Anuncio

Collapse
No announcement yet.

Hunter Heart

Collapse
X
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • Original Hunter Heart

    ***Por decisión del evaluador, debido a su gran calidad literaria, este fic ha sido nombrado como Fic del Mes Noviembre 2010.***


    Primero que nada la evaluación de Cygnus
    [spoiler:2x6btjpf]Título: Hunter Heart.
    Autora: Novelista.

    1. El tema del fic y su trama: 13/15
    Aunque no se da mucho a saber con el primer capítulo, se puede comprender que será una historia singular, fuera de la narración común de un día en la escuela. Se percibe el grado de sentimentalismo que podremos disfrutar en tu fic.

    2. La ortografía, gramática y estructura de la escritura: 23/25
    La ortografía es casi perfecta, con buen manejo de la acentuación, salvo la estructura de los diálogos. En ciertos momentos hay errores en ellos. También cuida el aspecto de los signos de puntuación, en ocasiones faltan comas. Pero en este punto está casi perfecto.

    3. La madurez del fic: 5/10

    4. El desarrollo, es decir, la forma de expresar del autor: 20/20
    En este aspecto tengo que felicitarte, tu narración es exquisita, dejas muy poco a la imaginación y describes los detalles de las escenas con buena calidad. Las palabras que en ocasiones utilizas van muy acorde al género de tu fic y la caracterización de tus personajes es casi magistral. Haces que uno realmente se adentre en tu historia.

    5. Apoyo visual (si lo tiene, es decir, opcional): 0/5

    Puntuación total: 61/70 (siendo 40 el mínimo).
    Conclusión: Solicitud de publicación aprobada.
    Comentarios: Te felicito realmente, hacía tiempo que no leía un fic tan bueno. Te deseo mucho éxito en el progreso del mismo; yo mismo lo seguiré de cerca junto con los demás lectores.[/spoiler:2x6btjpf]
    Este es mi primer fic, al cual llamo Hunter Heart. Quisiera poder publicar nuevos capítulos cada 15 días, pero continúo en la escuela por lo que no siempre será así XD (Lo entienden aquellos a punto de entrar a la universidad). Sin más preámbulo aquí está:

    [spoiler:2x6btjpf]
    Capitulo #1
    La Gargantilla de la Discordia



    El sol de mediodía calentaba los alrededores. Cuales animales enjaulados estaban los niños del 5to grado, que esperaban la campana para salir al recreo. Impasibles contaban los segundos con la mente.
    Más o menos una docena de criaturitas desesperadas y apiñadas en un aula no mayor que las demás. Podían jurar que el tiempo no estaba de su parte y que cada vez iba más lento.
    Por fin su larga espera concluyó. La campana sonó estridente con el silencio de los estrechos pasillos. La avalancha los atravesó como un rayo desembocando en el patio.
    –Quince minutos de libertad –suspiró la consejera del 5to grado, posando su mano sobre aquel pequeño alumno. Luego acarició sus oscuros cabellos, tan negros como la noche; este le miró profundamente, como siempre con sus ojos de lucero y clara tez, llenos de inseguridad.
    Al final salió corriendo como si nada, parecía perturbado. Fue de un lado al otro del patio hasta llegar al alambrado, desde donde se podía ver el camino al bosque. Perdió su mirada en el espeso follaje, asediado poco a poco con los colores otoñales, estaba nervioso, casi acongojado. Respiró hondo, cerró sus ojitos negros y pensó: –Solo espero que seáis prudente –.
    Permaneció así unos segundos, después empezó a columpiarse, dio unas vueltas por el patio y terminó deslizándose por la resbaladilla. Cada vez que podía lanzaba una mirada, algo frustrada, en dirección al bosque. Se sentía ofendido. No podía hacer nada con él, ni su padre podía. No le quedaba más que esperar y confiar en su buen juicio. – ¡¿A quién engaño?! ¡Él no puede reaccionar a lo superficial! –pensó mientras volvía con la profesora.
    Solo habían pasado 5 minutos, faltaban 10 más. Ya se imaginaba sentado en su mesa, ordenando sus cuadernos en el librero, solo para ver de nuevo al bosque. Más de ese sueñito, ilusión convencional, fue despertado por un pequeño alarido. Eran las chicas, quienes amontonadas cerca del columpio abucheaban a la tropa de Marcus.
    Los pequeños bandoleros fastidiaban a la clase del primer grado desde que comenzó el colegio. Pero esta vez era más serio. A la pobre Susy, hija del hotelero, el mismo Marcus le había arrebatado su nueva gargantilla de oro, herencia de su ahora difunta madre.
    Todas las pocas chicas que formaban los 2do, 3ro y 4to grados se unieron para recuperarla. Era en vano, pues Marcus y los otros 4 niños eran los únicos del 6to grado, del cual antes solían ayudar a los más chicos. Para empeorarlo las chicas del 5to grado trataron de ser heroínas provocando disturbios en el patio. Si las más grandes se metían en el enredo las cosas seguro irían de mal en peor.
    –Marianne dime ¿qué está pasando? ¿Por qué tanto revuelo? –preguntó el niño apenas llegó al meollo del asunto –. ¡Es Elena! ¡Está encarando a Marcus por la gargantilla de Susy! –respondió la niña mordiéndose las uñas. ¡Imposible! Elena era una chica muy dulce y tranquila, justa pero no belicosa, nunca le había visto promover una pelea.
    Rápidamente se abrió paso entre las jovencitas, hasta estar frente a Elena y Marcus, ambos intercambiando miradas asesinas.
    – ¿Chicos que les pasa?–.
    –No es justo –exclamó la niña, furiosa, al ver a su compañero aparecer entre las chicas.
    – ¡Hey! ¡¿Qué haces aquí, Geko?! –dijo Marcus en tono burlón, provocando la risa de toda su pandilla.
    – ¡Es Jake!– espetó el niño, conteniendo su ira.
    – ¡Da igual! ¡Sigues trepando árboles! –se burló Carlos.
    – ¡Sí! ¡¿Acaso no tienes vértigo?! –preguntó Sergio, quién le temía a las alturas.
    – ¡¿Qué?! ¡No! ¡Claro que tengo! Si no sería algo… antinatural… –respondió Jake alterado.
    – ¡Solo devuélvanla! –rogó Elena, mientras Susy agarrada a sus piernas lloraba inconsolable.
    No pasó mucho antes de que la discusión acabara en pelea. Ahora eran Jake contra Marcus por la gargantilla. Marcus tenía la ventaja, había perdido 2 años, es decir, que tenía unos 13 años, era más fornido y manipulador. Eso no detuvo al niño, quien se preparaba para recibir cuantos golpes fueran necesarios.
    Marcus empezó a provocarlo, confiándose de su tamaño. La pandilla empezó a corear: –¡¡Geko!! ¡¡Geko!! –. Su plan original era dejarlo fuera de combate nada más, pero sus burlas lo hacían querer molerlo a golpes. Sólo que al hacerlo perdería una batalla más seria, la batalla contra su ira.
    Se hartó, y cometió el peor error, comenzar la lucha sin pensar como terminarla. Se empujaron el uno al otro, sin retroceder, como los luchadores de sumo. Marcus se sorprendió de lo fuerte que era el delgado niño. Casi lo sometía por completo cuando la profesora se dio cuenta de la pelea. Salió apresurada en dirección a los chicos, quienes se dispersaron inmediatamente. Quedaron nada más Susy, Elena y Jake, mientras Marcus se retorcía de dolor sujetándose de los columpios.

    Pronto caería la noche, el derrotado sol bajaba tras las montañas del valle, en un paisaje digno de pintarse. En la pequeña escuela del pueblo aun había unas cuantas almas. Una profesora, dos estudiantes y la enfermera. La profesora cuidaba el salón, donde en la última banca de la fila yacía un niño de cabello oscuro, cabizbajo y meditativo. Mientras, la enfermera terminada de vendar al otro. No sangraba pero los huesos de sus muñecas estaban casi destrozados. Aquel enorme niño lloraba por el dolor, pero más en recordar quien lo provocó.
    Además de cuidar al chicuelo, la profesora ordenaba los papeles de su escritorio. Cada rato miraba al decaído, se supone que venció debería estar feliz. Pensar que en una escuela con menos de cincuenta estudiantes pasaran cosas así. La profesora había escuchado de problemas como esos en otras escuelas de cientos de estudiantes, en ciudades y capitales, pero nunca en el valle. Era un lugar muy tranquilo.
    Al mismo tiempo, Jake se lamentaba haber usado su fuerza para eso. Lo último que quería era pelear, pero terminó peleando. Llamarían a su padre para hablar de eso. Mas no le preocupaba su padre pues comprendía como se sentía. Lo que lo inquietaba era volver a casa. Allí estaría él… esperándolo.
    No le molestaba, lo quería como era debido, es decir, realmente lo amaba. Pasaría unas semanas en su casa. Fantástico, estarían más tiempo juntos. El problema era su presencia cerca del pueblo. Su curiosidad excesiva seguro le traería problemas.
    Al parecer Marcus no volvería a escribir el resto del año. Eso significaba que volvería a perder el 6to grado. Y al año siguiente, cuando entrase al 6to grado, seguro estaría esperándolo. Aunque preocuparse tan temprano era una perdida de tiempo. Mejor era pensar como volver a casa. La pelea lo dejó sin ánimos de defenderse y nadie más que él sabía lo peligroso del bosque por la noche.
    Sólo tenía una esperanza. En realidad eran dos pero prefería una en especial. Que su padre se pasara por la escuela antes de volver a casa, o que él se apareciera frente al patio, preocupado por su paradero y para acompañarle a casa.
    El reloj de la pared no paraba su marcha. Jake podía sentir como la profesora estaba más y más nerviosa. ¡Cómo no! ¡Estaba encerrada en un salón con el niño que le destrozó las muñecas a un adolescente! ¡De seguro el rumor se esparcía como fuego! Aunque si bien era desde el punto de vista de Susy, el pobre Jake siempre lo vería como Marcus; a pesar de que no lo merecía.
    Levantó la mirada al escuchar murmullos tras a puerta. La profesora ni lo advirtió, era lógico. Entonces la puerta se abrió, y lentamente la figura del cazador, agotado, se acercó al escritorio. Al verlo, tan calmado y casi sonriendo, la profesora se sonrojó. Desde niña le parecía atractivo, cuando volvió de sus viajes no podía creer que tuviera un hijo y ahora no podía evitar sonrojarse al mirarlo criar solo a un jovenzuelo incomprendido.
    –Hablaré con él –dijo sin sentimiento alguno mientras firmaba la amonestación en el escritorio, tan cerca que la colorada mujer podía sentir su respiración. Por último llamó a su hijo quien obedientemente se levantó y cojeando fue hasta la puerta. Le extrañó lo rápido que fue todo, usualmente su padre conversa o le recuerda a la profesora que tiene un hijo, y es por algo. Al final comprendió todo y corrió cuanto pudo para salir del colegio.
    Su padre le siguió, con la velocidad acostumbrada, lento y calmado. Cada cuanto recordaba sus días en esa antigua escuela. No cambiaba para nada, era indiferente a los años. Pasó cerca de la enfermería. Al sentir el olor a sangre y sudor, Marcus se escondió tras la camilla ante la mirada extasiada de la enfermera. Podía molestar a Jake pero no se metería con el mejor cazador de la región. En verdad le asustaba, con su indiferencia y ligereza en la vida, ¡¿Cómo podía vivir en el bosque si según él mismo estaba infestado de criaturas inimaginables, animales salvajes y monstruos?! No cabía en su cabeza que “el geko” fuera su hijo, tan tímido y extraño. Jamás le perdonaría por lo de sus manos.
    –¡¡Alex espera!! –exclamó la consejera, alcanzando al cazador justo ante la puerta del colegio, luego de un incómodo silencio prosiguió con voz temblorosa –. Si no quieres no debes criar a ese niño solo.
    –Pero Liz ¡Yo no estoy solo! –contestó Alex mientras abría la puerta y se despedía con una sonrisa.
    Solo unos minutos antes Jake llegó a la puerta, pero dudó en abrirla. Al ver a su padre acercarse se decidió a salir. Caminó unos pasos hacia el camino de grava, cojeando gravemente. Salió vencedor en la batalla, por eso nadie le preguntó si estaba herido, además no daba señales de eso. Hace un tiempo atrás se lastimó severamente el tobillo, pero hasta ahora no le había molestado.
    Sus pies estaban resentidos, y en el derecho empezaba a sangrar una vieja herida. Se arrodilló por el dolor, que lo torturaba sin piedad. Continuó el desfallecer, cayendo semiinconsciente en la grava.
    Le pareció escuchar a su profesora, pero no estaba seguro. Creyó también escuchar como las estrellas resplandecían en el cielo nocturno, el susurro de la tierra sosegada bajo su cuerpo y el delicado batir de alas. En ese momento sintió que le levantaban. Suavemente su salvador le acomodó contra su pecho, cubierto nada más con una sutil gabardina. Estaba caliente y percibía claramente su corazón. El dolor volvía más fuerte. No podía más, iba a desmayarse. Pero justo antes escuchó una voz familiar que decía: –Tranquilo, mañana será otro día –.[/spoiler:2x6btjpf]








    Gracias de antemano para aquellos que lean y comenten.

