Anuncio

Collapse
No announcement yet.

[Proyecto] Antología Pokémon

Collapse
This is a sticky topic.
X
X
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • Matthew Crown
    started a topic [Proyecto] Antología Pokémon

    [Proyecto] Antología Pokémon

    Antología Pokémon

    La Antología Pokémon será un proyecto para los escritores del foro, ya sean experimentados o nuevos en el mundo de la literatura. Los usuarios podrán dejar en este tema uno o dos relatos, cuentos, one-shots, en fin, historias autoconclusivas, para luego ser puestas en una colección de textos oficial de la sección de Fictions.

    ¿Qué requisitos debe cumplir el relato?
    × Estar en un rango de cierta cantidad de palabras. Un mínimo de 1.500 palabras y un máximo de 6.000. Word tiene un contador, o pueden buscar uno online.
    × Puede pertenecer a cualquier género literario, pero debe estar relacionado con Pokemon y acompañado de su título correspondiente.
    × Ser publicado en este tema antes del 1/10/2016.
    × Debe ser una creación original, no se aceptarán plagios o el robo de textos de otros autores.

    Los escritores sin mucha experiencia podrán recibir una corrección o edición de sus relatos para corregir faltas ortográficas o gramaticales, con el fin de mejorar la presentación de la antología.

    Cada escritor, independientemente de si ha creado uno o dos relatos, recibirá un total de 10 P y 20 AP una vez que haya dejado el texto en este tema. Mientras, pueden ir publicando un mensaje confirmando que participarán, el cual luego podrán editar para agregar el relato.

  • Jeankampeon.
    replied
    Ya di los premios

    y para [MENTION=21380]Matthew Crown[/MENTION] la próxima vez no le digas a los usuarios de que vayan a buscar a los moderadores por que fue molesto para mi estar soportando comentarios de que diera los premios sin saber si alguien mas los iba a dar o ya los dio y vos tampoco sabías que movimientos habían en este tema, para la próxima mejor anda vos y le pedís a alguno de nosotros dar los premios y que no sea responsabilidad del usuario, que sea mas como los eventos de los torneos donde el mismo creador del tema en este caso es que nos dice de dar los premios.

    Y eso sería nada mas como una observación de todo esto por que al final no íbamos a llegar a nada esperando a ver si alguien ya los dio o no.

    Saludos

    Leave a comment:


  • Matthew Crown
    replied
    [MENTION=57495]Skov[/MENTION] [MENTION=63327]Wolfenex[/MENTION] [MENTION=27474]Albert[/MENTION] [MENTION=67225]Batotsu[/MENTION]
    Han recibido una cantidad de 20 APs por su relato en la antología. Para asegurarse de que les lleguen, entren a este link https://www.cpokemon.com/foro/credits.php y revisen si les aumentó la cantidad, cualquier cosa sino les vuelvo a donar el dinero.
    Para los 10 Ps, pásenle este post a Overly., Jeankampeon. o Smile y ellos deberían poder donarles los P que ganaron.


    Quienes no ha terminado o empezado su relato, este evento no acabará, así que podrán subir sus relatos cuando deseen y etiquetarme para recibir los premios.

    Leave a comment:


  • Wolfenex
    replied
    Dije que participaria y lo hice como dicen por ahi mejor tarde que nunca
    El Relato :P :
    Spoiler: 
    Una Historia de Ciudad Canal
    Era verano, en la región de Sinnoh donde yo vivo, esto data de unos años atrás, cuenta mas que nada una historia, donde yo y mi Pokémon nos conocimos.
    Vivia en aquella época en Ciudad Canal, me gustaba bastante ir a la biblioteca , allí leia libros sobre Pokémon de todas las especies, tipos, razas y tamaños , nunca eh tenido un tipo de pokemon preferido ni el flameante tipo fuego, el refrescante tipo agua, o el armonioso tipo planta me llaman la atención, nisiquiera cuando el Profesor de la región , el Profesor Serbal me llamó para darme mi primer pokemon porque había conseguido la edad suficiente para convertirme en entrenador asistí pues quería que mi primer Pokémon fuera especial, si bien tanto Turtwig , Chimchar y Piplup son Pokémon bastante peculiares el que mas me llamaba la atención de allí era Piplup pero entre mis amigos siempre acordaban tomar a Chimchar y Turtwig pues encontraban que tener a Piplup era cosa de chicas.
    Mientras Leia un libro de la biblioteca un Pokemon se escabulló adentro era un Shinx , estaba asustado y no salía de debajo de la mesa donde yo leía , entraron los encargados a buscarle junto a un Joven, al parecer era su entrenador que le buscaba, según el siempre tenia problemas para hacer que su Shinx le obedeciera, le ayudé y se lo devolví. Como forma de agradecimiento el chico me dio unos ticket de barco, resulto ser que en breve en el puerto de ciudad Canal un barco llevaría a quienes tuviesen los Ticket indicados a la Isla Hierro , una isla de gran calibre turístico.
    Alli habitan Pokemon de mayor resistencia destacándose Pokemon de Tipo Roca, Acero y Tierra también se habla de la estancia donde duerme el Pokemon legendario Registeel siendo esa la mayor atracción de la isla, le agradeci al joven por los ticket y fui a contarle a mi familia, pero algo no iba bien , cuando llegue a casa había una nota encima de la mesa central.
    “Hijo, estamos en la casa del marinero Ruperto, algo le sucede a su Hijo.
    -Mama”

