lo que pesaba, instante en que suena su celular y al simplemente mirarlo se asusto mucho, estaba casi entrando en shock cuando de pronto se paro y salio corriendo diciéndome ya a una cierta distancia que que no lo vería en unos días y que a su regreso necesitaba una respuesta.

    Esas cosas me estresaban mucho lo cual me molestaba y luego de un rato de estar ahí sentado solo respire profundo, me levante y comencé a caminar hacia un lugar que frecuentaba en estas situaciones, una pequeña zona arbolada
    muy tranquila en la que me gustaba estar siempre que podía.
    Me acosté a la sombra del mismo árbol en que siempre lo hacia donde no hacia ni frío ni calor, donde lo único que se escucha es una pequeña brisa que recorre toda la zona y el único movimiento que se divisa es el de las hojas de los arboles.
    De pronto y ya entre-dormido bostece muy fuerte y me dispuse a mirar mi reloj para ver que hora era cuando sentí algo golpeando la parte posterior de mi cabeza, todo comenzó a verse cada vez mas borroso hasta que no pude mantener los ojos abiertos y luego ya no supe que mas paso.

    Lo primero que sentí al empezar a retomar la conciencia fue el sol dándome de pleno en la cara, se me ocurrió que quizá me había quedado dormido y habían pasado tantas horas que la sombra ya se había movido pero enseguida me doy cuenta de que algo esta sujetando mi mano, me desperté abruptamente y vi una pequeña niña muy extraña mirándome algo preocupada, vestía muy raro, como si tuviese puesta una túnica que le quedaba grande o una toga.
    Mirando a la niña, por sobre su hombro note que ya no estaba en el mismo lugar, el árbol había desaparecido, es mas, todo había desaparecido, lo único que se podía ver era arena hasta donde alcanza la vista, me asuste mucho y pensé -como carajo había llegado hasta ahí? y de donde había salido esa pequeña niña?, había llegado de la misma forma que yo? o realmente vivía por acá?-.

    Mientras miraba a mi alrededor la niña se acerco mas y mirándome fijo a los ojos mientras estaba todavía sentado en el piso intentando caer en lo que había pasado me pregunto si me encontraba bien, la verdad no le respondí nada, solo la mire sorprendido y de pronto señalo hacia mi lado con su brazo y dijo que su padre no estaba bien y necesitaba algo de agua y si yo podía darle de la que traía. Mire hacia donde señalaba y es verdad, había un botijo de agua a mi lado, aun cuando yo en ningún momento llevaba mas que lo que traía puesto, cada vez era todo mas rato, que estrés esa situación...

    Agarre el botijo de agua, lo mire fijamente mientras lo tenia en mis manos, mire a la niña y no podía decirle que no a esos ojos, así que solo se lo di, me pare del todo, me desperece y pensé que por ahora mi única esperanza de encortar una salida de este lugar era seguir a la niña, quizá sabia donde encontrar una ciudad o algún lugar al cual acudir por ayuda y poder volver a mi casa.
    Puse mi mano en la cabeza de la niña la mire ahora si con una sonrisa en la cara y le dije que no solo le daría el agua sino también la acompañaría hasta su padre para que no tuviera problemas en llegar hasta el.

    Así que simplemente comenzamos a caminar mientras la niña me indicaba el camino hacia su padre...

    Leave a comment:


  • Obscureon
    replied
    Solo me canse y me dormí? ¡Que original!
    Spoiler: 

    Tres caminos, tres opciones, tres finales.
    La habitación me pone inquieto he intranquilo. Las diferentes puertas intensifican esas sensaciones y me pregunto cual de todas escojere y empiezo a analizar la situación.
    Tengo tres opciones: la puerta amarilla, la azul y la roja. Todas opciones diferentes. Pero...¿cuál tomaré?
    La de color amarillo no me da un buen presentimiento. Ya de por si el color delata el hecho de tener precaución con esta y con este simple hecho me veo obligado a abandonar esa opción.
    La roja es una opción completamente descartada. Si la anterior indicaba precaución esta es de peligro inminente. Definitivamente debo descartar esa opción.
    Y por ultimo la azul. Esta creo yo es la más segura de todas así que con una corazonada elijo esa puerta.

    Algo corto pero no me diste algún objeto y tengo poco material.

    Leave a comment:


  • Kavayo2
    replied
    Jajaja, yo con una moto, ya me gustaría a mí (?)