    P.D. No soy seria, sólo penosa XD
    8
    Alexander Hunter
    0.00%
    0
    La madre de los hermanos Hunter
    0.00%
    0
    El Director Benkjiman
    12.50%
    1
    ¡Soldados enemigos!
    37.50%
    3
    Mas piedras...
    0.00%
    0
    Un familiar lejano que pasaba por ahi (?!)
    25.00%
    2
    Ninguna de las anteriores
    25.00%
    2
    Last edited by Smile; 12/12/2015, 12:33.

    Fanfictions: 

  • #2
    Re: Hunter Heart - Capitulo 1

    O: Así que sí era la misma cuenta XDD Bueno, a comentar:

    Me da flojera citar tus párrafos, pero, algo de lo que sí estoy seguro está mal es unos cuantos "solo" que como "sólo" eran más adecuados al contexto, supongo se te pasaron. Encontré "cabellos", pero no estoy seguro si esté bien o mal... según recuerdo "cabello" es el conjunto de los bellos capilares. Beno, citaré éste:
    – ¿Chicos que les pasa?–.
    Era qué, sin la tilde/acento pierde el sentido que le quieres dar.
    Mientras, la enfermera terminada de vendar al otro.
    Era terminaba, supongo.
    Cada rato miraba al decaído, se supone que venció debería estar feliz.
    Ehm, lo de "se supone que venció debería estar feliz" es algo como un pensamiento o diálogo de un personaje, ¿no? No parte de la narración, ó ponerlo un poco más separado, también pusiste algunos otros comentarios de narrador que no estaban de más, pero éste me parecía que como diálogo de personaje quedaba mejor.
    Levantó la mirada al escuchar murmullos tras a puerta.
    [/quote][/quote]
    La, supongo XD

    Y, creo que usaste demasiados puntos, algunos fácilmente sustituibles por comas.

    Bien, la historia, pues no se puede decir mucho... he de suponer que la historia se tratará de algún tipo de criaturas del bosque que hacen desaparecer personas por la noche, y aquella gargantilla es la clave para detenerlos.

    ¿No eres seria, eres penosa? XD Bueno, supongo que va como respuesta a los positivos comentarios de Cygnus.

    Espero lo continúes.

    Comment


    • #3
      Re: Hunter Heart - Capitulo 1

      "Mañana sera otro dia..." Una frase que da fin a las peliculas, muy bonita a mi gusto.

      Mas no le preocupaba su padre pues comprendía como se sentía.
      Cómo, en este caso lleva acento.

      . Y al año siguiente, cuando entrase al 6to grado, seguro estaría esperándolo. Aunque preocuparse tan temprano era una perdida de tiempo
      Pérdida, palabra esdrújula. Todas las esdrújulas se acentuan


      Creo que es un fic un poco raro, de todas las historias que he leido, esta a sido la mas distinta... No habia leido algo asi y mucho menos en este foro xD
      Dale tu toque, y lograras mucho!... Espero que continues ^^
      [ :: Levels are just numbers. In this world, strength is just an Illusion :: ]
      [ :: El desconocimiento de las reglas no exime de su cumplimiento :: ]

      Pokemon Y Trainer ~ FC: 4313-1330-5307.

      Comment


      • #4
        Re: Hunter Heart - Capitulo 1

        [align=justify:3or76k5t]OK OK OK O (calificación increíblemente alta para un fic de un solo capitulo, recién comenzado y que es la primera vez que leo) :awesome:


        Vaya, debo decir que ciertamente me encantó todo, desde el titulo, la narrativa, la casi total falta de errores ortográficos, el desarrollo de la trama, la trama, el uso de palabras poco comunes y de orden ciertamente elegante... eh de felicitarte Novelista, espero que hagas honor a tu nombre y continúes esta historia con el gran nivel de escritora que tienes (o al menos creo que tienes) un consejo, intenta usar menos puntos y más comas, eso mejoraría la fluidez del fic, sin embargo en tan solo un primer capítulo pareces una escritora veterana de este foro :D: lo dijo en el buen sentido, o sea en el sentido de que a tuvieras experiencia escribiendo, no de que seas "vieja" (algunas mujeres lo confunden :D: pero supongo que tú serás la excepción) aunque he de señalar que alguien con un manejo tan bueno de las letras no se ha de sentir ofendida por eso, bueno, volviendo al tema familiar, las palabras poco comunes que usas vienen perfectas para acompañar tu narrativa y la forma de descripción con un toque de "suspenso" y dramatismo lo hacen una obra única en este foro, estoy seguro de que si continuas bien podrías incluso llegar a ser "FDM" :D:

        Antes de irme una sugerencia, recuerda dejar un espacio entre cada párrafo, eso evita cualquier confusión a la hora de leer y agiliza un poco la lectura, al evitar que el se lector se pueda "perder", sin mencionar que se ve más espaciado, menos amontonado y por tanto más bonito. :D:

        Por favor, has caso a cualquier corrección ortográfica que te hagan, yo no las hago porque si alguien ya la corrigió no le veo el caso a volver a a hacerlo ¿o sí? Pero si corriges esos aspectos los lectores que lean en un futuro ya no se encontrarán con queja alguna que poner. :D:

        Un otro consejo nop indispensable, justifica la alineación del texto, eso mejorará considerablemente la vistosidad y la presentación. :D:

        No le hagas caso a los comentarios negativos de Renelzio, tu historia es original, pero intenta que no llegue a volverse predecible, así podrás darle un buen "ja, te equivocaste, en tu cara" :D: , y hacerlo sentir mal por su conspiración contra Cygnus-sama e intentar derrocarlo :disgustado: malo Renelzio :disgustado:

        Por favor continua este fic, eh visto ideas muy buena perderse al primer o segundo capítulo, confío en que con este será diferente :D: (o sería desperdiciar el talento de una buena escritora novata )

        Bueno, de momento sólo queda celebrar el comienzo de un buen fic, así que... FIESTA FIESTA!!!!! :banana:

        PD: No creo que seas tímida, hablas demasiado bien (o mejor dicho, te expresas demasiado bien) como para serlo realmente :D:
        PD2: Esto explica porque el otro día Renelzio me preguntó si se decía "cabello" aún para hablar de muchos :D:[/align:3or76k5t]


        Arigatou, Dren-senpai =3

        Comment


        • #5
          Re: Hunter Heart - Capitulo 1

          Novelista, aquí estoy para comentar tu fic tal como te lo prometí.
          Es algo inusual, porque créeme, no es común que me tome el tiempo de leer los fics, y ciertamente éste me ha llamado la atención de una forma especial.
          Creo que sé detectar muy bien cuando un fic tiene calidad literaria, y no creo equivocarme al juzgar "Hunter Heart" como uno de estos. Tienes un excelente desarrollo en las palabras, manejas muy bien las descripciones, juegas de forma correcta con la retórica cuando es su momento, no haces que el lector se pierda y, por consecuencia, se enfade de la lectura (de hecho, a mí me atrapaste cuando lo leí), defines muy bien la caracterización de cada personaje, y utilizas técnicas literarias bien homogeneizadas con el relato.
          Sólo sigue las sugerencias que ya se te hicieron: cuida el aspecto de la ortografía, separa los diálogos (y ten cuidado con el uso de los guiones) para evitar cualquier tipo de confusiones.
          No me queda más que felicitarte por ahora, y pedirte que no abandones el fic. Tómate tu tiempo de escribir si lo vas a hacer con calidad como lo hiciste con éste. Continúa así, te deseo mucho éxito.

          Saludos.


          Spoiler: 

          Comment


          • #6
            Hunter Heart - Capitulo 2

            Agradezco profundamente los comentarios que me dieron y espero seguir bien con esta historia. Para Centaur y ReNeLzIo prometo cuidar más mi ortografía. Y respecto a Raul44 he tratado de espaciar bien los párrafos y a Cygnus gracias por el apoyo. Trataré de que para la semana que viene, si puedo publicar otra vez en la noche del lunes, tenerles algo de material visual. Recuerden que estoy en plena semana de exámenes por lo que si me demoro o algo ya saben :D:

            Espero que lo disfruten.
            [spoiler:3cw7g1eo]
            Capitulo #2
            ¡Una Chica!
            [align=justify:3cw7g1eo]El bosque despertaba con el nuevo amanecer. No eran tan buenas noticias, pues Jake seguía en la cama, disfrutando plenamente de sus sueños. Pero no podía evitarlo, su habitación era tan placentera.

            Esa privacidad le daba plena calma y la vista del segundo piso de su casa era divina. Sólo unas arboledas bajas alrededor y el resto era el pueblo, el lago y las montañas. Jamás lo afirmaría pero disfrutaba tanto de las alturas como él.

            ¡¡¡Fiut!!! Una flecha quedó clavada en el marco de la ventana. Al sentir la flecha venir, el pobre saltó de la cama cayendo de lleno sobre el suelo de madera. ¡Qué mal despertar! Se paró conteniendo el enojo con mucha paciencia, para luego ordenar calmado la piel que usaba de sábana.

            Recogió la flecha de la ventana y perezoso leyó el mensaje de su padre, que estaba atado a ella. –“No llegues tarde”–. ¡¡Pero si bien pudo despertarlo antes de irse!! Bueno ya no tenía tiempo de pensar en ello. Estaba muy retrasado.

            Se cambió el pijama inmediatamente, para luego rebuscar en la habitación su bolsa y finalmente lavarse la cara. Era como su rutina, pero acelerada por el retraso. Ni siquiera se miró al espejo, tampoco se peinó, bastaba con mojar su cabello y esperar que se secara antes de llegar a la escuela.

            Bajó apresurado las escaleras, al punto que casi se cae. ‘Qué bueno es tener equilibrio’ pensó al llegar a la cocina. Tomó unas tiras de la carne seca que su padre vendía. Se estaban ahumando desde hace unas pocas horas, pero Jake lo prefería así. Terminó de acomodarse las botas y la chaqueta.

            – ¡Auch!–.

            Allí recordó su herida y pensativo recorrió la sala tratando de hallar el pequeño botiquín. Seguro su padre lo había dejado por ahí la noche anterior.

            Lo encontró cerca del sofá donde, acurrucado entre pieles y almohadones, dormía él. Tan quedo e indiferente de los problemas a su alrededor. Se sintió tentado a dejarlo encerrado, pero no sería justo en especial para quién se guía del trato recíproco.

            Arrodillado frente al sofá sacó el botiquín y lo abrió para cerciorarse de que tenía las vendas. Entonces, justo al lado de lo que necesitaba, encontró una nota escrita por él, que decía: – ¡Confía en mí!–.

            Eso dejó a Jake de piedra. Le había dado en el blanco, había tocado su corazón, como pensar en dejarlo encerrado, nada más, tal si fuese un objeto o una bestia. A pesar de que la segunda opción fue bastante acertada, Jake cerró la puerta dejando la llave en el comedor.[/align:3cw7g1eo]
            ***

            [align=justify:3cw7g1eo]Se apresuró a dejar su casa y el frondoso bosque atrás, saltando por las ramas más bajas con una destreza envidiable. Cerca de la escuela empezó a correr por el camino. Sus compañeros tenían sus razones para llamarlo “Geko”, era muy bueno para trepar árboles, nada más le aterraba pensar en no tener vértigo.