    Cuando leí esto deje mis cosas en mi habitación y fui a la casa del Sr. Ruperto. Al llegar allí vi como estaban todos conmocionados, ofrecí mi ayuda pero no parecía servir de mucho, doctores de toda la región estaban reunidos para ayudar al hijo del marinero pero nadie sabia que hacer.
    Sali a tomar un poco de Aire fresco y me encontré con un sujeto alto, pelo puntiagudo y una gorra, a su lado estaba un Pokémon raro. Era Azul, parecía un Growlithe pero este caminaba en dos patas, entro a la casa del marinero y yo con él.
    La gente se vio entrañada, mi madre estaba asustada y el marinero se mostro agresivo a el joven, mientras que este le incitaba a la calma y le decía que venia a ofrecer su ayuda. Nadie le creía en ese momento el hijo del Sr. Ruperto que estaba acostado comenzó a sentir malestares, lloraba y gritaba era una escena terrorífica, tenia los ojos cerrados pero pareciese que estaba sufriendo a montones.
    El joven y el Sr. Ruperto salieron de la casa y yo con ellos, necesitaba hacer lo que pudiese para ayudar. Afuera de la casa el joven le explico al Sr. Ruperto y a mi que sucedia.
    Se trataba de un Pokémon, su nombre era Darkrai, este se alimentaba de los sueños de los niños haciéndoles sufrir y que la única forma de salvar al hijo del marinero era con la ayuda de un Pokémon llamado Cresselia pues ella tiene el poder de liberar a la gente de sus pesadillas y pesares.
    El Sr.Ruperto junto al joven acordaron un viaje a la Isla Hierro , allí según el joven había un artefacto que les serviría para localizar a Cresselia y pedir su ayuda. Antes de que ellos cerraran el trato me ofreci para ir a la expedición, después de todo tenia los Ticket para hacerlo asi que no podían decirme que no. Obviamente mi madre se mostro en contra de que yo tomara esta decisión pues por mucho que tuviese una edad de Quince para mi madre aun era un crio y esta era la oportunidad para demostrar lo contrario.
    Al rato nos dirigimos al puerto y ahí el joven se presentó. Su nombre era Quinoa y el Pokemon que le acompañaba era Lucario, el buscaba a Cresselia para ayudar a su hermano , el también había caído en presa de la Pesadilla de Darkrai y la única forma de detenerle era con la ayuda de Cresselia, el Sr.Ruperto le pregunto sobre que tanto sabia sobre la Isla Hierro y como lidiar con lo que allí hubiese. En ese momento Quinoa nos mostro un compartimiento de su Chaqueta, allí estaban las 8 medallas de Sinnoh y un reconocimiento por llegar al Hall de la Fama, el había participado en la Liga Pokemon pero un sujeto le derroto antes de llegar a combatir con la campeona Cynthia.
    Finalmente zarpamos y al llegar a la isla hierro Quinoa y yo bajamos, me ofreci a llevar su equipaje para poder servir de algo pues después de todo no tenia un Pokemon que usar para poder combatir asi que dependíamos del equipo de Quinoa.
    En su momento nos detuvimos a recobrar aliento, la isla era grande y la cueva que tenia lo era aun mas, llego un momento en el cual mientras buscaba algo para beber entre las pertenencias de Quinoa encontré un Huevo Pokémon, le pregunté que especie saldría de ahí pero el no lo sabia, me dio un par de opciones pero ninguna parecía convincente y/o concisa .
    Llegamos a una pared estatua que representaba a Registeel, en paralelo en el suelo habían siete,agujeros representando la forma que tienen en Registeel. Uno al centro y tres en los laterales. Alli Quinoa comenzó a tocar en el suelo buscando algo y allí encontró un pendiente, tenia la forma de una pluma, le pregunté que era y me dijo que era lo que buscábamos. Cuando tomamos el pendiente las paredes comenzaron a cerrarse, como si un mecanismo oculto se hubiese activado, mientras corríamos para salir de allí al fondo de la Habitacion la estatua de Registeel había desaparecido dejando un Hueco con la forma del Pokémon, al fondo del agujero surgieron siete puntos rojos. El pokemon legendario había despertado y nosotros estábamos encerrados con el.
    Yo tenia miedo, Registeel irradiaba una aura de miedo infinito mientras que Quinoa se veía muy calmado por la situación, Me lanzo el pendiente y me pidió que corriera, mientras yo hacia eso a lo lejos escuche un grito, era Quinoa y me estaba enviando un mensaje
    “¡LLEVA EL PENDIENTE A DONDE EL MARINERO Y DALE EL MAPA DE MI MOCHILA , EL RESTO ESTA EN SUS MANOS!”
    Al terminar esa frase las paredes se cerraron a Cal y Canto, no se escuchaba nada ni siquiera el salpicar de las gotas del agua de las partes húmedas de la Cueva resonaban, me dirigí a la entrada de la Isla, allí estaba el Sr.Ruperto con su tripulación, le entregue el pendiente y el mapa como ordeno Quinoa pero nadie dijo nada sobre el hecho de que el no estuviese.
    En el mapa se marcaba una isla, esta se llamaba “Isla Plenilunio” pero en el mapa había una parte donde el trazado se cortaba y no se podía marcar la ruta via mar o tierra, alrededor de la isla en el mapa se veian marcas de viento por lo que dedujimos que era mala idea usar aproximación aérea, fue allí cuando se me ocurrio revisar el pendiente, lo que encontré era una abertura. Esta tenia la pieza faltante para llegar a la Isla. Zarpamos allí enseguida.
    Cuando llegamos solo había una Arboleda, era una isla pequeña no de mucha vegetación. Me dispuse a entrar y adentro había una Criatura majestuosa, su Cuerpo parecía hecho de medias lunas , era bello y delicado, cuando me vio se hechó atrás, le intente explicar la situación pero fue inútil cuando me intente acercar emprendio vuelo y se fue. Me di media vuelta para ir a reportar al Sr.Ruperto y me encontré a Quinoa, venia agotado, allí comenzó a caminar al centro de la Arboleda donde estaba la criatura anteriormente, se agachó y tomo algo del centro. Eran Plumas, según Quinoa las había dejado Cresselia al alzar vuelo. Volvimos al Barco y nos Dirijimos a devuelta a Ciudad Canal. Alli el huevo Pokemon se Abrió de el Salio un pokemon muy parecido a Lucario, al parecer era su Pre-evolucion, era un Riolu.
    Volvimos a la casa del Sr.Ruperto para curar a su hijo con la ayuda de las plumas de Cresselia al momento de colocar la pluma en la cabeza del niño este se veía mas aliviado y calmado, todo el mundo estaba contento pues una crisis de había solucionado. Junto al Sr.Ruperto nos dirijimos a la entrada de Ciudad Canal a despedir a Quinoa pues este iba a reanudar su viaje y de paso llevar la otra pluma de Cresselia a su hermano, le di a su Riolu pero este lo rechazo, me dijo que era mio y que era un regalo , que lo tomase como parte de agradecimiento por ayudarle en su travesia.
    Antes de que el se fuera le pedí viajar con el, mi madre a contra de como es costumbre no se mostro en oposición a esta decisión ella había reconocido que yo ya me podía valer por mi mismo , ante la propuesta Quinoa acepto y yo me preparé para viajar por la Region de Sinnoh pues ya tenia un Pokémon de compañero y tenia el valor suficiente para hacerlo.

