Anuncio

Collapse
No announcement yet.

T.r.i.p.

Collapse
X
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • Jack
    started a topic Original T.r.i.p.

    T.r.i.p.

    Disclaimer: Esta historia puede resultar un poco ofensiva a las personas sensibles. Utiliza un lenguaje soez pero nada explícito. PEGI +13

    T.R.I.P.

    El infierno se desata en medio del desierto cuando uno de sus empleados le dice a la bruja que uno de los suyos los ha delatado. Después de años de dominio del negocio del LSD en su país y de conducir uno de los carteles más grandes de la historia, Andrea enfrenta una difícil decisión. Al principio, todo parece rutinario, pero pronto ella se dará cuenta que han apuntado a su talón de Aquiles. Y no descansará hasta haber destruído con sus manos hasta el último bastardo.


    "Una historia fascinante" - The New York Times

    Primer capítulo
    Spoiler: 
    La música la había dejado sorda. Su cuerpo regordete se meneaba entre un grupo de personas desconocidas mientras las oscuras luces parpadeaban según la canción demandaba. El lugar estaba repleto de personas ya mayores de treinta años, aunque ella tenía apenas veintitrés. Llevaba horas y horas bailando sin parar, sin agotarse ni un segundo, atrás de ella un hombre pasado los cuarenta años intentaba seducirla, mientras su mano recorría el cuerpo de Andrea. Ella seguía la corriente, sonriendo, con los ojos cerrados y su mente en otro planeta. Había consumido tres tripas y estaba en el cielo. De pronto, a lo lejos, escuchó su nombre. Cada vez más cerca. Sus ojos oscuros por fin se mostraron y nerviosos recorrieron todo lo que podían divisar. Al otro lado de la discoteca alguien la estaba llamando, levantaba su mano desesperadamente, esperanzado que ella lo notara. “¿Qué mierda querrá este *******?” se preguntó Andrea, mientras bruscamente se soltaba del viejo y caminaba empujando todos a su paso.

    No se demoró nada en llegar al otro lado de la habitación. El adolescente de unos dieciséis años la tomó de la mano y se echó a correr. Ella lo siguió, cuando estuvieron fuera del antro él le empezó a explicar, pero ella no oía nada, sólo podía notar cómo los labios de Daniel se movían, asustados, y cómo él tiritaba.

    — ¡Daniel, por la mierda, no te escucho!

    — ¡Vienen! —Exclamó él, desesperado— ¡Vienen por nosotros!

    Andrea rápidamente se sacó sus tacos y empezó a correr lo más rápido posible sobre el polvoriento suelo. Daniel corría junto a ella, ambos en dirección al viejo auto que manejaban. No demoraron en llegar y apenas cerraron las puertas el auto despegó a toda marcha. El ruido se escuchó en toda la cuadra.

    En el volante estaba Roberto, sus manos firmes sobre el volante y sus ojos oscuros fijados a la pista. Su cara estaba llena de cicatrices y la falta de cabello le daba un aspecto rudo.

    — ¿Cuánto falta para llegar al eje? —preguntó Andrea mientras rompía su teléfono móvil con el taco de uno de sus zapatos. Cuando lo logró, lo tiró por la ventana y debajo del asiento sacó uno desechable. Inmediatamente después Roberto cambió a la dirección contraria. Daniel miraba nervioso hacia atrás.

    —No vamos al eje —le respondió.

    —Mierda, mierda —susurró Andrea mientras sacaba y cargaba un arma guardada debajo de su asiento.

    — ¿Sabes quién fue? —continuó.

    Daniel la observaba más nervioso aún. Roberto miró por el retrovisor.

    —Dile, Dani, quién fue.

    —Creo, creo que fue Nicolás —dijo.

    — ¿Cómo que crees que fue él? ¿Tienes alguna prueba? —le dijo mientras Andrea se cambiaba los zapatos a unos más grandes de su talla y se ponía guantes.

    Daniel no pudo mantener contacto visual.

    —Andaba raro hace días. Lo perseguí la otra vez que dijo que iba a comprar cuando estaba todo cerrado. Lo pillé hablando con los policías, en la esquina de Portugal.