            Llegó a la escuela muy pronto y sólo había perdido la primera hora de clases. Estaba jadeante, sentado cerca de la puerta del aula. Esperaba que la profesora le indicase entrar. Mientras abrió su botiquín y empezó a cambiarse las vendas. Suavemente retiró de su tobillo derecho aquellas apretadas gasas. No le sorprendió lo ajustado que estaba, él era mejor para esas cosas que Jake.

            Pudo ver como la hinchazón había bajado. Rápidamente se frotó la adolorida articulación con uno de los bálsamos curativos, que rondaban en el botiquín desde hace años. Al final apretó las vendas, para evitar que sus compañeros las notaran. Por fin pudo escuchar los pasos de la profesora acercándose, así que se apresuró a ponerse las botas y esconder el botiquín.

            Su consejera abrió la puerta con lentitud indicándole que entrara, al parecer seguía perturbada. Jake lo notó al instante y bajó la mirada apenado. Sintiéndose el origen de aquellos desasosiegos tomó asiento cerca de la ventana, al fondo del salón.

            – ¿Pero Jake qué te pasó? –preguntó Amanda, quién se sentaba frente suyo.

            – ¡¿Ahh…?! –exclamó Jake adormecido, tanta actividad le hizo olvidar lo poco que durmió aquella noche. – ¿A que te refieres?–.

            – ¡A tu cabello! –dijo Marianne, que estaba al lado de Amanda, con su ansioso tono de voz.

            Esto tomó a Jake desprevenido, luego comprendió a que se referían las chicas. Había olvidado por completo el sobrenatural brillo azul marino tan común en los varones de la familia Hunter. Algunos salvajes mechones que caían sobre su rostro lo confirmaron.

            Su cabello irradiaba aquel color, extinto de todas las razas menos la suya. Era normal que se alarmaran, nadie le había visto después de lavarse, ni a su padre sin el típico sombrero de cazador.

            Jake se alarmó de sobremanera ya que al tratar de ver su reflejo en la ventana le pareció verlo a él, mirándole frente a frente. Instintivamente trató de retroceder, con todo y silla calló sin remedio, respiraba entrecortado. Velozmente llevó sus manos a la cabeza y empezó a pasar los dedos entre el cabello, no sólo para tratar de secarlo sino para sentir lo corto que estaba.

            – ¡No! ¡No! ¡Mejor déjalo así! –escuchó el joven desde el frente –. A ti y tú padre les queda bien ese color –. Era Elena, quién le detenía las manos, para evitar que le devolviera el deslucido negro a su cabellera mientras trataba de levantarlo. Ese gesto le dejó en shock, no sabía como reaccionar.

            Elena se sentaba en los primeros asientos del aula y en ese instante había atravesado el salón ante la fascinada mirada de sus compañeros. La profesora se percató del pequeño escándalo.

            Prestamente dictó orden y envió a Elena, Jake, Amanda y Marianne a las esquinas de las hileras de sillas. Así permanecieron el resto de las clases, sin poder hablarse tampoco en el receso. La consejera creyó hacer un gran bien. Por ningún motivo dejaría solo a Alexander en lo que consideraba el mayor reto de su vida, no si ella podía instruir a su hijo en la escuela.[/align:3cw7g1eo]
            ***

            [align=justify:3cw7g1eo]Otra tarde magistral pasaba ligera en aquel valle. Los alumnos abandonaban la escuela más emocionados de lo normal. Viernes, la semana había llegado a su final.

            Una asceta sombra se dibujaba al pie de los columpios. Jake se mecía lentamente, algo confundido aún, esperando que Elena terminara de hablar con la profesora.

            La niña siempre charlaba con ella pues le parecía una mujer muy solitaria. En especial ahora que tenía problemas con Jake. Elena trató de explicarle que, desde su punto de vista, el niño era un héroe. Más la consejera no podía ignorar las consecuencias.

            Luego de un rato la niña partió hacia el camino de grava. Antes siquiera tocara las piedrecillas, Jake ya la había alcanzado.

            –Hola –dijo el niño tratando de ser amable.

            Elena se puso nerviosa, pero de inmediato sonrió coquetamente al ver que su cabello seguía igual.

            – ¿Te acompaño? – preguntó señalando tímidamente al camino.

            – ¡Claro! Por favor – respondió la niña con mucha elegancia.

            Después de todo, aquella dama en proceso varias veces había sido invitada por noblezas extranjeras, acogida en mansiones y palacios esplendidos, gracias a su diligente padre.

            –Puedo saber ¿Cómo sabías que mi padre tiene el cabello así? –se atrevió a decir Jake luego de caminar un rato en medio de un silencio lastimoso.

            – ¿Tu también debes saber que mi padre es comerciante, no? Pues una tarde que tu padre fue a entregar unas pieles para mis hermanas lo invitamos a merendar algo, se veía muy cansado. Entonces se quitó el sombrero y pudimos ver su cabello. ¿Es cierto que es un rasgo genético de los Hunter? –.

            –Si, pero al parecer sólo de los varones –.

            El camino a la casa de Elena interceptaba la ruta de Jake, adentrándose un poco en el bosque. Ella era una chica valerosa y no creía las historias acerca de ese lugar. Más Jake estaba seguro de lo que representaba el bosque. Charlaron mucho rato, fue realmente agradable. Al niño le pareció bien el carácter de su nueva amiga, era elegante y educada al tiempo en que era gallarda y decidida.

            Me temo que pronto llegaron al cruce que dividía el camino. Un sendero se adentraba en el bosque y daba con la casa de Jake. El otro era un atajo para llegar a la parte norte del pueblo, donde estaba la mansión del padre de la niña. Solo Elena usaba ese camino, el resto de los habitantes del valle temían pasar por el. Jake se despidió de la niña, animado por haber sostenido una conversación por tanto tiempo.

            – ¡Por poco lo olvido! El padre de Susy, el hotelero, nos invitó a cenar en su casa mañana –exclamó Elena sintiéndose una torpe.

            –No quiero sonar como un tonto pero ¿Dónde vive Susy? –preguntó el niño algo nervioso.

            La brisa empezó a soplar suave entre los árboles y el sonido de las hojas cayendo llegó a oídos de Jake. No recordaba que estaba en el bosque, hasta que ese suave murmullo de ramas dejando sus vestiduras atrás se lo recordó. Justo en ese momento percibió el cambiar del viento a sus espaldas.

            –Bueno si quieres puedo esperarte en este lugar mañana por la tarde, antes de que oscurezca, y nos vamos juntos –dijo Elena sacando al Jake de su pequeño trance sensorial.

            – ¡Claro! Si no es molestia… disculpa debo llegar a mi casa temprano –respondió el niño mientras se apresuraba a seguir el sendero. Escuchó como Elena se despedía en voz alta, pero tenía algo más importante en que pensar.

            Una vez lejos del camino empezó a saltar entre los árboles como toda la vida había hecho. Entonces lo encontró.

            –Espérame por favor –dijo Jake mientras lo seguía como una sombra entre el follaje, en dirección a su casa.

            – ¡Pero qué cruel eres! ¡Yo también quería hablar con ella! ¡Una chica!– dijo la familiar voz muy resentida, hasta sonaba infantil, luego envuelta en cólera prosiguió – ¡Y tú tenías que huir de ella como un cobarde! –.

            En eso la figura quedó ligeramente enredada en unas ramas. Allí lo alcanzó. –Definitivamente soy mejor para trepar árboles, ¿no lo crees? –dijo el niño en tono burlón al verlo a él encarcelado por el bosque. Esto no le causo gracia a él, en sus palabras: – ¡No interesa! ¡Ayúdame! –.

            Jake se quedó pensativo, ¿estaba bien discutir de eso aún estando cerca del pueblo? Él se desesperó y terminó soltándose solo, a pesar de desgarrar en eso su gabardina.

            Jake despertó de su letargo al ver esa hermosa y salvaje mirada que le espetaron en ese momento. Una mezcla de espíritu y algo de frustración, en esos ojos negros como la noche y brillantes como lucero.

            En ese instante sintió que lo empujaban por los pies. De un momento a otro era Jake quien se encontraba encarcelado entre ramas y hojas secas. Algo adolorido examinó su tobillo izquierdo.

            Vio el rastro de unas pequeñas escamas semi-incrustadas en su piel. Para su suerte él conocía a la perfección la herida de su otro tobillo, evitándola a toda costa, sin importarle sus propios caprichos.

            –¡¡¡Me las vas a pagar!!!– gritó al percatarse de que lo abandonaban técnicamente.

            Lo que más enfurecía a Jake era que él tenía razón. Pensó que si hubiera estado en el lugar de él, seguro que también quisiera conocer a Elena. Pero ahora estaba trabado en un árbol, colgando a varios metros del suelo y con la noche persiguiéndole.

            No tuvo opción. Tomó aire, se relajó y suavemente dejó sus instintos correr, fluir con la sangre de sus venas. Luego agarró un par de ramas gruesas y poco a poco las destrozó con sus manos.

            Rápidamente saltó a un árbol cercano para evitar caer con el resto de su prisión. Antes de lo que imaginan ya estaba en su casa, ignorando otra vez sus instintos.

            Había caído la noche. Lo primero que percibió fue la ley del hielo que recorría su casa. No hizo caso a la infantil medida, a pesar de que se moría de ganas de que hablaran.

            Deseaba su consejo, era la primera vez que lo invitaban a una cena, no quería parecer tosco, pero no tenía nada explícitamente elegante que usar. Rayos, estaba pensando como una chica.

            Trató de borrar esas ideas de su cabeza, pero le fue imposible. Solo le quedó buscar todo lo relativamente elegante que poseyera, al final decidió ponerse lo más cómodo que encontrara.

            Meditabundo recorrió cada rincón de su cuarto en silencio, aguzando el oído, esperando escuchar aquellos delirantes y taciturnos silbidos que le dirían si él dormía o no.

            En cuanto los percibió se precipitó hacia la cocina e ignorando de lleno cualquier contratiempo volvió a su cuarto con cena en mano. Ni siquiera notó que volvía a sangrar.

            Se acostó pensando en él, tal vez no debería ser tan egoísta, guardar el derecho de una amistad para el solo; pero no, su secreto estaría en riesgo y eso era lo único que le daba paz.[/align:3cw7g1eo][/spoiler:3cw7g1eo]

            P.D. Traté de dejarlo obvio pero igual... "Él" es alguien distinto, por favor cualquier confusión me avisan.

            Fanfictions: 

            Comment


            • #7
              Re: Hunter Heart - Capitulo 2

              Eso dejó a Jake de piedra. Le había dado en el blanco, había tocado su corazón, como pensar en dejarlo encerrado, nada más, tal si fuese un objeto o una bestia. A pesar de que la segunda opción fue bastante acertada, Jake cerró la puerta dejando la llave en el comedor
              Es cómo.
              ¿A que te refieres?–.
              Es qué.
              Jake se alarmó de sobremanera ya que al tratar de ver su reflejo en la ventana le pareció verlo a él, mirándole frente a frente. Instintivamente trató de retroceder, con todo y silla calló sin remedio, respiraba entrecortado. Velozmente llevó sus manos a la cabeza y empezó a pasar los dedos entre el cabello, no sólo para tratar de secarlo sino para sentir lo corto que estaba.
              Es cayó de caer, no calló, de callar.
              – ¿Tu también debes saber que mi padre es comerciante, no? Pues una tarde que tu padre fue a entregar unas pieles para mis hermanas lo invitamos a merendar algo, se veía muy cansado. Entonces se quitó el sombrero y pudimos ver su cabello. ¿Es cierto que es un rasgo genético de los Hunter? –.
              Creo que es Tú.
              Solo Elena usaba ese camino, el resto de los habitantes del valle temían pasar por el. Jake se despidió de la niña, animado por haber sostenido una conversación por tanto tiempo.
              Es sólo.
              Trató de borrar esas ideas de su cabeza, pero le fue imposible. Solo le quedó buscar todo lo relativamente elegante que poseyera, al final decidió ponerse lo más cómodo que encontrara.
              No estoy seguro si conozcas las reglas ortográficas que se aplican en los errores anteriores, pero preferí no darte detalles, si las desconoces, pregunta por MP o por msn.

              Me parece que exageraste al separar, normalmente se usa punto para separar un cambio brusco de escenario o de acción, en algunas seguía narrando el modo en que realizó la acción o las consecuencias. Aunque a mí, en lo personal me sea más cómodo leer varios párrafos pequeños que uno grande, a veces me pierdo entre renglón y renglón, pero se ve mal tanto párrafo pequeño.