    FIN

    Leave a comment:


  • Lisacabot
    replied
    Me apunto para que me tengas en cuenta >.< Mañana intentaré publicar el relato y es probable que necesite alguna revisión pero intentaré dejarlo lo mejor que pueda.

    Leave a comment:


  • Batotsu
    replied
    Bueno... Creo que termine.

    http://www.cpokemon.com/foro/threads...012#post403012

    Todo comentario bienvenido.

    Leave a comment:


  • Albert
    replied
    Vengo a postear la primera parte de mi corto -dividido por actos- progresivamente iré editando y actualizando para agregar los demás actos.

    Spoiler: 
    El Quantum Ranger V El Abuelo Boxeador:
    Deme sus nenes



    Acto I:
    Narnia CEPELANDIA: EL TOTODILEZORD, EL ABUELO Y LA TAQUERIA

    En algún lugar lejano del mundo, existe una pequeña y desconocida nación llamada Cepelandia. En aquel hermoso país mágico coexisten una serie de individuos únicos y especiales –llamados así por sus padres- viviendo toda clase de desventuras diariamente. Y de entre toda esta clase de criaturas singulares, un chico destaca de entre los demás. Fakdoce Crownz, el Quantum Ranger encargado de proteger a Cepelandia de… sus propias burradas.