    —Supongo que vamos a encontrarlo —le dijo Andrea a Roberto. El hombre asintió y siguió su camino, alejándose del desierto.

    Se generó un silencio incómodo. Andrea estaba preparado y Daniel parecía estar a punto de tener un ataque de pánico. Él apenas llevaba tres semanas vendiendo, Andrea lo reclutó porque le pareció que tenía una gran intuición. Y por sus ojos verdes.

    Andrea lo observó detenidamente.

    —Amorcito, no se asuste, que no va a pasar nada —dijo en un tono extremadamente maternal. Daniel sintió un alivio instantáneo. Todos sabían que Andrea jamás faltaba a sus promesas.

    Iban directo a la ciudad. Era un pequeño pueblo y la policía de ahí estaba más que comprada. Todos sabían que la Bruja dominaba el lugar. Fueron directamente a la comisaría, donde el oficial los esperaba.

    —Lo tenemos en el calabozo —le dijo con una voz extremadamente ronca. Se debería haber fumado un millón de cigarros, pensó Daniel.

    — ¿Dónde andaba? —preguntó Roberto.

    —Lo encontramos en Las Palmeras, un poco más allá del desierto. Andaba solo. Debe haber dado el dato a la policía de la otra región, pero nadie ha llamado para acá. Parece que se le olvidó contar este detalle.

    —Daniel, ya entrenado, le pasó una gran cantidad de billetes al oficial. Él se fue a sentar a su oficina, mientras Andrea, la bruja, caminaba por el calabozo. Había un par de delincuentes de mala clase encerrados, y cuando la vieron caminar por el lugar miraron aterrados. Uno solamente se dignó a hablar, que se encontraba bajo el efecto de quién sabe qué clase de alcohol.

    — ¡A alguien le quedan minutos de vida! —exclamó, riéndose.

    La bruja ignoró el comentario y siguió recorriendo. Su pelo oscuro, enredado y sudado brillaba por la poca luz del lugar. Roberto encendió una luz de su llavero. Ahí estaba, Nicolás en un rincón. El pobre chiquillo no debe haber tenido más de quince años. Tenía la piel extremadamente blanca, como la bruja. Todo su cuerpo temblaba y sollozaba en silencio, mirando hacia abajo. Sabía lo que se le venía.

    — ¿Fuiste tú? —le dijo Andrea a Nicolás. Él levantó la vista, aterrado. Sus ojos estaban bañados en rojo. Asintió con la cabeza.

    —No, no, no, no, no —empezó a exclamar cuando vio que Roberto sacaba un arma de la parte trasera de su jeans. Andrea hizo una pausa, levantando la mano, dándole unos minutos más de vida al pobre diablo.

    — ¿Por qué lo hiciste?

    —Prometieron darme un lugar y un trabajo —respondió Nicolás, sincero. A esas alturas ya no había razón para mentir.

    — ¿Después de todo lo que hemos hecho por ti? —exclamó la bruja. —Después de que te dimos techo, te alimentamos mientras te cagabas de hambre en la calle. Después de que te di trabajo… ¡Después de que te di una vida, mierda!

    Nicolás quebró en llanto y se corrió hasta el rincón del calabozo. Roberto mantenía una actitud fría mientras Daniel parecía ausente.

    —Ah, no —dijo la bruja, como si ya fuera el colmo. De un arrebato tomó la pistola con silenciador que tenía Roberto, abrió el calabozo de un golpe y la acercó al corazón de Nicolás. No se demoró ni un segundo en disparar y los quince años de vida de él se habían acabado. Destruido y con todos sus ojos rojos cayó al suelo. Andrea no se inmutó, Roberto tampoco, pero para Daniel era su primera vez de muchas cosas. Su primera ejecución. La primera vez que veía actuar a la bruja. Y la primera vez que dejó de sentir miedo.

    El suelo rápidamente se empezó a empapar de sangre, y rápidamente le dio órdenes a Roberto para que llamara alguien que limpiara todo. El calabozo estaba sumido en un silencio cómplice. A pesar de no haber ningún sonido, todos sabían lo que había ocurrido. Y Andrea sabía sobre cada uno de lo que estaban ahí. La bruja nunca olvidaba caras.