              Debo decir que sí, sinceramente me confundió un poco el uso de "Él", pero nada que una segunda leída no resuelva.

              Ahora, respecto a la historia... No me esperaba tal rasgo físico, ahora Susy la niña que salvó le invitaba una fiesta, vaya.¿"Él" es alguna criatura de la que debe cuidar? Me gusta bastante tu fic, espero el siguiente capítulo.

              Comment


              • #8
                Re: Hunter Heart - Capitulo 2

                Woa! ¿No que cada 15 días ibas a postear? xD
                Bueno, para mí mejor. Aquí estamos comentando el capítulo...
                Amm... primero que nada, te recomiendo que respondas a los comentarios que te dejan. Eso es porque muchos users se sienten un poco ofendidos si no les das una respuesta a lo que te dejan (yo no, porque ya estuvimos hablando, pero otros users quizá sí). Podrías fijarte lo que hacen los autores de otros fics, que dejan todas las respuestas en un spoiler independiente al del capítulo...
                Pero como quieras, eso es sólo para mantener el número de lectores.
                Ahora sí, vamos por el capítulo... Yo acostumbro ir comentando gradualmente conforme leo xD

                Hmm... primeramente, creo que aún no especificas quién es "Él", ¿o sí? Pregunto para no desorientarme con la lectura o por si me perdí de algo en el capítulo anterior.
                Parece que el padre de este chico es un poco especial, hmmm... ¿para qué lanzarle una flecha si pudo despertarlo antes? Jajaja, bueno, ya veremos xD
                xDD A veces me pierdo un poquito cuando utilizas lo de "él". Digo, trato de imaginarme de quién se trata, pero no puedo. No es que la historia esté confusa, sólo un poco misteriosa, supongo que tendré que esperar para más adelante y que se vayan desarrollando las cosas ocultas.
                En fin, como te digo, hay veces en las que no es muy adecuado utilizar "él", como en esto que escribiste:

                "No le sorprendió lo ajustado que estaba, él era mejor para esas cosas que Jake."

                Al menos, colócale una mayúscula a "Él".

                "Sintiéndose el origen de aquellos desasosiegos tomó asiento cerca de la ventana, al fondo del salón."

                Justo en el lugar en donde yo me siento xD

                Wow, ¿cabello azul? Eso sí es algo muy singular, pero... ¿cómo es que nadie se había dado cuenta de eso? Digo, ¿a poco llevaba todo el tiempo la cabeza cubierta? ¿O siempre llevaba mugroso el cabello? xDD
                Pero en fin, qué rasgo tan único llevar el cabello azul... se vería muy moderno xDD
                Esta Elena se ve como una chica muy linda... y aparte agradable con Jake. Aparentemente todos se llevan mal con el chico, por causas que aún no están muy bien reveladas, pero al menos tranquiliza bastante ver que Elena sí le presta atención.
                Lo de los guiones sigue patente, Novelista, fíjate, cuando terminas un diálogo no es necesario colocar un "guión de cierre" como lo haces en varias ocasiones:

                "–Si, pero al parecer sólo de los varones –."

                Lo cual haces constantemente. Es sólo cuestión de poner punto final después de "varones" y ya xD

                "Me temo que pronto llegaron al cruce que dividía el camino. "

                ¿Y esto? No sé, parece como si narraras de pronto en primera persona, o como si el narrador (narradora, mejor dicho) expresara su opinión al respecto. O tal vez te equivocaste xD

                Luego estuvo un poquito confuso con lo de Jake y el otro, que aún no dices su nombre... no sé, de pronto me confundí algo... y eso que leí el párrafo varias veces. Al final lo entendí, pero igual creo que no queda muy claro. Demasiado misterio siempre termina por confundir, Novelista, creo que deberías irlo graduando poco a poco.
                Hmm... ahora me pregunto qué hará con respecto a la invitación que le hizo Susy... ¿invitación a cenar? Puede sonar anticuado, pero igual es bonito. Espero que se le ocurran ideas para que diga cosas apropiadas xD

                En fin, ya ves, ahí está el comentario... Perdón, siento que te puse demasiadas críticas; en sí, te darás cuenta que mucho es de ortografía... pero eso no influye en la calidad que pueda tener tu fic. La ortografía es algo secundario para un escritor, total, te pueden ayudar con eso. Sólo toma en cuenta bajarle un poco al misterio, o explicarte más a la hora de escribir situaciones extrañas en donde no quieres revelar más datos.
                Felicidades, Novelista, sabes que me gusta mucho tu fic y como escribes. Nos vemos pronto!!

                Saludos.


                Spoiler: 

                Comment


                • #9
                  Re: Hunter Heart - Capitulo 2

                  [align=justify:3fs4e3vt]¡Hola! :D: Comentando la nueva entrega, antes que todo, la calificación: OK OK OK Osea que fue un buen capitulo, pero (en mi opinión) no tan bueno como el anterior (el primero) debería ser al contrario, mejorar con cada capitulo, siempre recuerdalo.

                  No te preciones por la linea de tiempo, no tengo problema por esperar por un capitulo, simpre que sea un buen capitulo :D: creo que los lectores estamos dispuestos a esperar, siempre que hagas tu mejor esfuerzo en cada capitulo, además tú siempre debes intentar darle a tu publico lo mejor de tí. Yo tambien estoy en semana de examenes... de hecho hasta la otra semana duran así que entiendo la falta de tiempo, pero recuerda nunca presionarte demasiado.

                  No tienes grandes errores, ni tampoco muchos, pero aún no conoces muchas reglas importantes y basicas, aqui las describo:

                  [spoiler:3fs4e3vt]Calló = Callar Cayó = Caer Es muy comun confundirse con estas, no es gran diferencia a la hora de escribir, pero si en el significado.

                  Tu, Tú. Aqui la diferencia radica en que "Tu" se utiliza para expresar poseción (Ejemplo: Tu libreta) mientras que Tú es un pronombre personal (Ejemplo: No eres Tú, soy Yo)

                  Y otro error, me parecio ver una parte en que escribiste: "dijo Elena sacando al Jake de su pequeño trance sensorial." Aqui lo correcto sería "dijo Elena sacando a Jake de su pequeño trance sensorial" Como que escribi mucho por un error muy pequeño ¿no? bueno, la cuestión es que al hablar de personas no es correcto decir "al", sino solamente "a".[/spoiler:3fs4e3vt]

                  Me gustó más tu forma de expresarte en el primer capitulo, se daba mejor con el formato que llevabas, y además en este capitulo en ciertas partes el (o la) narrador(a) hablaba dando su opinión, como si fuera en ese momento espectador de la situación y lo estuviera platicando, y en otras ocasiones conservaste el estilo del otro capitulo, narrar neutral, deberias definir mejor ese aspecto.

                  Algo que me encantó fue que manejas muy bien el misterio, narras con mucha naturalidad situaciones que quedan implicitas en tu misteriosa narración sin detenerte por el hecho de que no sepamos de que (quien) hablas, y creo que ese es el punto del suspenso.

                  Lo de "Él" es más que obvio que lo utilizas para señalar a alguien cuyo nombre no quieres revelar, quien no se de cuenta de eso... pues mejor me callo.

                  Lo de los parrafos, a veces separas de más, algunas ideas que deberias separa por comas las separas por puntos, y me parece que usaste demasiados parrafos, eso la sensación de que quisieras "alargar tu fic" así que tambien cuida eso.

                  Aún seguire este fic, eres buena escritora, así que tu historia tiene futuro, si cuidas más esos detalles puede mejorar aún más.

                  Me despido por ahora, hasta la proxima aventura :D:


                  PD: Me gustó lo del cabello azul :D:
                  [/align:3fs4e3vt]


                  Arigatou, Dren-senpai =3

                  Comment


                  • #10
                    Hunter Heart - Capitulo 3

                    Hola de nuevo. Me hubiera encantado llegar antes, pero he tenido que valerme de todo para estar hoy aquí. Causas del "retraso": Los Exámenes Bimestrales XD. Para quienes les interesa me fue muy bien, menos mates, pero viéndolo del lado positivo siempre ha sido la piedra de mi camino. Aclaración, en Panamá los exámenes se realizan cada dos meses, menos en la universidad.

                    Antes del capitulo, los comentarios:

                    [spoiler:34bybmxt][align=justify:34bybmxt]Renelzio: Conozco la mayoría de las reglas, lo que pasa es que al escribir rápido hay veces que se me olvidan, igual que como lo has notado me como las letras XD. En fin trataré de mejorar, tomar en cuenta las faltas que me marques y aprender de mis errores. Gracias por decirme los errores. Respecto a las separaciones no lo noté hasta que me lo dijisteis XD.

                    Cygnus: En este capitulo me he cuidado mejor respeto al “Él” como ente aparte, para evitar confusiones. En lo del misterio lo puedo bajar en el capitulo pero créeme que después de este el misterio vendrá sólo, o sea sin mi ayuda XD.

                    Raul44: Espero que te halla ido tan bien en tus exámenes como a mi XD. En fin me disculpo si algún segmento de lo que escribo se escapa a mi revisión, debo aceptar que de tanto leerlo las cosas se terminan de unir en mi cabeza aun cuando en la computadora no lo hagan.[/align:34bybmxt][/spoiler:34bybmxt]

                    Bien, aquí esta mi tercer capitulo de Hunter Heart.
                    [spoiler:34bybmxt]
                    Capitulo #3
                    La mitad de una mentira
                    ¡No es la verdad!

                    [align=justify:34bybmxt]Las hojas secas dejaban atrás los árboles, la estación se hacía notar cada día más. El espectro otoñal se apoderaba inclemente del plácido bosque. Una brisa fresca recorría todo el valle. Incluso en la morada del cazador, aunque unas cálidas brasas siempre estaban ahumando carnes. En su segundo piso, el frescor era constante, al igual que el desorden. Varias ropas se encontraban esparcidas por la habitación. Una esbelta figura, alta para su edad, estaba mirándose al espejo. Respiraba hondo y pausado, mientras admiraba su gentil talle.

                    –Estarás bien –dijo una voz tranquilizadora, en realidad serena, luego prosiguió –Que yo sepa, las chicas no cazan niños… excepto las asesinas… pero es muy joven, no debes preocuparte.

                    Podría ser un cazador, acostumbrado a sobrepasar las adversidades terrenales y enfrentarse a las bestias más feroces, pero aún así ya había estado en cortes extranjeras y sabía bastante de la etiqueta. Constantemente el niño se acomodaba la blanca camisa, manga larga y de elaborada costura. Le perteneció a su padre, para el tiempo en que intentó ser nigromante, era parte del uniforme tradicional. Pero Jake no estaba acostumbrado a las mangas largas, por cómodas que fueran para esa temporada. Traía también un chaleco negro, semiformal, y un pantalón galante, negro igual. Más lo que le daba el toque era la hermosa boina blanca, de piel de armiño, que su padre le regaló para Navidad. El aterciopelado sombrerillo contrastaba perfecto con su cabello, y el dichoso brillo azul marino.

                    No estaba seguro de dejarlo como estaba, pero el mero recuerdo de los halagos de aquella dulce damita le hacía olvidar la idea. Quiso consultarlo con su padre, aun cuando sabía cómo le respondería. Pensándolo repasó lo que le había enseñado. La mirada en alto, sin prepotencia ni soberbia, estar relajado, tranquilo y sin preocupación alguna. Inspirando seguridad y entereza seguro dejaría una gran impresión en quien le viera. Feliz por si mismo y lo que estaba por lograr dirigió una mirada alegre en dirección a dónde estaba su padre, sólo para percatarse de cómo estaba en la ventana con el arco tensado mientras apuntaba. No le sorprendió verlo en esa pose, al final de cuentas era un cazador nato, pero no soportó que en su momento de gloria su padre no pudiera apreciarlo.

                    Era parte de su mente, entrañablemente sencilla, rondando apenas los lindares de la naturaleza humana. Aquellas banalidades que disfrutaba su hijo eran inconcebibles para el curioso estado del cazador. Al igual que “Él”: no puede reaccionar a lo superficial.

                    – ¡Papá!

                    – ¡Oh…! Creí que estabas listo, lo siento –exclamó, sin expresión alguna, al notar que se había distraído.
                    Aun siendo incapaz de comprender al niño, daba el todo de si para hacerle sentir tranquilo. Conocía sus preocupaciones, delirios y más que nada lo fácil que perdía la calma.