    El día de hoy seguiremos las aventuras de este particular jovenzuelo de piel tan negra como el carbón, igual que su cabello, ojos y ropas –todo él era negro— cuando un suceso trágico tuvo lugar en el momento más inesperado.

    …..

    Era otro día normal para nuestro joven héroe Fakdoce Crownz; comía tacos en su taquería favorita “El sazón fujoshi de Thai y Gin” luego de haber tenido una pelea contra quien considera fue su más duro rival: Darumaka. El Quantum Ranger, nunca había conocido a un adversario de tallas colosales como lo era aquel temible ser, quien llegó a vencerlo cuatro veces antes de que alcanzara a derrotarlo milagrosamente –Darumaka se resbaló y cayó por un acantilado-

    Para celebrar que cumplió el cometido asignado por el rey CPokémon, entonces se dirigió a la taquería, donde se hallaba, con su Totodilezord, un robot de dos metros de alto que tenía la apariencia de un Totodile. No había cosa en el mundo que Fakdoce amara más que ese robot, pues incluso había abandonado a su novia cuando esta le pidió elegir entre ella y su zord.

    Disfrutaba de su taco favorito, la especialidad de la casa además, el “Ociponkuob” gustosamente, pensando en el que sería su próxima misión: Hallar a un agente del mal que causaba el caos en el país haciéndose pasar por otras personas. Un enemigo que ya había atentado múltiple veces contra la paz de Cepelandia: Áurico multicuentalocas. Un rival colosal que anteriormente necesito reunir el poder de los cuatro grandes moderadores para poder acabar con su reinado del mal y puteadas. Un enemigo para el que, sin duda alguna, Fakdoce necesitaría usar todo su Nigga Power para vencer.

    Habiéndose acabado su taco, nuestro protagonista se dirigió a la caja a pagar. Allí atendía la pareja estelar del local: Ethan y Xpoke. Ethan era un muchacho de tez morena y pelo coco, que tenía los inyectados en sangre –como si estuviera drogado- , quien mantenía una forzosa sonrisa; por otro lado Xpoke parecía un chico sacado directamente del jardín de infantes: de rasgos aniñados y pelo revuelto mantenía un semblante serio tan serio como el que un bebe podría mantener.

    —¡Muchas gracias por venir, lo esperamos de vuelta en otra ocasión, Fakdoce Senpai! —Le dijo Ethan mientras le entregaba el vuelto que le correspondía. En la parte trasera del billete Fakdoce pareció leer “Sácanos de aquí, por favor” pero al creer que seguramente se tratara de un error de imprenta, lo paso por alto –ya se darán cuenta de que nuestro protagonista no es la representación de la inteligencia misma—

    —Muchas gracias por su atención ¡ya volveré! —Le respondió Fakdoce a la feliz pareja que se sostenían de las manos. Otra de las razones por la que le gustaba ir allí, era por la atención, pues verdaderamente se sentía querido en ese lugar: Cada vez que llegaba, los chicos lo recibían con felicidad y energía y cada vez que se iba parecían tan tristes que parecía que romperían a llorar en cualquier momento. Un lugar agradable de verdad.

    Pero la felicidad de sentirse querido le duró poco. Al salir hacía el estacionamiento descubrió que su preciado Totodilezord no se encontraba estacionado en el lugar correspondiente. Una helada brisa golpeo a Fakdoce en el estómago y una serie de temblores recorrieron su cuerpo. Cerró los ojos una y otra vez esperando que solo se tratara de Fabri –un chico normal que tiraba la realidad cada vez que estornudaba— buggeando la realidad otra vez, pero la verdad era innegable: Su Zord no se encontraba allí.

    —¡Nooooooo! —Se tiró al suelo de rodillas, mientras lágrimas caían por su rostro como cascada. Nunca en su vida había sentido un dolor tan arraigado en su corazón, aún ni cuando su preciada Academia Pokémon –un juego de rol que creó— fue superado y aplastado por el mejor rol de todos: Odisea Pokémon.

    — ¿Qué sucede, guapo? ¿Por qué gritas afligido al aire? —Una voz aguda y delicada, que solo podía provenir de un ángel, susurró a su oído. Inmediatamente cautivado, Fakdoce alzó la cabeza para descubrir de quien era tan encantadora voz y, en seguida, cayó flechado por amor.