    Mientras Roberto hablaba por teléfono, y ambos salían de la comisaría, Daniel preguntó qué iban a hacer ahora.

    — ¿Ahora, mi amor? —le dijo dulcemente. —Ahora vamos a tirar toda la mierda por la ventana.

  • Demian
    replied
    Por qué esa intro tan drástica xDDD Se nota que va a tener acción.

    A ver

    Capítulo 1:

    Spoiler: 
    Bueno, es un fic muy interesante. Nunca me gustó mucho la temática de la droga, te digo que las series de narcos no me emocionan para nada, pero sí me gusta la temática de tiros y estafa así que creo que nos vamos a llevar bien.

    Me hubieran gustado más descripciones sobre la bruja, posiblemente vea más en próximos capítulos, pero igualmente es un fallo que no voy a tolerar y te mataré (?)

    Estuvo bueno, dan ganas de leerlo xD


    Capítulo 2:

    Spoiler: 
    Haces capítulos cortos porque sos un vago ¬¬

    Este capítulo tuvo mucha intriga, lo contrario del anterior que fue pura acción. Está bueno, un poco corto más que nada porque tuvo muchos diálogos.

    ¿Por qué hay que deshacerse de uno porque tiene 18? ¿Y por qué le dicen eso al que tiene 16 que próximamente será uno de los que tengan que hacer desaparecer? Asd, la gente que vende drogas es muy rara, por eso no me gustan las historias de dealers.


    Capítulo 3:

    Spoiler: 
    "Inspiró haciendo un ademán con la mano que a Francisco le recordaban las damas de compañía que habitaban la ciudad durante la noche."

    ¿Y cómo era el ademán? ¿Seductor? Describilo bien, tengo poca experiencia en damas de compañía (?)

    Oh, este capítulo no fue tan corto estuvo muy bien y la última parte fue emoción pura, muy bien relatado, en esos pocos párrafos describiste muy bien la horrorosa vida de muchacho. En este combinaste el suspenso con la emoción y eso le dio al fic, por el momento, un aire de grandeza que espero que mantenga en lo próximos capítulos.



    Bueno, eso fue todo, nos vimos la próxima.

    Leave a comment:


  • Thranduil
    replied
    Hello, it's me. Lo que más me gusta de esta historia es el realismo con el que se retrata la sociedad en que vivimos y que los medios tanto quieren esconder, sobre todo cuando se muestra el pasado de Pablo, mi intención no es hacer un spoiler ni nada, pero entendí que la madre de Pablo murió, tal vez por femicidio, al menos eso me pareció, si es que fue así, me agrada bastante tu manera de narrar o dar entender algunos hechos de una forma menos directa, dejando que el lector mismo los deduzca.

    No sé si poner los nombre de las personas antes de la narración sea correcto, generalmente eso se explica en la misma narración, sin embargo, no me molestó mucho.

    Bueno, no tengo más que decir que me llamó la atención eso de que no están en orden cronológico, esperaré para ver cómo resulta. Ciao.

    Leave a comment:


  • Jack
    replied
    Capítulo III:

    Spoiler: 
    Paula & Francisco

    —Fabri va a cumplir dieciocho.

    — ¿Cuándo?

    —El veintitrés.

    — ¡Por la mierda, Paula, pensé que tendríamos más tiempo! —exclamó Francisco, el jefe editorial.

    —Yo también, pero las cosas no han estado fáciles —Francisco hizo una pausa, sabía que Paula tenía razón. Paula podría ser una periodista recién comenzando pero era muy asertiva para sus comentarios.

    — ¿Crees que le hagan algo?

    —Lo dudo, a los anteriores les pasaban un poco de plata y los mandaban lejos.

    Paula se paró de su escritorio a medio iluminar y se sentó en un sofá viejo, cruzando las piernas lentamente. Pudo ver su reflejo en el polvoriento ventanal de la oficina. Su cuerpo empezaba a cansarse de las extensas horas de trabajo. Francisco se sentó al lado de ella, le ofreció un cigarro y empezaron a quemar.

    — ¿Cuánto tiempo llevamos trabajando en esto, dos, tres años?

    —Cuatro. Parece como si fuera ayer cuando salí de la facultad —comentó Paula. Se soltó el pelo y lo dejó caer sobre su esbelta figura. Francisco se sintió incómodo.