                    –Ya… no te esfuerces… se que no puedes comprenderlo… –se lamentó el niño apenado con su padre. Podía contar con él para cualquier cosa, menos lo superficial. ‘¿Qué más se puede esperar de la mente de un iluminado?’ Meditó silencioso, entre desencanto y humanidad. Entonces pudo sentir su abrazo, sincero como ninguno. En efecto lo único ante lo que podía responder el cazador era la preocupación de Jake y su miedo al mundo.

                    –Vamos pequeño ¡eres un Hunter! ¡No hay nada capaz de detenerte! –rió tranquilo mientras le acomodaba la camisa, soltándola, dejándolo libre de tanta ceremonia.

                    –Él puede… –dijo en voz baja, depresiva. No habían hablado desde el día anterior sin embargo no podía sacarlo de su mente ni distrayéndose con su compromiso.

                    –Lo dices como si fuera posible que dejaran de hablarse o pensarse por más de 24 horas –le animó su padre –Sólo espera a que se cumpla el día ¡y ya verás cómo se arregla todo!



                    [hr:34bybmxt][/hr:34bybmxt]


                    Aquel camino, pregonero de desgracias y desdenes, fue ignorado como muchas veces atrás. Último testigo del inicio, y quizás el primero del final, permanecía incomprensible ante las mentes humanas. Delicados zapatos de charol rojo pisoteaban la grava inerte mientras una larguísima sombra se proyectaba a la lejanía. Juguetona e indomable dibujaba los andares de un elaborado vestido de seda, tan costoso como divino. Ya había llegado ante la niña esa brisa hechizada que cual viajera errante recorría los rincones de aquel valle, sin saber de dónde viene ni adonde va.

                    Y ahí estaba, con su mirada suave y perpetua sobre el camino, esperando que una anhelada figura se dibujara sobre su sombra. Esperaba, con una paciencia fría que en sus ancestros, antaño, hizo temblar los espíritus de mil hombres. Ella lo ignoraba. Permanecía quieta y pensativa, sin la mínima reminiscencia de lo que su figura entrañaba.
                    Llevaba así unos minutos aunque para ella en su misticismo no habían pasado segundos. El delicioso murmullo de las hojas en el viento la hizo reaccionar. ‘¿Por qué se tardará tanto?’ pensó la jovencita recordando la rápida despedida de Jake el día anterior.

                    En definitiva ese niñito era una persona rara. Tal vez más complicada y preocupada de lo normal, pero al final de cuentas: raro. Con su cabeza rondando en todas las posibilidades recordó cómo había conocido a tan curioso niño.

                    << Era una mañana alegre, un día de fiesta muy esperado. Los estudiantes jugueteaban por todo el patio de la escuela, compartiendo bromas y risas con sus profesores, fingiendo que ellos daban las clases mientras los adultos tenían que hacer las tareas. Sin embargo, con todo y fiesta, había un niño en su salón de clase. Llevaba todo el día sentado allí en una soledad incomprensible. Nadie lo notaba, nadie lo veía, parecía estar por estar. Y en la impavidez de la escuela, nada cambiaba. Excepto aquel festivo día, donde una merienda fugitiva había quedado medio olvidada en el salón. El niño la notó de a milagro pues ese día se sentía más aletargado que en los demás.

                    Acababa de pensar en que alguien hambriento la buscaría, cuando una niña abrió la puerta del salón. Su carita era blanca, tierna, sus ojos de un divino color miel y sus labios rosados. Tenía una camisa blanca, con botones dorados, junto a una falda amarilla y panty medias con zapatos negros. Su cabello era castaño claro y lacio, atado en dos coletas con moños amarillos diminutos. De inmediato sus miradas se cruzaron, era la primera en notarlo realmente. El niño era alto para su edad, tenía los ojos negros y brillantes pero con el cabello igual de negro pero deslucido. Su rostro era delicado y su piel clara. Traía una camisa celeste manga corta y un pantalón pescador de color beige.

                    –Están por iniciar las vacaciones y siempre se hace fiesta para toda la escuela, ¿Nadie te lo dijo? –exclamó la pequeña luego de dar un par de pasos hacia el niño.
                    –No tengo ganas de salir –respondió el niño quitándole la mirada apenado.
                    – ¡Ahh! ¿En serio? ¿Aunque te pierdas de todo?
                    –Si, no tengo problema.
                    –Pero sabes podemos salir a jugar este verano.
                    –No lo creo… saldré de viaje…
                    –Pues deberías despedirte de todos ¿Igual no saldrás?
                    –Ya no importa.
                    – ¿Por qué lo dices?
                    –La consejera viene por mi –exclamó el joven, segundos antes de que la perilla de la puerta se moviera.

                    Sin mucha sorpresa apareció la consejera, con una sonrisa y un suave sonrojo, para indicarle que su padre había venido por él. A la señorita Elizabeth le pareció extraño encontrar a tan alegre niña en el salón y en pleno día de fiesta, cuando todos se dedicaban a disfrutar. Con un suspiro suave se levantó de su asiento. Caminando hacia la maestra pasó cerca de la niña. Agachó su cabeza respetuosamente mientras exclamaba: –Gracias por hablarme…
                    –El gusto fue mío y me llamó Elena Paris.
                    – ¡Ohh! Si, yo soy Jake Hunter…
                    Todo concluyó en ese momento, donde un apretón de manos le concedió un alfil para esa reina y una esperanza para ese cazador >>

                    Aquel recuerdo hizo estremecer a Elena, sacándole el valor y el atrevimiento desde su interior. Hacía dos años que se habían conocido y aun no lograba que él hiciera las cosas como debería. Para ella, criada de igual o mejor manera que cualquiera damita de sangre azul, llegar tarde a una ceremonia por culpa de otra persona incapaz de cumplir con la normalidad. ¡Imperdonable! ¡Sencilla y tácitamente imposible! Sin miramientos ni recordatorios, ni mirar su dañado reloj, se dirigió más rápida que ligera por el sendero pedregoso con una determinación aún mayor que la de su madre al cumplir su temida faena.



                    [hr:34bybmxt][/hr:34bybmxt]


                    ‘Listo’ o por lo menos así lo creía el joven cuando, tras deliberar mucho sobre su apariencia, se decidió a salir de su cuarto. Había repasado su atuendo muchas veces y estaba seguro de que nada faltaba. Caminó lento por el corredor del segundo piso, como si alguien le estuviera observando. Bajando la escalera desechó aquel absurdo presentimiento, estaba seguro en su casa y nada podría perturbarlo en esa gran noche. Ni siquiera había terminado de bajar el último escalón cuando un inusual sonido llamó terriblemente su atención.

                    Knock… Knock…

                    Meses habían pasado desde la última vez que aquel aterrador sonido lo sorprendía. Alguien tocaba la puerta de su casa. Con la mano temblorosa y los pies rígidos de tanto nervio abrió la puerta para encontrar una visión endiabladamente angelical.
                    Una niña hermosa, vestida de seda rosa y ataviada de listones rojos apareció ante Jake. Su largo cabello castaño y lacio se encrespaba de la ira, mientras sus celestiales ojos parecían dictar una condena.

                    – ¡Elena! –se alteró el niño en una mezcla de miedo y sorpresa.
                    – ¡¿Quién más va a ser?! ¡No ves que llegamos tarde! –protestó la niña, indignada por su respuesta.
                    – ¿No es a las 6:00 más o menos que empieza a oscurecer? Acaso son las 5:00 de la tarde…–respondió olvidando el problema en que se metería con ella en casa.
                    – ¡No me vengas con esos cuentos! ¡Aquí… eh dice…!– murmuró mirando su reloj de bolsillo –Que eran las 6:30… cuando se acabó su batería…

                    De un instante a otro la niña estaba colorada no de ira sino de pena, al notar que estuvo guiándose de un reloj sin pilas antes que del mismo cielo enrojecido. E incluso había llegado a reclamar el tiempo que no le pertenecía a quién estaba listo para todo.

                    –En serio… disculpa el escándalo que armé…
                    –No te preocupes ¿Por qué no mejor nos vamos ya?
                    –Y llegar mucho antes ¡No! Además es la primera vez que vengo a tu casa ¿Acaso no puedo pasar?
                    –A… Adelante –titubeó Jake aun cuando temía que pasara lo peor. Ella no debería verle, nadie debería verlo a “Él”. Se había quedado sin opciones, debía entretener a la dama y obligarla a salir antes de que Él se apareciera.

                    Elena era muy difícil de manejar. Entró a la casa con una ligereza única, sentándose en el sofá de la sala. Casi como un búho examinó la casa del piso al techo de la primera planta. No pudo evitar notar la inmensa cocina, diseñada para varias personas. El pequeño comedor con tres asientos, pues el cuarto tenía una pata rota. Aquel fogón que ardía eternamente y que por fuera cualquiera lo creería una chimenea. Las paredes alternadas en ladrillos y piedras junto al homenaje a la arquería que poseía el cazador en el muro. También la diferencia de altura entre cocina y sala, una solitaria puerta que daba al cuarto de baño y las escaleras que empezaban en parte de la cocina. Así de vigilante y observadora permaneció la niña, en espera de que le brindaran un poco de agua. Al final, cuando se cansó, le dijo a Jake.

                    Un tanto desesperado fue a la cocina por lo que Elena demandaba. Mientras, ella continuaba observando, hasta que notó una puerta que estaba tras de ella. ‘Debe ser una habitación… no más…’ pensó justo antes de que un ruidillo sordo, disperso, se percibiera en todo. En las paredes y el techo, incluso en el ambiente se escuchó aquel extraño sonido.

                    –Jake ¿Estás sólo en casa? –preguntó cuando el niño volvió.
                    –Ahh si, pero por hoy –mintió sin cautela.
                    Elena bebió todo el vaso con una paciencia que sólo ella podía tener. Al tiempo Jake se sentía incómodo, tenía que sacarla como fuera posible.
                    –Sabes ya deberíamos irnos.
                    – ¿Por qué?
                    –Es que…–dudó antes de dar su gran idea –Quiero comprarle flores a Susy, ya sabes un ramito para que se emocione.
                    Elena le sentenció con un silencio aterrador. Luego sonrió y se levantó diciendo: – ¡Qué buena idea!

                    El niño suspiró aliviado, buscando su juego de llaves en cuanto la invitada salía a la terraza de madera. Aunque era simple, su terraza, quedaba perfecta en la fachada de la casa. Tenía un par de sillas recompuestas y un viejo juego de ajedrez. Casi de inmediato estaba Jake acompañando a Elena en la terraza.

                    – ¿No vas a cerrar? –preguntó la niña al ver que dejaba la puerta abierta.
                    –Tranquila, mi papá esta a punto de salir de cacería, él la va a cerrar –dijo sin meditarlo mucho.
                    – ¡No dijisteis que estabas sólo! –exclamó Elena antes de volver a escuchar el mismo sonido de antes
                    – ¡¿Escuchaste eso?! –preguntó la niña alarmada.
                    – ¿Escuchar qué? –volvió a mentirle. Jake sabía exactamente de dónde era ese sonido.
                    – No me vengas… con… esos… cuuuuueeeentos… –resolvió Elena llena de terror mientras elevaba su mano derecha y señalaba tras de Jake. ‘No puede ser que hasta aquí llegó mi vida’ pensó el niño imaginando lo peor. Allí pudo notarlo y entenderlo bien. No era su temor lo que hacía temblar a Elena, era algo peor.

                    Ipso facto miró sobre su hombro para ver al más grande y feroz lobo que alguna vez vio en su vida. Con unas traicioneras garras y unos ojos cegados por la rabia salió corriendo hacia ellos desde el patio de la casa. Jake pudo jalar a la niña a tiempo y sacarla de la terraza antes de ser alcanzada por el lobo. El inmenso animal estaba enredado con las sillas pero nada le impidió saltar con todo hacía los niños que habían corrido para el patio. Sin pensarlo Jake se interpuso entre el lobo y Elena, aun cuando con el salto de lobo hubiera sido en vano. Pero su valentía no quedó perdida cuando la realmente temida sombra se colocó justo sobre los hombros de Jake y juntos se apoyaron para alejar al lobo en pleno brinco.