    Una chica de lacio cabello rubio –del que la parte inferior se podían ver mechones de pelo negro, como si fuera una peluca— y de tez bronceada, con los brazos bien peludos, lo observaba. Llevaba la cara encantadoramente maquillada con talco y una sombra azul en sus ojos –que hacía relucir el color café de estos- que abarcaba mayor parte de su frente. Sus gruesos labios estaban delicadamente pintados con un labial rosa que surcaban un trazo desde la parte inferior de su barbilla, hasta su nariz. Su cuerpo era robusto y llevaba una blusa escotada morada que resaltaba sus rasgos más atrayentes: El pelo que le sobresalía del pecho y las tetas caídas. Sus piernas tampoco se quedaban atrás pues parecían el edén prometido para el hombre: Destacándose atraves de unos minis short que parecían, estar a punto de explotar bajo la presión del cuerpo que debían someter, lucía algunos trozos irregulares de bellos por aquí y allá.

    Sin duda alguna, todo hombre cuerdo no podría resistirse al encanto natural de aquella guapa “mujer” y Fakdoce, por más que tenía gustos refinados, no fue la excepción.

    —Y-o, y-o… —balbuceó, tratando de encontrar las palabras adecuadas— C-creo que han robado a mi Totodilezord; lo deje estacionado aquí, pero ya no está.

    — ¡Oh! ¿Te refieres a esa monura de robot azul que mide así de alto? —Al estirar el brazo para repe presentar lo que decía, algo de cuero de su barriga se escapó de entre su blusa y Fakdoce, llevado por pensamientos pervertidos, tuvo que contenerse por no sufrir una hemorragia nasal y asentir— Oh sí, acabo de ver a un anciano montándose en él y llevándoselo; no sé a dónde se dirigía, pero hasta donde vi esa cosa parecía suya; sí hasta tenía las llaves.

    ¿Tenía… las llaves? Ante aquella premisa, el chico se tocó desesperadamente el bolsillo de los pantalones en busca de las llaves de su Totodilezord, pero solo hayo aire y una pelusa. ¡No la tenía! Fue entonces cuando cayó en algo… las había dejado olvidadas pegadas en el Zord.

    —M-i, m-i, Totodile... —Lo devastaba aún más pensar que fue robado por su propio descuido—

    —Oh, vamos guapura no llores; no soporto ver chicos tan candente como tú llorar ¿qué te parece si ayudo a recuperar a tu zord? Yo conozco al viejo que se lo llevo, es abuelo de uno de mis Ex — Con esa proposición, a Fakdoce le vino un recuerdo a la mente.

    ……
    —Entonces Fak ¿qué es lo que decimos cuando un extraño se nos acerca a ofrecernos dulces? —Le preguntó su madre mientras le trenzaba el cabello—

    —Le decimos que sí, le tomamos la mano y nos vamos con él— Le respondió con energía—

    — ¡Así mismo! te has ganado el premio especial de la noche —Su madre le ofreció un trozo de carne y sin pensarlo, Fakdoce lo acepto. Era la primera comida que tenía luego de tres días sin nada; y pensar que su madre le había dado un trozo de carne sacado de los banquetes que diariamente se daba ella sola… ¡era tan buena y considerada con él!


    …..


    — ¡Acepto! —respondió Fakdoce a la chica, con una lagrima corriéndole por la mejilla gracias al nostálgico y feliz recuerdo que había tenido. Su madre era tan sabía, no podía estar equivocada respecto a los extraños; además aquella hermosura que parecía caída del cielo ¿qué mal le podría hacer? Seguramente había tenido mucha suerte, de haber sido ella quien se ofreciera a ayudarlo.

    — ¡Buena elección ricura! —ella se abalanzó en su contra y le dio un fuerte abrazo. Fakdoce le pareció que había llegado al cielo, pues quedo aplastado entre el pecho de la chica, con algunos pelos de sus axilas acariciándole suavemente el rostro— Mi nombre es Marceline Abaader ¡un gusto en conocerte! —Se presentó luego de que, para infortuna del héroe, ella lo soltara—

    —Y-o, y-o soy Fakdoce Crownz, el Quantum Ranger de Cepelandia —Marcelin pareció quedar sorprendida por su tímida declaración.

    — ¿¡El Quantum Ranger!? Oh, que fortuna la mía, que fortuna. He escuchado muchas historias sobre ti, encanto, historias que hablan de tus muchas proezas —Los ojos se le volvieron corazones; Fakdoce pensó que tal vez se estuviera refiriendo a otro Quantum Ranger, pues su única verdadera proeza hasta ahora era haber sobrevivido a ese Darumaka. Igual, no tuvo el valor para decírselo ahora que la veía tan interesada en él—

    — ¡E-n persona! —inflo el pecho, orgulloso—

    —Muy bien, ahora que sé que viajo contigo, encanto puedo sentirme mucho más tranquila ¡mira que el camino para llegar a casa del abuelo no es fácil ni corto! —Le comentó para luego darle un abrazo— Deberemos atravesar los Bosques de Skov, ir más allá del Reino de los pantalones cuadrados y finalmente superar el Desierto Bug, antes de llegar a la casa del abuelo.