    —Esta es nuestra única oportunidad, Paula. No podemos cagarla. Si no, vamos a quedar en el olvido. Y sin trabajo.
    Paula aspiró lentamente, dejando que el humo llenara sus pulmones. Inspiró haciendo un ademán con la mano que a Francisco le recordaban las damas de compañía que habitaban la ciudad durante la noche.

    —Si sé. Pero estamos cerca, puedo sentirlo. Los tenemos ahí.

    — ¿Tienes un plan?

    —Tenemos que encontrarle un lugar a Fabri primero y…

    Francisco la interrumpió.

    —Sabes bien que no tenemos ni un peso.

    Paula lo ignoró.

    —Fabri es la única conexión que tenemos y lo sabes bien. Esa bruja de mierda los esconde bien, y si en más de tres años no hemos podido encontrar a nadie… Fabri puede ser nuestra única oportunidad.

    —Vamos a necesitar un abogado —agregó Francisco— si no, el muchacho ese va a pasar su vida en la cárcel.

    —Vamos a necesitar al gobierno, Francisco. Vamos a necesitar a todos los medios posibles, yo tengo un amigo que tiene un conocido en diarios gringos. Podríamos salir en una parte importante. Nadie sabe una mierda de las cosas que pasan en esta región de mierda.

    Paula acabó el cigarro, a Francisco aún le quedaba.

    —Relájate, que estás muy joven para cansarte del mundo. Necesitas un hombre.

    Paula rió irónicamente.

    —Mejor me voy. Vengo mañana a primera hora. Terminamos de finiquitar los planes.

    Francisco asintió y exhaló más humo. Paula se alejaba de la oficina caminando, el sonido de sus tacos resonaban como latidos.

    —Paula —exclamó Francisco a lo lejos.

    Paula se detuvo sin mirar hacia atrás.

    —Prométeme que vamos a capturar a esa basura.

    Paula no le respondió. Tomó el ascensor sin mirar de vuelta a Francisco. Marcó el primer piso mientras juraba que la expondría, incluso si fuera la última cosa que hiciera en su vida.

    Pablo (flashback)

    Escuchó las llaves abriendo la puerta principal, la madera rechinó como una alarma en toda la casa. Pablo puso unas almohadas bajo sus sábanas y se escondió debajo de su cama. Escuchó las pisadas fuertes en el pasillo, y mientras lloraba le pedía a dios que lo ayudara. No es algo que un niño de seis años podría entender, pero había visto a su mamá rezarle a la virgencita unas cuantas veces y pensaba que lo ayudaría.
    Unos segundos después empezaron los gritos. Pablo no sabía qué podría ser esta vez. Si su mamá no había calentado bien la comida, si no había lavado los platos, o si no había limpiado el piso. Su madre exclamaba, sin pudor todo lo que el papá de Pablo le hacía, lo insultaba diciéndole lo poco hombre que era, mientras el rebatía con más y más fuerza cada vez. Pablo cerraba los ojos y lloraba hasta que se quedaba dormido, despertaba en medio de un charco de orín mientras su madre, llorando, limpiaba el lugar.

    —Pablito, nos vamos a ir. Vamos a estar bien solos los dos. Te lo prometo.

    Pablo sin entender las dimensiones de las palabras de su madre, asentía a todo lo que ella le decía. Pero el destino es incierto y falso. Pablo lo aprendió ese mismo año, cuando su madre desapareció, jamás cumpliendo su promesa de salvarlo de ese infierno.


    PD: En el próximo capítulo comento todo y en el quinto capítulo haré una reestructuración de todo. La historia NO ESTÁ en orden cronológico, y armaré una línea de tiempo para que sea más fácil entenderla. El capítulo es corto, porque no siento que necesite decir más, pero si me sucede, no duden que podré editar o extender los demás.

    Eso y ojalá alguien lo lea (?