                    Inevitablemente Él y Jake cayeron sobre la pobre Elena. Esta última quedó mareada en el suelo tras golpearse levemente la cabeza. Todo fue tan rápido que no podía reaccionar. En tanto Jake volvía a estar entre la niña y el animal, que más enojado gruñía y mostraba los dientes. El lobo volvió al ataque embistiéndolo y tratando de morderlo. Forcejearon rápidamente en lo que el niño pudo empujarlo a un lado. Jake estaba fatigado mientras el lobo seguía igual de fiero. Este volvió a tomar carrera, ahora no deseaba sólo derribarle sino comérselo primero a que a cualquiera. El niño, sin embargo, sabe que no aguantará otro golpe.

                    ‘Acaso realmente se acabó…’

                    – ¡Jake! – gritó Elena desconsolada aunque frente a ella estaba el niño ileso pero sorprendido.

                    Momentos antes del posible fin, Él, aquella sombra que en el pasado temió que apareciese había golpeado al lobo. Haciendo alarde de su velocidad giraba y volaba alrededor del animal, confundiéndolo, golpeándolo de a poco hasta que no pudiera moverse. Jake pudo suspirar en cuanto notó que seguía respirando a pesar de que Elena no daba crédito a lo que sus ojos estaban viendo.

                    Una figura increíblemente humana pero escalofriantemente bestial. Era alta para la edad que suponía, con un rostro delicado y un cuerpo normalmente proporcionado, tenía ojos profundamente negros. Pero hasta allí llegaba su humanidad. Bajo una gastada gabardina se deslizaba una cola escamosa, gruesa, fuerte y equilibrada. Tenía el cabello largo, negro azulado, que tapaba perfectamente el inicio de dos inmensas alas de reptil, huesudas pero poderosas.
                    –No comprendo bien –confesó la figura en cuanto Jake levantó la mirada para verlo –Creía que el cuidadoso eras tu… hermano…[/align:34bybmxt][/spoiler:34bybmxt]

                    Espero que les agrade. Si Dios me lo permite agruparé los primeros tres capítulos corregidos y los subiré junto al cuarto, así que por favor paciencia.

                    Fanfictions: 

                    Comment


                    • #11
                      Re: Hunter Heart - Capitulo 3

                      Lo prometido es deuda, y tal como te estaba diciendo ayer, me imprimí el capítulo y me puse a leerlo más tarde.
                      Ahora que tengo algo de tiempo, voy a hacerte un comentario extenso, como te lo mereces : )
                      Del capítulo, lo primero que me llamó la atención fue el título… eso de “la mitad de una mentira no es una verdad”, me pareció bastante simpático, porque es cierto…
                      Bueno, pero ahora, haciendo memoria, debo recordar que Jake fue invitado a una cena de Susy, ¿no es así? Y que tenía cierta discusión con “él”. Si eso es así, voy a continuar leyendo.
                      Utilizas una hermosa retórica en tus escritos, es increíble En serio xD. A mí me parece como si fuera un nuevo estilo, o algo más o menos inusual por esta sección. En un párrafo no narras mucho, pero abundas en detalles exquisitos, que te hacen ver desde todas perspectivas la escena, situándola de diversos puntos de vista, me parece genial. A pesar de tantos detalles, el capítulo no aburre, al contrario, te engancha más porque todas las palabras y expresiones son muy entendibles.
                      Para entender la historia se debe prestar demasiada atención xD. No es que esté mal, al contrario, es sólo que, con los fics, no estoy muy acostumbrado a esforzarme demasiado para no perder los detalles. Muchas cosas se dejan al sentido común, se revelan sutilmente, y sólo las descubren los buenos lectores que están entrados en la narración. Te felicito en serio, porque eso refleja un gran nivel y calidad de escritura.
                      Hmmm… me suena a que tú, o alguno de tus conocidos, ha estado ya en la situación de Jake. ¿Me equivoco? De algún lado habrás aprendido todas esas reglas de modales y vestimentas antes de llegar a una cita en casa de un ricachón xD
                      De lo de “lindares”, no estoy seguro si se trate de un sustantivo también. O sea, tengo entendido que el verbo es “lindar”, pero para usarlo como sustantivo, considero mejor decir “linderos”.
                      ¡Anda! Colocaste mayúscula en “Él”, ¡genial! Así ya se prestará a muchas menos confusiones.
                      Los diálogos son muy literales, muy oscuros, muy artísticos, muy hermosos… es lo mejor que tiene tu fic xD
                      Continuaré leyendo… hmmm…
                      Woao… ¿de qué manera puedo decirte que soy tu admirador número uno? Estaba leyendo los dos párrafos que le siguen a la línea esa que pusiste después de que se termina la escena de Jake y su padre, y están increíbles, todo muy bien escrito.
                      Amm… entonces fue así como se conocieron Jake y Elena… qué linda historia. Un romance entre niños… hmm… o me estoy adelantando xD. Me resulta muy raro Jake, aunque de cierta forma lo comprendo. Digo, es que nadie entiende todos los problemas por los que pasa, el tener que estar ocultando a una bestia del resto del mundo, o algo así. Y Elena simplemente es una lindura =D Me encanta esa niña.
                      O: Elena va y molesta al niño sin ni siquiera darse cuenta que su reloj ya estaba más que descompuesto xD No sabe ni en qué hora vive. Pobre Jake xDDD Pero en fin, quizá lo haya tomado como un pretexto para verlo desde antes… aunque haya resultado tan incómodo para Jake el tener que mantener a su compañerita en su casa… Me imagino, estar ocultándole la bestia o lo que sea (que por cierto, ¿qué será?), todo nervioso aparte por su presencia, y buscando excusas para echarla sin que se viera grosero.
                      Al final se le ocurrió una gran idea xD Sólo espero que tenga dinero para las flores esas xD
                      Exquisitas descripciones de la casa, como siempre.
                      O:!
                      Por un momento pensé que era la bestia oculta la que iba a atacar a Elena… pero no… era algo peor, quizá… o no sé xD. Pero qué horror que te salga un lobo de la nada y te ataque, así uno no está seguro en ninguna parte… pobre gente que vive ahí en ese bosque tan lleno de criaturas feroces. ¡Ah, pero eso le enseñará a Elena que no debe adentrarse en el bosque sin ninguna precaución, tomando los atajos y haciéndose la valiente! ¡Jeje!
                      O:! Y ahora resulta que sí salió “él”. ¿Qué aspecto tendrá? ¡Vaya trauma para la pequeña, el verse atacada por un lobo hambriento y luego ver una bestia salir de la casa de Jake como si nada!
                      Waaaa!!! No puede ser, no puede ser… esa cosa… quiero decir, esa persona con forma mitad bestia, mitad humano, ¿es hermano de Jake? No lo puedo creer O: ¿Qué es lo que traerás en esa loca mentecilla, Novelista? xD Entonces… ¿Jake también podrá transformarse en bestia? Y… ¿y entonces por qué se pelean él y su hermano? Quedan muchos misterios por aclarar…
                      ¡No puedo esperar para saber en qué seguirá esta historia! Postéala cuando puedas, pero espero que sea pronto T.T
                      Nah, tómate tu tiempo, yo espero, sólo no te olvides de actualizarlo.
                      Ah, y no te entristezcas por tener pocos lectores. Ambos sabemos que es una situación muy injusta… Ya verás, yo mismo voy a traerte más lectores, ya veré como, pero te lo prometo, porque este fic y tú se lo merecen.
                      Y mientras tanto, puedes tener la seguridad de que hay un lector aficionado a este fic y admirador tuyo : )
                      Enhorabuena, sigue así, tienes un grandísimo talento, lo sabes, escribes precioso; síguenos deleitando con tus maravillosas obras.

                      Saludos.


                      Spoiler: 

                      Comment


                      • #12
                        Re: Hunter Heart - Capitulo 3

                        Hola Novelista, disculpa la tardanza, pero aquí vengo a comentar tu fic:

                        Feliz por si mismo y lo que estaba por lograr dirigió una mirada alegre en dirección a dónde estaba su padre, sólo para percatarse de cómo estaba en la ventana con el arco tensado mientras apuntaba. No le sorprendió verlo en esa pose, al final de cuentas era un cazador nato, pero no soportó que en su momento de gloria su padre no pudiera apreciarlo.

                        –Ya… no te esfuerces… se que no puedes comprenderlo… –se lamentó el niño apenado con su
                        –La consejera viene por mi –exclamó el joven, segundos antes de que la perilla de la puerta se moviera.
                        Aquel recuerdo hizo estremecer a Elena, sacándole el valor y el atrevimiento desde su interior. Hacía dos años que se habían conocido y aun no lograba que él hiciera las cosas como debería. Para ella, criada de igual o mejor manera que cualquiera damita de sangre azul, llegar tarde a una ceremonia por culpa de otra persona incapaz de cumplir con la normalidad. ¡Imperdonable! ¡Sencilla y tácitamente imposible! Sin miramientos ni recordatorios, ni mirar su dañado reloj, se dirigió más rápida que ligera por el sendero pedregoso con una determinación aún mayor que la de su madre al cumplir su temida faena.
                        –Jake ¿Estás sólo en casa? –preguntó cuando el niño volvió.
                        –Ahh si, pero por hoy –mintió sin cautela.
                        –Tranquila, mi papá esta a punto de salir de cacería, él la va a cerrar –dijo sin meditarlo mucho.
                        –No comprendo bien –confesó la figura en cuanto Jake levantó la mirada para verlo –Creía que el cuidadoso eras tu… hermano…
                        Listo XD.


                        O: Increíble, ese Reptil-humano es su hermano, y me encantó la torpeza de la chica por no notar la falta de batería en su reloj XD.

                        Respecto a la falta de lectores, bueno... la falta de lectores me parece se debe a varias cosas, una de ellas... tu impopularidad en el foro, y bueno, ya sabes que siempre funciona así... mayormente no se le da oportunidad a alguien desconocido por más talento que tenga. Otra puede ser, que a la mayoría de los lectores no le gusta leer un fic lleno de palabras que el desconoce su significado, no te sugiero que lo cambies sólo te lo digo XD.
                        Mi consejo es, leas y comentes otros fics (si tienes un poco de tiempo) si el escritor es agradecido te devolverá el favor.


                        Sin más, espero sigas con tu fic, tratando de ignorar la falta de lectores XD.

                        Comment


                        • #13
                          Re: Hunter Heart - Capitulo 3

                          [align=justify:18z6c9pe]Hola!!!!! :D: Después de muuuucho tiempo vengo a comentar tu fic, primero que todo la calificación: OK OK OK O (3 1/3 de Ok’s)Me pareció un capitulo mejor que el anterior pero no tan bueno como el primero, sin embargo es una mejora, tú sigue mejorando y pronto serás de las mejores escritoras en el foro :D:

                          Ahora la trama: Me parece que pusiste especial atención en la forma de relatar cada suceso, paisaje y situación, algo que comienza caracterizarte y que resulta ser bastante bueno, no me canso de leer las descripciones tan vivas y detalladas que das hasta al más simple de los sucesos. La forma en que narras el pequeño fragmento de recuerdos de Jake a pesar de ser simples recuerdos de un niño y que para casi cualquiera no tendrían la menor importancia… resultó excelente, se puede sentir la impresión del chico, el desadaptado que por azares del destino se encuentra con la chica más linda y por alguna extraña y desconocida razón ella decide hablarle…

                          Me gustó mucho la parte en que Elena regaña a Jake por llegar tarde y resulta que ella era la que se equivocó por ver la hora en su reloj sin batería

                          Una observación, me confundió la parte del lobo, todo sucedió tan rápida y repentinamente que aún no acabo de entenderlo, comprendo que estaban en la terraza, pero luego dices que huyeron al patio, yo creía que terraza y patio eran casi lo mismo… estoy confundido… otro dilema existencial que resolver -_- (?)

                          “Todo concluyó en ese momento, donde un apretón de manos le concedió un alfil para esa reina y una esperanza para ese cazador” Ahí, si estás hablando de ajedrez (que me parece lo más lógico) no es Reina, sino Dama, igualmente creo que ese fragmento quedaría mejor así: “Todo concluyó en ese momento, donde un apretón de manos le concedió un alfil para esa dama y una esperanza para ese cazador” Realmente no es una gran diferencia, pero siento que suena un tanto más…elegante… nuevamente se queda a tu opinión :D:

                          OoO Entonces “Él” es el hermano de Jake OoO no me lo imaginaba, me tomaste por sorpresa, usualmente puedo “predecir” que es lo que va a pasar en la historia, en ese momento sabía perfectamente que "Él" iba aparecer para salvar el día, pero eso de que es su hermano verdaderamente no me lo esperaba…

                          Bueno, creo que eso es todo ¡Por el momento! Pero en definitiva estaré aquí para el siguiente capítulo, sigue así, prometes mucho. :D:

                          PD: Perdón por tardar tanto en comentar pero es que he estado ocupado leyendo Wolf Guy y con algo de tarea en la escuela, así que no tenía mucho tiempo, pero una vez que comencé a leer el capitulo se me hizo que terminó demasiado rápido.