    Fakdoce tragó seco ¿en serio debía pasar por todos aquellos lugares? Sabía que aquellos lugares representaban un gran peligro, sobre todo para su débil persona, pero aun así…

    —¡Muy bien Marceline, entonces guíame! S-oy, soy todo tuyo por lo que resta de este viaje.

    —¡Bien, cariñito! —Emocionada, lo agarró por la mano y se lo llevó lejos de la taquería.




    Acto II:
    REGRESAME A MIS NENES [En progreso...]


    *Este relato es una sátira de si mismo; no se busca ofender ni denigrar a ninguna persona, ni gustos con él; sólo esta hecho para y por el entretenimiento. A menos de que seas Faku, si eres faku chupala (?)

    *Todo lo puesto dentro de cursiva en el relato representa un recuerdo


    [MENTION=21380]Matthew Crown[/MENTION] [MENTION=57485]JhonnPenguin[/MENTION]
    Last edited by Albert; 18/09/2016, 10:36.

    Leave a comment:


  • Matthew Crown
    replied
    Iniciado por Smile Ver mensaje
    ¡Yo quiero! O al menos intentarlo. Si no lo hago a tiempo borra el mensaje [?]

    Sobre la corrección ¿se haría en este mismo tema? ¿O aquí solo se juntan los cortos y en otro se opinaría?
    Los cortos se postearían todos aquí y luego se les haría una corrección fuera del foro. Los usuarios podrán además postear sus cortos en Zona Libre y recibir comentarios de quienes lo lean, pero este tema es específicamente para dejar los one-shots, así se pueden ordenar y agrupar en un libro virtual, un pdf.

    Iniciado por Skov Ver mensaje
    Yo me apunto ovo/

    Todo sea por el bendito, glorioso y amado dinero. Yo tengo otra duda, puesto que quizás se resetean las monedas o algo por el estilo, quedará constancia de los P$ ganados?
    Al final no tengo idea qué pasará con las monedas, parece que el foro fue actualizado y se quedarán las monedas, así que no habría problema ni necesidad del banco, pero como quieran.

    Iniciado por EthanBarush Ver mensaje
    Me uno a esto, la verdad ya quería escribir algo y aunque tengo una historia genial el problema es que no trata de pokémon pero... tengo una historia ope que podría resultar buena si la escribo aunque estaria basada en mi rol de academia hay prolema?
    No hay problema con esto, pero recuerda que puede que la lea gente que no tiene ni idea de la academia, así que les podría resultar dificil sin hablas de cosas que no conoces o explicas. ¡También deberá ser auto-conclusiva! La historia debe comenzar y terminar en un capítulo.

    Leave a comment:


  • EthanBarush
    replied
    Me uno a esto, la verdad ya quería escribir algo y aunque tengo una historia genial el problema es que no trata de pokémon pero... tengo una historia ope que podría resultar buena si la escribo aunque estaria basada en mi rol de academia hay prolema?

    Leave a comment:


  • Braixx
    replied
    ¡Participo!

    Siempre me gusta intentar cosas nuevas y se que esto me ayudara a mejorar mis historias y claro a aceptar todas las críticas constructivas.

    Leave a comment:


  • Skov
    replied
    Yo me apunto ovo/

    Todo sea por el bendito, glorioso y amado dinero. Yo tengo otra duda, puesto que quizás se resetean las monedas o algo por el estilo, quedará constancia de los P$ ganados?





    EL TEMPLO DE MEW: 



    El Templo de Mew




    La brisa marina en alta mar, con un cielo despejado y bajo la luz de la luna. Un barco surcaba los océanos, con el viento a favor y buena mar. Las olas acompañaban su camino y el viento acariciaba las velas, mientras una canción envolvía el ambiente.

    El grave tono de la voz de un hombre, se mezclaba con el dulce tono infantil de un niño. Un padre cantándole una canción de cuna a su niña, siendo acompañado por las magníficas criaturas marinas que habían sido atraídas por el canto.

    Las primeras en aparecer, fueron unas hermosas serpientes marinas, cuyas escamas brillaban reflejando la luz de la luna y cantaban con armonía. Siguieron unas criaturas difíciles de describir, con su estructura azulada y caparazón duro, eran seres de gran dulzura y amor. A esas criaturas, que recibían el nombre de Pokémon no les importaba que el barco que acompañaban fuera uno de renegados.