    Avance 1: 
    -¿Dónde estoy?- Fue lo primero que dije, algo somnoliento.
    No lograba recordar nada por más que intentase, tan solo un fuerte golpe. Me agobia bastante no recordar nada, ni si quiera mi edad. Ni siquiera sé donde estoy...
    Tres pilares se encontraban ante mí. Quería cogerlo todo, pero el chillido de alguien me impactó bastante. Voy a ayudarla, pero debo de decantarme por algo.
    -¡El cuchillo!- Pensé, mientras cogía el arma.
    No sabía que utilidad tendría el colgante, aunque podría ser de ella. De todas formas, parece tener un problema más grave que perder un bien. La pistola sería muy útil al principio, pero se le acabarían las balas. El cuchillo me pareció lo mejor para la ocasión, así que lo agarro y empiezo a correr hacia la otra sala, esperándome lo peor.

    No sé por qué, pero me siento raro. No es normal aparecer en un cuarto vacío y en el otro una muchacha que necesita que le echen una mano. Es muy misterioso, pero lo que sé es que no puedo quedarme de brazos cruzados sin hacer nada.

    Leave a comment:


  • VaramirN
    replied
    OwO!

    Lamento la demora ^^U creo que di demasiadas vueltas, pero ése es mi estilo xD
    Sólo un comentario: 
    ¡Pedazo de misión que me pusiste Tory! Hace falta que diga que tuve que pasar horas devanándome los sesos y leyendo las otras misiones para saber en qué c*jones me metiste. Tuve que escribir conclusiones y borrarlas un montón de veces, soy demasiado imaginativo y diste en el clavo al ponerme en la oscuridad, con sonidos que bien podrían ser buenos como malos. Me hiciste pensar más que mi profesor de matemáticas (y eso, es todo un logro). Y eso que es la primera misión D:
    En fin... la cosa es que tuve que decantarme por la opción más aleatoria de todas (no sin antes dejarte un rol como creo que debe ser). Si quieres matarme, empezaste con el pie derecho (y espero que necesites dar unos cuantos pasos más).


    Raphael Aldebarán: Prólogo

    La situación me hacía sentir como un ciego encerrado al que le han dicho que una de las paredes que le rodea tiene agujas; un paso en falso, un mal toque y estaría… ¿cómo estaría? Aquella maldita oscuridad con suerte me permitía distinguir el contorno de mi mano frente a mi cara ¿qué se supone que debía hacer? Si tan sólo la habitación no estuviera tan oscura... No, ya cavilaría estupideces en otro momento; ahora mismo no sólo yo, sino también alguien más estábamos probablemente en peligro.

    Respiré hondo e intenté atar cabos rápido:
    # Los crujidos eléctricos quizá fuesen los cables que dejaban llegar la energía a la habitación, algo (o alguien) los cortó (o rompió); al ir allí, quizá restaurase la energía para poder explorar el lugar, sin embargo también era probable que aquella habitación no tuviera bombillas, o peor, podía equivocarme al tocar los cables, electrocutarme y morir.
    # Los murmullos que ahora mismo molestaban mis pensamientos eran un completo enigma; un animal enjaulado, una persona rezando plegarias, alguien intentando pedir ayuda, un foso con gente… La oscuridad no es buena para pensar. Podría hablar y si había alguien allí ir a ayudarlo, pero bien podría ser un enorme ventilador que me trocearía si me acercase (aunque claro, de ser cierta mi primera suposición, no es un ventilador).
    # Y finalmente estaba el espantoso chillido, seguramente de mujer. Era lo suficientemente alto como para disipar cualquier duda de los horrores que vivía (o vivió) esa persona. Podría intentar ir en su busca, la rescataría y sería el héroe, pero ¿con qué arma me enfrentaría a aquello que le aquejaba? Además, basado en aquel horrible grito, también era probable que dicha persona ya estuviera muerta o agonizando.

    Si bien era cierto que aquella situación me desbordaba y ponía mis nervios de punta, también es cierto que no soy ningún cobarde ni un estúpido; la luz puede esperar, me las arreglaré con los otros sentidos y la mujer que gritó está muerta o indefensa ante algo que desconozco; el murmullo, en cambio promete algo más sencillo, quizá algo vivo.

    Me voy a la derecha, moviéndome a gatas, aguzando mis sentidos en busca de cualquier señal de peligro (un olor, respiraciones, viento,) y tanteando la pared y el suelo para no perderme o resultar herido.


    See ya~
    Last edited by VaramirN; 28/01/2014, 15:24.

    Leave a comment:

Working...
X