                          PD2: No te molestes o preocupes por la falta de lectores, es porque aún no hay mucha gente en el foro que te conozca, usualmente la gente sólo lee los fics de la gente que conoce o le cae bien (exceptuando a los críticos ) prueba es el increíble nivel que tienes tú y tu fic y que tenga pocos lectores, sólo dale tiempo al tiempo y los lectores llegará al ver el increíble nivel que tienes :D: yo mismo me aseguraré de traer al menos a un nuevo lector. :awesome:

                          PD3: Me alegra que hayas salido bien en tus exámenes, y aún así tener tiempo para escribir tan buen fic :D: pero no entiendo porque la gente siempre se queja de matemáticas si son tan fáciles :shock: pero bueno, supongo que en ese caso tú tienes inteligencia Lingüística, y de ser así, puedo asegurarte que tienes una brillante carrera como escritora por delante :awesome:

                          PD4: Si quieres saber cómo me fue en mis exámenes aquí mis calificaciones. Química: 10 Ingles: 10 Algebra: 8.3 (el profe me bajó puntos por no escribir los procedimientos -_-) Música: 9 (Bajo a 7 por no entregar 2 tareas -_-) Taller de Lectura y Redacción: Sin resultados todavía. Metodología de la Investigación: 9 Educación Física: Sin resultados todavía. Ética y Valores: No hicimos examen. Ciencias Sociales: 6. Waaaaaaaaaaaa!!! Mi peor calificación, pero sólo 2 personas de primer semestre aprobamos el examen… así que supongo que no estoy tan mal… pero un Antropólogo Social debe ser bueno en estas cosas ¿Cierto?... Creo que divago… igual no creo que al resto de la gente le interesen mis notas.
                          [/align:18z6c9pe]


                          Arigatou, Dren-senpai =3

                          Comment


                          • #14
                            Re: Hunter Heart - Capitulo 3

                            Hola vengo de paso después de leer los 3 capítulos completos de hunter hearth, D: seria pesado de no ser porque me encanto tu fic...

                            Como lo describiría con una palabra... EXQUISITO... simplemente exquisito me encanto en cuanto a tu sentido de narración y no soy de estar comentando en fics...

                            Pero vamos como no comentar en un fic tan bueno y en especial esta escrito por ti lista =D bastante bien

                            ...Suerte con esto... adiós ramona cuídate e.e ... se despide la tortuga mas azul del mundo

                            Xiao
                            Momantai! :3

                            Grax taka :3
                            Mis firmas O:
                            Spoiler: 
                            gracias fer :3

                            Grax Taka
                            AWESOME D:!


                            Gerar :3

                            Spoiler: 


                            D: Turtle is Back!
                            Spoiler: 

                            Comment


                            • #15
                              Re: Hunter Heart - Capitulo 4

                              Hola de nuevo. Primero disculpas por la tardanza, pues unos problemas un tanto personales me mantuvieron indispuesta para escribir a gusto. Me temo que por los mismos motivos no pude corregir los otros capítulos, pero espero tener más tiempo y disponibilidad para lograrlo.
                              Bien los comentarios

                              [spoiler:38enxpcp]Cygnus: Verdad que es duro de creer ¿eh? Me alegra haberte sorprendido y espero seguir con ese don XD Trataré de ser constante con la publicación a pesar de todo lo que pueda pasarme acá.

                              Renelzio: Gracias como siempre por decirme los errores. En serio parece que les gustó que pasara lo casi imposible: Que se acabe una batería de reloj cuando más se necesita XD

                              Raul44: ¡Que bueno que salieras bien en tus exámenes! Parece que igual tuve enredos al redactar pedacitos pero así se aprende. Y en serio me emociona saber que les gusta como escribo XD

                              Squirtle237 "Tortuga": Es genial que también comentes y que te gustara la historia XD Seguiré pasando grandes ratos en el shout pero recuerda regañarme si vez que paso mucho allí y poco copiando (;[/spoiler:38enxpcp]

                              Gracias a todos por ayudarme a pulir, poco a poco, mi arte. Por lo demás espero que les agrade la cuarta entrega de mi fic. Espero no haberlos hecho sufrir con la espera.

                              [spoiler:38enxpcp]
                              Capitulo #4
                              ¡Cazando verdades!

                              ‘¡¡¡¡¡¡Hermano!!!!!!’

                              [align=justify:38enxpcp]Fue lo primero que pensó la niña, aunque seguía aturdida por tanto ajetreo. Frente a ella: la visión jamás pensada, por no decir vista. Un desvarío de la naturaleza, un tesoro de humanidad acechado por el instinto, estaba de su lado, protegiéndolos, ayudándolos. Mientras su curioso amigo estaba sometido por el cansancio, arrodillado, viendo incrédulo lo que pasaba.

                              Ahí notó lo inevitable, ambos eran… iguales. El mismo rostro delicado, los ojos de lucero, el innato negro azulado de sus cabellos, cada uno de sus gestos y miradas; todo, cada cual espejo del otro, incluso, tras profundos momentos de observación, se podría notar que respiraban igual. No había duda alguna, tenían que ser gemelos.
                              Sin embargo, entre tanto parentesco, una diferencia traviesa y delicada marcaba la condena de aquel momento. Aquel niño, con sus trazas de dragón, permanecía extremadamente calmado en lo que su gemelo empezaba a sudar frío, nervioso por lo que acababa de pasar.
                              Alterado se paró entre la niña y Él, no tenía mejores ideas que esconderlo tras su cuerpo. Inútil. Antes de siquiera ubicarse sintió que lo dejaban atrás. Su hermano, veloz como el viento, ya había llegado frente a Elena y la miraba con la inocencia de un niño.

                              –Hola, me llamo Drake Alexander Hunter ¡Un gusto conocerte!– exclamó amable y animado, ignorando por completo la perturbada reacción de la niña.
                              –E… Elena –respondió azorada, entre sorpresa y terror.

                              Era tan extraño verlo con parte de su cuerpo de reptil y tan familiar con el rostro de su compañero. En completo shock miraba al curioso par, convenciéndose cada vez más de su parentesco. Drake, con su sonrisa y sus ojos en ausente, continuaba observándola como si la estudiara. Jake, en cambio, no podía ni mirarla a los ojos, de a poco podía aceptar que esto estaba pasando.

                              – ¡¿Pe… Pero que…?!– musitó la niña antes de que un aullido sonoro y doliente la silenciara. A sus espaldas clamaba por muerte aquel espíritu, antes movido por el amor, en una venganza que no podría jamás cometer. El lobo volvía a levantarse lento pero decidido, casi con indignación humana por haber caído tan fácilmente.
                              Un terror extraño se apoderó de los niños, parecían distantes al peligro como si lo que había pasado ya les hubiera vuelto inmunes. Pero como siempre, no existe vuelta atrás. A sólo metros estaba la bestia dispuesta a saltar y darles el definitivo adiós a los niños. Ni siquiera terminó de tensar sus músculos cuando una certera flecha se clavó en su abdomen, llegando a atravesarlo.

                              Enardecido, con algo poco más peligroso que su ira ciega, bufaba moribundo. Trataba de avanzar, sin resultados. Y rápido acabó su esfuerzo cuando la desdicha de su raza y el orgullo de sus rivales dictó sentencia. Una segunda, traicionera flecha, resto segundos, como siempre, a la muerte. En el olvido, recostado sobre el alfeizar, estaba el cazador. Paciente e inexpresivo se encargó de acabar con el lobo. Perezoso bajó del segundo piso usando el techo. Tal cual nada hubiera pasado saludó a la niña. Ella le respondió el saludo, temerosa aún por la naturalidad de sus actos en tanto Él seguía sonriendo y su compañero moría por sus nervios.[/align:38enxpcp]

                              [hr:38enxpcp][/hr:38enxpcp]

                              [align=justify:38enxpcp]‘¡Con qué a eso le apuntabas!’ pensó Jake al verle bajar tan tranquilo ‘Entonces… todo esto… ha sido culpa mía… de no haberlo distraído con mis trivialidades… él hubiera matado al lobo antes… nada de esto hubiera… pasado’
                              “¿Quién? ¿Papa?” pensó Drake un tanto confundido.
                              ‘¡Arg! ¡Deja! Es el peor momento para meterte en mi mente’
                              “Perdona pero piensas muy fuerte”
                              ‘¡¿Qué YO pienso fuerte?! ¡Tu tenías que decir lo que pensabas en el único momento donde podía echar todo para atrás!’
                              “Hermano desde que nacimos nada puede ir para atrás”
                              ‘Papá ha bajado ya del techo… no hay manera, mi hermano incapaz de guardar sus palabras, mi padre matando desde el techo y yo aquí, sin saber que decir ni que hacer’
                              “Vamos, sabes que lo mejor para hacer es lo correcto y lo mejor para decir siempre será la verdad”
                              ‘Lo que dices me suena trillado, si no tuvieras el mismo psique de papá te golpearía por eso… ¿Por qué tienes esa sonrisa en tu rostro? ¡¿Acaso te ríes de mi?!’
                              “Es que la niña me sigue mirando”
                              ‘¿Niña? ¡Elena!’[/align:38enxpcp]

                              [hr:38enxpcp][/hr:38enxpcp]

                              [align=justify:38enxpcp]–E… ele… –quiso decir Jake, antes de que su hermano completara –Elena.

                              De inmediato, presa de sus nervios, tapó sus oídos como si la inocente voz de su hermano fuera un grito ensordecedor. Los latidos de su corazón aumentaron y su respiración se volvió desesperada. En tanto la confundida dama no dejaba de comprobar que aquel ser extraño existía, realmente estaba frente suyo sonriéndole.
                              Temblorosa estiró la mano para acariciar un mechón de las indomables y largas capas de ese cabello azulado. A punto de tocarlo sintió como una diminuta garra, término de unas esqueléticamente eficaces alas de dragón, sujetaba su mano tratando de acercarle.

                              Sorprendida retiró velozmente la mano con una respiración repentina. Jake, al notarlo, tapó sus oídos con las manos de nuevo y con sus brazos trataba de cubrirse la cara. Sus nervios estaban por hacerlo colapsar.

                              – ¿Te encuentras bien, hijo? –preguntó inexpresivo el cazador.
                              – ¿No ves lo que acaba de pasar? Ya lo sabe, nos descubrió, nuestro secreto… nadie debería saberlo… –clamó silenciándose poco a poco, mirando al piso, como si estuviera hablando sólo con su padre.
                              –Si realmente crees que nadie debe saber nuestro “secreto” –señaló con unas frías comillas aéreas –Entonces no tenemos más opción que eliminar el ente problema…
                              – ¡Dices cazarla! –acertó Drake dando la respuesta que dejó petrificado a su hermano.
                              – ¡¡¡Qué!!! –gritó con la voz entrecortada.

                              Un frío malestar se apoderó de los niños, tensos y asustados al ver que el cazador ignoraba con todo su desasosiego. No es que realmente pensara en hacerlo, sino que sabía que ninguno se lo permitiría. Era imposible que comprendiera más de cuatro cosas a la vez, pero estaba seguro de que sus hijos sabrían perfectamente que hacer.

                              – ¡Eso jamás! Yo… hablaré con ella… llegaremos a un acuerdo…– dijo Jake alterado pero seguro, esforzándose para ver a su padre y a su hermano a los ojos.
                              –Bien, entonces ¡Drake! ¡Ya habló el caballero! Así que mejor empezamos nuestra cacería – señaló contento el cazador. Se sentía extrañado, casi nunca sentía nada.