    La magia se sentía en el ambiente, era de las pocas veces que eso podía verse en el mar. Los Pokémon de por si eran tímidos y en aquella época, permanecían ocultos. Lejos de las avaras miradas de poder, protegiéndose de aquellos que los esclavizaban y los usaban de armas.

    - ¿Papa, porque no podemos vivir en tierra? -preguntó la inocente niña abrazando a su Pokémon, un lindo zorro marrón-. ¡Eevee y yo podríamos ayudarte con el campo!

    El padre sonrió en reflejo a la de su hija.

    - Gracias mi vida, eso sería de gran ayuda, pero eso pondría triste a tu padre...

    - ¿Por qué no estaría Mama?

    El hombre suspiró con tristeza, sabía que la pequeña tenía en parte razón, pero su dolor se lo llevaban las corrientes marinas. Se rascó las cicatrices de la mejilla, observando el mar en calma.

    - No pequeña, porque me buscan y me separarían de ti -dijo posando una mano en la mejilla de la niña-. Y eres la poca luz que me queda.

    - Esos hombres malos no te encontrarán, tu salvaste al Pokémon rosa de aquellos malvados... ¡Así que yo te protegeré, ya lo verás!



    Riendo el padre hizo cosquillas a la pequeña, quien llenó de risas el ambiente.

    - Mi niña valiente, seguro que allá donde vayas harás orgulloso a tu padre. Te encontraras con grandes rivales, pero tendrás a tus Pokémon contigo.

    - ¡Claro que sí! –dijo dando un pequeño bote la niña-. ¡Un día reuniré a todos mis amigos Pokémon y volveré con mama a buscarte!

    Una risa grave y llorosa atravesó el cielo nocturno, mientras el hombre acariciaba la cabeza de su hija y del Eevee, con su mano sólida atravesando el cuerpo incorpóreo. La luz pasó a través de la niña, quien formada con agua abrazó con fuerza a su padre. Los Pokémon del mar lanzaron un canto de tristeza al cielo, donde una pequeña criatura rosada aparecía en mitad del cielo.

    La niña vio al Pokémon rosado e intentó alcanzarlo, este curioso se acercó y se rió con la pequeña, antes de mirar con tristeza al padre. Que observaba con una gran sonrisa y lágrimas en el rostro, como su niña jugaba con el Pokémon legendario en el cielo.

    - No lo olvides, papi -dijo la niña con una gran sonrisa y volteándose hacia su padre, para limpiar sus lágrimas-. Volveré.

    El padre abrazó a la pequeña y rozó un beso en su fría mejilla.

    - Jamás te olvidaré, permanecerás siempre en mi corazón –la niña apenas podía comenzar a contener las lágrimas, sabía que se iba. Pero había prometido sonreírle hasta el último momento-. Siempre que mire el cielo, pensaré en ti y en mama. En la casita de campo donde vivíamos, los tres con Eevee.

    El hombre dejó a la niña irse, viendo como flotaba en el cielo hasta llegar al Pokémon rosado. Su cuerpo ya no podía sostener con firmeza el de su hija, pues sus manos pasaban a través. La pequeña comenzaba a deshacerse, formando miles de luces que iluminaban el cielo con pequeños destellos y brillos, como si de Illumise y Volbeat se tratara. Lagrimas se deslizaban sin fin por el rostro del hombre, quien sonreía al pequeño Pokémon rosado.

    - Gracias Mew, me has dado un precioso regalo, tu deuda conmigo esta saldada...

    El Pokémon rosado lo miró con tristeza, antes de acercarse al hombre dar unas leves palmaditas en su cabeza.

    La niña sonrió a su padre, despidiéndose con la mano y lágrimas en la cara. Gritándole, que se volverían a ver.

    Horas pasaron con el padre tarareando la canción, tras ver como su hija desaparecía. El sol comenzaba a teñir el cielo con su calor, cuando lo encontró su segundo al mando en la popa del barco.

    Su tripulación necesitaba de una guía, pero el hombre estaba cegado con la ira. Así que prometió al cielo, de que sacrificaría y arriesgaría cualquier cosa para conseguir su venganza.

    . . .




    El tiempo fluyó como el agua, la venganza quedó atrás en el tiempo, lo que muchos pensarían olvidada. Pero simplemente dormida o perdida en los rincones más oscuros del mar.

    En las profundidades del océano, donde solo se puede llegar con los Pokémon adecuados. Una mujer nadaba junto a su Lapras, entrando en un palacio protegido por las aguas saladas. Le había costado encontrarlo, pero al fin lo encontró y sobrepasaba sus expectativas.