    Leave a comment:


  • Photolinkeeper.
    replied
    Pensé que tus intentos de escribir algo se quedaban en aquel fic sobre Pokemon MM que lo dejaste a medias, pero me evquivoque, aquí mis impresiones del capítulo uno.
    En cierto fic dije que es excelente si haces nombres diferentes porque atraen en la historia pero en este caso también digo lo mismo, los nombres comunes en situaciones reales atraen bastante, en este caso, una historia "real", los nombres comunes aportan a que sea más fácil identificar a los protagonistas.
    Una única observación, al principio se refieren a Andrea como La Bruja, luego es lo mismo pero solo como la bruja, creo que las mayúsculas deben ser usadas todo el tiempo cuando se refieran a este personaje, por ahora no tengo más observaciones, me parece genial que uses una situación del mundo real para hacer una historia, si nadie más comenta editare para hacer mis impresiones del capítulo 2

    EDIT: Capítulo 2
    [MENTION=60921]JACK-IS-BACK[/MENTION]

    Un segundo capítulo corto pero con mucha información, antes me imagino que habrá una pequeña introducción para Pablo, porque si solo aparece así creo que dejará un gran vacío en la historia, por otra parte me gusta el hecho de cómo se va formando la historia y es bastante interesante que el grupo solo usa menores de edad. Respecto a algún error gramatical u ortográfico no he visto más allá de lo que detalló Smile.
    Last edited by Photolinkeeper.; 08/03/2016, 16:06.

    Leave a comment:


  • AlKapparra Mágica
    replied
    Cuando leí +13 se me vino a la mente "Pegi 13" bueno comencé a leer y aún no me decepciona la historia es muy buena y esta muy bien desarrollada.

    Capítulo 1: Vemos el lenguaje maduro de la historia y una pequeña censura en el inicio, nuestra protagonista es Andrea y comienza a desarrollar bien todo, principalmente me esta gustando la historia ya que no es normal ver estas por aquí y pues es interesante de leer, la narración es muy buena y encontré un pequeño guión que se te filtro ya Smile te lo habrá corregido más de eso no encuentro muchas cosas.

    Capítulo 2: Pues este capítulo no es de acción si no de diálogos y me gusto bastante, podemos ver como entra un nuevo personaje a la banda por decirlo así, la trama me esta gustando la seriedad, el diálogo la narración todo me esta encantado es perfecto la verdad, me estoy imaginando todo en mi mente y me parece super genial la verdad esta historia tiene mucho futuro y espero los siguiente capítulo.

    Leave a comment:


  • Thranduil
    replied
    Omaigá. Me gustó mucho, sigo encontrando que la temática de la historia es muy interesante, no voy a recalcar en errores ortográficos, puesto que Smile ya los vio, sólo puedo acotar a la duda que ella tiene con una palabra y es "antiguo", Smile tenía razón en cómo se escribe. Lo que no me gusta mucho es la duración, como que quedo con gusto a poco, quedo pidiendo más, tú dijiste que los hacías cortos para no quitarnos mucho tiempo, pero si el escrito es bueno y atrapante, al lector no le va a importar mucho si es largo, lo va a leer igual, y mientras lo haga el tiempo se le va a pasar volando, pero en fin, el largo es decisión tuya.

    En este capítulo no pasan muchas cosas importantes más allá de que introduces a un nuevo personaje, pero debo destacar lo que sucede al final, de que hay que deshacerse de Fabricio, me gusta ese tipo de cosas porque enganchas al lector para el capítulo siguiente. Y aquí es cuando vienen las preguntas del público, ¿por qué a los 18 años se deshacen de los jóvenes? ¿será algo legal o será otro el motivo? ¿Va a matar Fabricio? ¿Tomará este personaje un rol importante? Descúbralo mañana a esta misma hora por este mismo canal....

    Bueno, creo que no me queda más que decir que espero otro capítulo más, y que llegue luego la acción y la violencia. Ciao.

    Leave a comment:


  • Smile
    replied
    sino que era una simple construcción antigua agrandada

    Lo habías separado en un "si no". No estoy del todo segura, pero creo que la palabra "antigua" no lleva diéresis; solo se aplica en la palabra "antigüedad". También se te escapó un error de tipeo allí, "agradandada" decía.

    Muy buen capítulo. Tal vez no posee la acción que el primero tenía, pero es bastante misterioso como para hacerte leer más. Parecen historias individuales, que no tienen relación un capítulo con el otro, como si intentara contar cada personaje su tiempo allí; no se si sea intencional, pero me gusta eso. No sabes si continuará con la misma historia o pasará a contar lo que otro personaje esta haciendo.