                              El niño asintió optimista, aun cuando desde hacía tiempo esperaba que su hermano los acompañara a cazar. Intuía lo importante que era la cena, por lo que saber que Jake tenía la mejor compañera posible para la noche le hacía sentir muy feliz. Sin advertirles, estiró sus alas y se preparó para levantar el vuelo. Elena sólo observaba, aun tratando de creerlo. Ya en el aire elevó los brazos para decir “Hasta luego” a su hermano. Jake se resumió a levantar a medias un brazo, milagrosamente su cuerpo seguía reaccionando. Al final Drake miró de nuevo a Elena y despidiéndose de la niña con toda la cortesía que pudo marchó tras su padre, perdido lentamente en el cielo encarnado del bosque.[/align:38enxpcp]

                              [hr:38enxpcp][/hr:38enxpcp]

                              [align=justify:38enxpcp]De vuelta al efímero y perpetuo sendero, dos jóvenes sombras dan el adiós lento a las luces del día. Ambos elegantes por fuera, extrañados por dentro. Caminan tardo, como si esa perturbación fuera a durarles siempre y no valiera la pena acelerar el paso. Una niña valiente suspiraba a ratos, estaba reducida a dudas, y un joven tímido que respiraba fuerte, con la tranquilidad hecha pedazos.

                              Aquel antiguo aire ligero se había vuelto tan pesado como las piedras. La soledad aparente, que le había refugiado, era la misma que lo asfixiaba en su caminar. Cada paso era eterno y cada respiración un martirio. El etéreo paisaje, capaz de motivar al más apasionado arte, era el escenario de una muerte.
                              Su secreto, su mayor tesoro, había sido revelado, descubierto, bajo las crueles manos de una circunstancia que pudo evitar. Irremediable. En algún instante escucharía la fatídica pregunta que por muchos años le acobardó, con un temor basado en saber que no podría mentir.

                              – ¿Es tu hermano?– le pareció escuchar en la zozobra de su respiración. Elena realmente había preguntado si se encontraba bien, sus exhaustivas bocanadas de aire la estaban asustando. Al punto de híper ventilarse pudo sentir como unas suaves, pequeñas e instruidas manos colocaban un pañuelo bordado sobre su boca. Así permaneció, sumiso y confuso hasta componerse.

                              – ¿Mejor?– preguntó la niña con timidez. Su bizarría había quedado destrozada tras el ataque.

                              –Si –respondió inseguro.

                              Tenía un malestar terrible, como un frío, una tensión en todo el cuerpo. Mas no quería preocuparla demasiado. Pensó en su hermano y luego dio una respiración larga, calmada, tan profunda que los vestigios de su parentesco reaccionaron en su interior. Un tanto asustado reconoció para así que lo mejor era decir la verdad, por mucho que odiara que él tuviera la razón.

                              –Esto… es por tu…
                              –Hermano… si –completó la frase –Y mi padre hasta cierto punto…
                              –Curioso pero todo parece como si tu padre le hubiera puesto precio a mi piel.
                              –Si… sólo pedimos silencio… nada más… que el pueblo no se entere…
                              –Quieren… protegerlo ¿Eh? Si es así, de mi no sabrán nada.

                              Jake suspiró aliviado aunque su paz fuera tan pasajera como el viento.

                              –Pero… por favor ya no más secretos... podría por lo menos saber ¿qué debo guardar?

                              –Bien, pues la historia va así –dijo pensando en responder igual que su padre, a pesar de que no creía del todo su historia.

                              << Según entiendo nuestra madre fue maldecida poco antes de que naciéramos… por muy indispuesta que estaba decidió hacer frente a un nigromante que había amenazado a su familia. Ella ganó en poco tiempo, pero… su rival, indignado, convocó todo el conocimiento arcano que poseía y rompiendo media docena de las leyes eruditas la transformó… pues… en una dragona.

                              En ese momento empezó el pánico. Mi padre dice que fue lo más terrorífico que había hecho en su vida. Tuvo que levantarle armas a su amada, abrirle el vientre y sacar a sus hijos… antes de que la maldición llegara… Tan terrible y feroz era el encantamiento que aunque mi hermano y yo nos llevamos un minuto mira nuestra diferencia… También que esos dos minutos fueron los más tortuosos para mi madre. Nos dijo que ella gemía por su sufrimiento, no sólo por el repentino y doloroso cambio sino porque no podía ayudarlo a sacarnos sin herirnos.

                              Sé que exagera un poco al decir que todo se le pasó al oírnos llorar, que se levantó de inmediato para acariciarnos y que estuvo toda la noche despierta para vernos dormir a nosotros, sin importarle nada más. Pasó el tiempo, crecimos juntos pero luego yo empecé la escuela y a Drake lo instruía un dragón del norte. Pronto vivíamos cada cual en un lado, aunque nos visitamos con frecuencia. Yo vivo con mi padre en el bosque, más cerca de la escuela; y él vive en la montaña este del valle con mamá, más cerca de su maestro… >>

                              Jake se contuvo un rato, creyendo que la niña lo tomaría por mentiroso. En cambio, al verla, estaba llorando. Cristalinas lágrimas recorrían su sonrojado rostro mientras sollozaba en silencio, con un pesar invisible.

                              –Pero… Jake… su madre… ¿Ella los recuerda? ¿Ella los reconoce? –clamó conmovida.
                              –Pues sí… nos vemos a menudo… claro que es más afín a mi hermano pero eso es algo que yo mismo maquiné…
                              – ¿En serio? Me alegro… aun con eso debió… ser duro…
                              –Ni tanto –reconoció pensativo –aunque no pueda entenderle bien sé que se preocupa mucho por nosotros tres, a pesar… de todas las adversidades ella siempre… ha sabido salir adelante… sigue aquí… invencible…

                              Sus palabras, su propia voz y juicio, aquellas encubiertas verdades habían venido de su interior. Su solución, el arreglo de su realidad, estaba en esa frase. Por mucho que creyó ver el cielo caer sobre si mismo, nada había acabado realmente. Tenía una nueva amiga, comprensiva para guardar un secreto y de mente abierta para entenderlo. Un padre simplemente complicado, capaz de hacer todo por él, y un hermano que lo apoyaría incondicionalmente. ¡Ahh claro! También una madre ejemplar a la cual, por más miedo que le tenga, nadie podría igualar.

                              –Que bueno que sea así… –exclamó enjugándose las lágrimas antes de sugerir –Sabes, si no llegamos pronto a la florería deberemos tomar las flores del jardín de Benkjiman, no creo que al director le moleste ayudar a dos estudiantes.

                              Antes de lo pensado sonreían, estaban corriendo, animados, buscando no tener que colarse en el jardín de la escuela para cumplir una promesa hecha al apuro.[/align:38enxpcp]

                              [hr:38enxpcp][/hr:38enxpcp]

                              [align=justify:38enxpcp]–Hehe… Jamás creí que pudiéramos salir de allí limpios y a tiempo –rió una elegante niña ondeando su vestido entre las calles empedradas. Su compañero jadeaba y suspiraba lamentándose, no creyó que debería arriesgarse él sólo aun con la osadía de Elena.

                              A pesar de todo, las tenían. Tres delicadas y hermosas flores azules, muy extrañas pero de seguro que le gustarían a Susy. Jake tuvo que saltar la verja, cuidarse de las espinas del rosal y el imperante lodo para llegar al invernadero personal del director de la escuela y volver limpio, dispuesto para su cena. Todo porque la florista tenía una cita también, pero no tiene la culpa, ellos debieron llegar antes. Dentro de poco sería la hora correcta. El niño quería llegar antes pero Elena lo corrigió diciendo que era de mala educación llegar muy temprano o muy tarde a una cita. Ella lo mantuvo dando vueltas en la plaza, entrando en cada tienda que continuara abierta y mirando sin comprar nada en el pequeño pueblo.

                              No más de 100 personas, contando incluso al cazador y sus hijos, eran la reducida población de aquel valle. Grande en belleza natural, con el lago, el bosque y las montañas casi vírgenes, pero diminuto comparado a las ciudades. La iglesia, altiva, preciosa, su mercado pequeño y vivaracho, un sólo hotel y la inmensa mansión campestre eran lo que más llamaba la atención. De no ser por los viajeros y el continuo comercio podría decirse que era un pueblo olvidado.

                              Finalmente la hora correcta. Gracias al cielo, pues el pobre Jake estaba exhausto de andar de aquí para allá haciendo caso la señorita etiqueta. Primero el ataque de un lobo, superar la aparición de su hermano junto a la indiferencia aparente de su padre, luego el naturalmente blindado jardín y ahora las compras fantasmagóricas. ‘¡Si mi familia no me mata, ella lo hará!’ bromeó en su mente, evocándolos uno a uno en lo que caminaban hacia el hotel. Era un edificio antiquísimo, de ladrillos rojos enlosados y ventanales franceses con cenefas blancas, todo para quitarle años.

                              – ¡Vamos Jake! ¡No querrás estar tarde! –le recordó Elena mientras habría las talladas puertas del hotel.
                              – ¡Pero estábamos esperando para no llegar temprano!– reclamó el niño acomodando las flores. Repentinamente una figura pequeña con risita juguetona abrazó a la niña.
                              – ¡Susy!–
                              – ¡Vinieron! ¡Vinieron!– clamaba felizmente, dando vueltas alrededor de los niños. Traía un vestido corto de algodón blanco, bordado con flores castañas y botitas de cuero, su cabello corto y rizado con una bincha sencilla. Y, por supuesto, en su cuello reposaba la gargantilla de su madre.
                              –Toma Susy, las trajimos para ti –dijo Jake entregándole el improvisado ramito de flores azules.
                              – ¡Gracias! –gritó emocionada – ¡Están lindisisísimas!
                              –Me alegro de que te gustaran –declaró Elena aunque fuera el niño quien dio la idea y consiguió las flores. Pero ¿para que discutirle si, al final, ella debía guardar su secreto?
                              En lo que las chicas charlaban, Jake tuvo tiempo de ver bien el lugar. Siempre había pasado por fuera del hotel pero jamás se atrevió a pasar. Notó como pisaba una alfombra roja y desgastaba sobre el piso de madera, que llevaba indiferente hasta el registro. Este tenía un mostrador de madera oscura y asientos de cuero, incluso conservaba tinteros para dar un toque elegante.
                              Al final de la habitación principal estaban las puertas de la cocina y las escaleras que llevaban al segundo piso, donde quedaban las habitaciones. A lo largo de las paredes de ambos pisos, en fila, habían taburetes uno al lado del otro formando un inmenso asiento para los huéspedes. Así era el improvisado “lobby”, que entre viajeros y pueblerinos se resumía a la sala de la casa del hotelero. Como siempre el hotel sólo tenía un par de clientes, almas errantes que el hado guiaba hasta el despoblado valle.

                              –Me alegro de que pudieran venir –se escuchó desde el fondo de la habitación. Un hombre joven con delantal y gorro blanco salió de la cocina, caminó hasta los niños y los saludó avivadamente.
                              – ¡¿Papá sigues cocinando?! –clamó Susy al verlo desaliñado.
                              –Si mi niña, ya subo a cambiarme. No creo que tus amigos se enojen por esperarme un momento.
                              –Por supuesto que no –afirmó Elena aunque Jake quedaba confuso, en el fondo estaba seguro de que ella no quería esperar.

                              En tanto, a la lejanía, unos ojos plateados y enceguecidos miraban todo, calculaban todo. Una dama taciturna, hermosa pero de facciones tristes, estaba recostada de las ventanas cerca de la esquina. Sentada en los taburetes con las piernas cruzadas, en un aire luctuosamente sensual, no se perdía un detalle. Movía sus tacones, tomando su tiempo para arreglarse el gabán acariciaba su ondulado cabello castaño y respiraba en un ronquido perpetuo. Parecía esperar, dormir y vigilar a la vez.

                              –Así que el discípulo de Fabel no ha perdido su tiempo… –murmuró volteando su mirada hacia la ventana, donde suaves gotas de rocío retozaban sobre el vidrio y en las calles se encendían poco a poco las luminarias que brillarían incluso en la noche más negra de aquel valle.[/align:38enxpcp][/spoiler:38enxpcp]


                              Un par de aclaraciones:
                              • 1. Se y estoy consiente de que no se usan más de una pareja de signos de exclamación, pero lo usé sólo en esta ocasión para denotar la sorpresa extrema.
                                2. La conversación basada en comillas dobles y sencillas se da en la mente de los chicos, quiero jugar un poco con esto pero igual diré cuando.
                                3. En cuanto pueda veré si consigo imágenes para que nadie se confunda XD

                              Fanfictions: 

                              Comment

                              Working...
                              X