    La estructura estaba rodeada por una energía que lo hacía habitable, teniendo zonas donde poder respirar y otras adornadas con agua. El suelo húmedo y brillante por el agua, iluminaba el suelo de mármol y las paredes grabadas de marfil. Columnas de agua y zafiros se alzaban majestuosas, lanzando luces de colores que alumbraban los adornos de ámbar. Los colores se filtraban hacia las aguas del océano, mostrando todos los Pokémon que habitaban las aguas.

    Una escena digna de verse y apreciarse, aun así la joven estaba más concentrada en leer los grabados de las paredes. Estos mostraban la historia de mucho tiempo atrás donde un hombre que se echó a la mar, era perseguido por humanos rodeados de oscuridad que envidiaban su poder, pues tenía la capacidad de hacerse entender con las criaturas mágicas, los Pokémon.

    Lo buscaron y encerraron, pensando que así podrían ganarse el favor de los seres mágicos. Pasó mucho tiempo siendo esclavizado, pero un día conoció a alguien como él. Era una mujer, capaz de comunicarse con los Pokémon y que se ocultaba de aquellos avariciosos de su poder. El hombre fue liberado por ella y su inseparable amigo, un zorro de grandes orejas y rosado, que la joven exploradora no tardó en reconocer como Espeon.

    Caminando por el palacio, vio como continuaba la historia y narraba como tras ser rescatado, los dos se enamoraban y tenían una hija. La familia vivía feliz, rodeada de sus Pokémon. Se podía ver a una niña jugando con Eevee y otros Pokémon. La escena era idílica, hasta que llegabas a la siguiente. Llamas devoraban el hogar de la familia, un fuego provocado por la gente del pueblo y por el ardor de la traición. La mujer murió protegiendo a las personas que amaba, rescatándolas del fuego y sacrificándose.

    Mientras el fuego aun ardía en la madera de la casa, el hombre se llevó a su hija al único lugar en el que podría protegerla, el mar. Pero un desastre ocurrió, la niña enfermó y ella junto con su Pokémon falleció, mientras el padre salvaba a una criatura de las garras malvadas de un hombre y su organización. Cuando volvió con el Pokémon, su tripulación estaba llorando la muerte de la pequeña.
    Tras que el padre lloró la muerte de su hija, Mew, el Pokémon que había salvado le otorgó el deseo de pasar un día más con ella.

    Al finalizar el día, el padre se centró en la venganza. Volviéndose un ser oscuro, viendo mar y tierra para hacerse más fuerte y acabar con aquellos que le robaron todo. Pero cuando logró su objetivo, fue consumido por su odio. Así que los Pokémon que iban con él, decidieron encerrarlo.
    Los muros no explicaban más historia, tampoco era necesaria. La joven la conocía y se adentró al interior del templo. Encontrando a lo que una vez fue un hombre.

    Una esfera formada con aguas del mar, siempre turbia y siempre agitaba, hasta que uno de su familia llegara. La mujer, encendió un incienso y puso la bebida de ofrenda. Recitó la oración viendo como la esfera cambiaba. Las aguas volvían al tranquilo oleaje y su agradable color añil, mostrando a un Mew en su interior. Pero este no era como el resto, tenía un aspecto oscuro, como violáceo.

    Así era, cuando los Pokémon del hombre intentaron ayudarlo, lo transformaron en un Mew, pero el odio era tal, que se volvió negro y decidieron encerrarlo en una esfera de agua, donde poco a poco iría olvidando su odio. Cuando liberara todas sus emociones negativas, volvería al color rosado clásico de su especie.

    La joven sonrió al ver que el Mew se volvía un poco más claro, antes de levantarse y volver a la superficie. Un Vaporeon había venido a buscarla, junto con un Glaceon, los cuales la esperaban en la salida. Viendo como la joven se giraba hacia el Mew en la esfera, despidiéndose.

    - Nos volveremos a ver, Papa…

    Last edited by Skov; 24/09/2016, 11:21.

    Leave a comment:


  • Smile
    replied
    ¡Yo quiero! O al menos intentarlo. Si no lo hago a tiempo borra el mensaje [?]

    Sobre la corrección ¿se haría en este mismo tema? ¿O aquí solo se juntan los cortos y en otro se opinaría?

    Leave a comment:


  • McBrujo
    replied
    Me uno, es Izzi
    yo al ver el premio de P$: 

    Leave a comment:


  • Batotsu
    replied
    No pues... supongo que por un precio razonable me inscribo :P
    Deseenme suerte.

    Leave a comment:


  • ClayDark22
    replied
    yo también quiero participar, así aprendo muchas cosas para mejorar en la parte de la literatura mas bien ya me llego la inspiración para mi relato.

    Leave a comment:

Working...
X