    En lo técnico, como en el caso anterior, solo hay algunos errores no tan importantes. Por ejemplo un "jóvenes" sin acento o alguna que otra palabra repetida, como "estaba".

    Last edited by Smile; 19/02/2016, 07:52.

    Leave a comment:


  • Jack
    replied
    Muchas gracias por sus comentarios (y correciones) la verdad ayudan mucho. No esperaba que nadie leyera la historia puesto que no es común en su tipo, sobretodo en el foro. Pero me alegra de verdad que los tres la hayan leído y comentado, a uno le ayuda a seguir adelante. Seguiré haciendo capítulos cortos porque tener más extensión me parecería innecesario, además les quita menos tiempo a ustedes. De nuevo, muchas gracias y acá va el siguiente capítulo.

    Segundo capítulo
    Spoiler: 
    El sol quemaba a todo lo que se atreviera salir en medio de aquella arenosa ciudad y cuando Pablo, víctima del calor insoportable y la hambruna se desplomaba cerca de la plaza central, le pidió a Dios que no lo despertara jamás.
    Cuando abrió los ojos se dio cuenta de que dos hombres lo intentaban ayudar a levantarse, le hablaban pero no podía escuchar. Le pasaron una botella de agua y el bebió con desesperación. Su piel ardía, no sabía cuánto tiempo había pasado tirado en el suelo. Miró detenidamente a los hombres. Uno tenía un aspecto viejo con la cara llena de marcas de guerra, el otro joven parecía muy calmado y un poco mayor que él.

    —¿Qué te pasó? —le preguntó Daniel.

    —Nada —le dijo Pablo, mientras se levantaba por su cuenta e intentaba seguir su camino. Aunque no tenía uno.

    —Déjanos ayudarte —le dijo Roberto.

    —No necesito la ayuda de nadie —dijo Pablo, resignado, intentándo seguir su camino. Unos pocos cuervos de mala muerte volaban alrededor en el extenso cielo.

    —Te podemos dar comida y un techo —le dijo Roberto, firme. Su actitud era de temer y la forma en que hablaba hacía parecer todo una amenaza. Pablo cedió. No abrió su boca para nada, y Roberto, acostumbrado, no le hizo ninguna pregunta. Para él estos chiquillos no eran nadie, no tenían pasado ni futuro.

    Daniel parecía interesado en Pablo, pero decidió no hablar por miedo. Pablo no era estúpido, el sabía bien que ambos no hacían ningún trabajo decente, pero estaba decidido a sobrevivir por su cuenta.

    Pablo, después de Roberto y Daniel, se subió al auto antigüo, de esos que corren la gasolina barata y escupen humo negro. No demoraron mucho en llegar a una casa enorme, alejada de la ciudad y protegida con rejas por todas partes. La casa no era lujosa, si no que era una simple construcción antigüa agradandada mediante ampliaciones mal hechas. Estaba rodeada por rejas y algunas cámaras que Pablo, a simple vista, pudo identificar. Dentro era un desorden enorme, la casa tenía una televisión gigante, unos sillones viejos, y cortinas pesadas y oscuras. La cocina estaba muy cerca, estaba sucia y llena de moscas. Se podía escuchar la música proveniente de las habitaciones de arriba, y dos jovenes de menos de 16 años pasaron frente a Pablo y Daniel, pero no se inmutaron. Saludaron a Roberto con un ligero movimiento de cabeza, asintiendo, y siguieron su camino hacia el segundo piso.

    Pablo se sentó mientras Roberto calentaba spaghetti en el microondas. En unos minutos estaba listo y se lo pasó a Pablo, quien volvía después de comer algunos días.

    —Si deseas quedarte aquí debes responderme algunas preguntas —le dijo Roberto. Pablo asintió mientras seguía devorando su comida.

    —Necesito que me digas por qué estabas en la calle, cuántos años tienes, y si estás dispuesto a trabajar.

    —Me fui de mi casa, quince, y sí, estoy dispuesto.

    —¿Por qué te fuiste de tu casa? —preguntó Daniel. A Roberto pareció molestarle la pregunta.

    —Mi viejo me pegaba —dijo Pablo sin siquiera tener alguna reacción. Levantó su polera y sus costillas estaban moradas.

    —Te vamos a llevar a un doctor que conocemos —le dijo Roberto.

    —¿Qué tengo que hacer? —preguntó Pablo, quien había terminado ya.

    —Vender esto a quien te lo pida —le tiró un paquete. Pablo lo analizó, viendo las tabletas.

    —¿Cuánto? —preguntó Pablo.

    Roberto tuvo una diminuta sonrisa.

    —Mil pesos cada uno —le comentó— venderás cuanto yo te digo que tienes que vender. Yo te digo dónde vender, tu sólo tienes que pasarme el dinero. Al final de mes te pasaré una parte, y ese dinero es sólo para ti.

    —¿Dónde duermo?

    —Arriba, la última habitación a la derecha. Anda a verla.

    Daniel estaba sorprendido. Nunca había visto alguien que le tomara tan poco tiempo. Roberto estaba contento, había encontrado una mina de oro. Sacó un celular viejo, Nokia, y marcó el número actual de la bruja.

    —Tenemos uno —replicó cuando ella contestó— es bueno, se maneja.

    Afirmó con la cabeza, luego de decirle a Andrea que el chiquillo tenía quince años, cerró su teléfono.

    —¿Qué pasa? —preguntó Daniel.

    Roberto lo miró preocupado.

    —Tenemos que deshacernos de Fabricio —le comentó Roberto.

    —¿Por qué, qué le pasa a Fabri? —le preguntó Daniel.

    —Acaba de cumplir dieciocho.

    Leave a comment:


  • Lisacabot
    replied
    Respecto a la trama parece interesante, algo no relacionado con pokemon y con una perspectiva más adulta como ya han mencionado antes. Respecto a la gramática, esta muy bien redactado aunque he encontrado unos pocos errores que voy a numerar por si los quieres corregir:

    Repetición de la palabra volante, podrías cambiarla por otra palabra o expresión.
    En el volante estaba Roberto, sus manos firmes sobre el volante y sus ojos oscuros fijados a la pista.
    Como por ejemplo, Roberto estaba en el asiento del piloto...

    Creía que Andrea era una mujer :P probablemente ha sido solo un lapsus al escribir.
    Andrea estaba preparado y Daniel

    ¿Cuantos ojos tiene? basta con decir con sus ojos rojos o con sus dos ojos rojos aunque seguiría siendo una redundancia.
    con todos sus ojos rojos cayó al suelo.

    Leave a comment:


  • Smile
    replied
    Aprovecharé que el tuyo va por el primer capítulo para engancharme. Si hay algo que me cuesta es agarrar un fic cuando ya va 20 capítulos o más.

    Me gustó la historia; no se ven muy seguido fics con un tono maduro y al mismo tiempo que tengan cierta cercanía a la realidad. En muchos países esto es algo del día a día después de todo. Me dio algo de lástima Daniel en el final del capítulo, más que nada por estar allí en ese justo momento. Si todo se asemeja al mundo real, no me sorprendería que luego de esto comience a parecerse más a ellos.

    En lo técnico, como Thranduil dijo, son solo simples errores de tipeo. Por ahí se te escapa una letra de más, o te falta una.
    Creo que te faltó una S aquí.
    Amorcito, no se asustes, que no va a pasar nada


    Y acá creo que se te infiltró un guión.
    —Daniel, ya entrenado, le pasó una gran cantidad de billetes al oficial.

    Leave a comment:


  • Thranduil
    replied
    :o!!!!!!!!!!!!! Una historia de narcotráfico, nunca había leído una y me pareció muy buen primer capítulo, es corto y creo que satisface al lector, al menos yo quedé satisfecho. Lo que sucede es preciso para dar a conocer la personalidad de la protagonista y de lo que es capaz de hacer. Todos los sucesos fluyen con naturalidad y no se ven para nada forzados. En la parte más técnica no tengo nada que decir con excepción de que en una parte pusiste una letra que no iba, pero eso es error de tipeo, puesto que tu léxico y ortografía están a la altura. Espero pronto otro capítulo. Ciao.

    Leave a comment:

Working...
X