Anuncio

Collapse
No announcement yet.

Evento "Antología pokemon" Borradores Fic: "Ditto"

Collapse
X
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • Pokémon Evento "Antología pokemon" Borradores Fic: "Ditto"

    Terminado.

    Como el nombre lo dice, aquí pondré en partes o mas bien borradores el como va quedando la historia auto-conclusiva para el evento Antología pokemon. Espero les guste, los comentarios me ayudaran mucho en su producción, aunque tengo que admitir que este fic proviene de un sueño mio... en cualquier caso todo comentario siempre es bienvenido.

    Sinopsis: La vida del único ditto en la faz de la tierra. La historia sucede en la realidad de los juegos "Mundo misterioso", siendo un planeta completamente habitado por pokemon y siendo que no existe la humanidad.

    Diario de Ditto, entrada 1: Formación

    Nacer, ese proceso por el que todo ser vivo pasa, ese momento en el que ese pequeño y nuevo pokemonsito rompe el cascarón y sale del huevo para recibir la bienvenida del mundo que lo rodea. Son muy pocos los casos de aquellos que nacieron de formas distintas, en su mayoría leyendas de tiempos ancestrales, o en este caso yo. No se muy bien como describirlo, pues cuando sucedió aun era muy ignorante y no sabia absolutamente nada, pero si tuviera que compararlo con algo, seria como cuando te sacan un tumor. Esto no lo digo por el dolor o la satisfacción de saber que ya no se le tiene, lo digo mas bien porque fui el extirpado. Como un tumor fui sacado del único al que puedo llamar hermano, y como tal fui desechado al resto del mundo. No estén tristes por mi, pues si no lo estoy por migo mismo los demás tampoco deberían de estarlo.
    Al salir del cuerpo de mi hermano veo a mi padre, este me da una misión absurda e interminable, y como no tenia nada mejor que hacer la acepte sin rechistar. Según recuerdo, en esos momentos se estaba llevando a cabo la creación de todas las cosas. Un proceso largo y aburrido, aunque no tan largo como yo quisiera, pues una vez terminado mi tarea comenzó.
    Me salteare en esta narración como fue la creación del mundo, pues no tiene importancia alguna en esta historia. Tras unos cuantos años de pleito entre mastodontes gigantescos, fui capaz de llegar a una isla. Según se me había dicho, en esa isla comenzaría todo, pues la flora y fauna ya era abundante y auto suficiente. En esos tiempos carecía de un sentido del tiempo, por lo que me cuesta decir cuanto es que estuve varado hasta que sucediese algo. Sin darme cuenta, unos seres de coraza dura y marrón habían llegado a la tierra, y en cuestión de poco y nada se asentaron en la misma, adquiriendo nuevas formas y volviéndose mas amenazantes. Seguidos de estos había otros, aun mas extraños pues carecían de lo necesario para vivir en la superficie, por eso mismo se quedaron en las playas. Uno tras otro nuevos seres llegaban a la isla y formaban sus nidos. Yo por el otro lado, seguía solo y no me inmutaba ante lo que veía, tan simplemente me limitaba a contemplar.
    Puede que piensen que soy un poco holgazán, pero cuando se viven tantas cosas uno se olvida de la mayoría y el resto las omite por no ser relevantes. Básicamente y para redondear la idea, en todo ese tiempo yo continué con mi misión, aunque... aun no les dije cual era. Como el menor de 2 hermanos se me encargo la peor misión de todas, la de ver, vigilar y entender como es que viven todos.

    Diario de Ditto, entrada 2: Revelación

    En mi andar por la eras, fui capaz de ver la verdadera evolución de las especies, y no me refiero a la evolución física natural de cada uno, si no que mas bien a la mental. Conforme el tiempo, los instintos se volvieron mas fuertes, pero junto a ellos creció también una notable percepción por el ambiente que los rodeaba. Lo que en un momento era reproducción, al otro paso a ser amor, lo que una vez fue supervivencia, al otro fue enseñanza, y así sucesivamente.
    Un día, como cualquier otro, estaba circulando por los alrededores de un lago. En dicho lago vivían decenas y decenas de peces. De un momento para otro, los peces ya no estaban, y en su lugar había solamente un rastro de sangre. Por mera curiosidad, pues todo me era indiferente, seguí el rastro, con tal de ver que sucedía. Ya a unos metros de distancia pude darme cuenta de lo que sucedía. Según vi, había una pelea entre especies que hoy en día se conocen como dratini y dragonair. Mas que una pelea, hoy en día puedo decir que era un abuso, pues solo un lado tenia lo suficiente para ganar. Básicamente eran 2 dragonair muy agresivos, enrollados a un dratini, intentando partirlo a la mitad. No me pregunten porque, pero para cuando me di cuenta, yo había cambiado de lugar con dratini, salvándole la vida a este y sufriendo su castigo. Desde ese entonces el pequeño me siguió a todos lados, pues me llamaba su salvador y héroe, algo completamente alejado de la realidad.
    Los días que siguieron a ese, todo cambio para mi, pues me di cuenta de lo verdaderamente frágil de la vida, y de lo importante que era preservarla. Afortunadamente para mi, el dratini era un charlatán de primera, no paraba de contarme cosas y cosas. Gracias esto es que encontré el fin de mi paciencia, y en lugar de escuchar lo que tenia para decirme, yo me puse a contarle lo que sabia del mundo. Su constante asombro aun con las cosas mas pequeñas, y su agradecida forma de dirigirse hacia mi me generaba satisfacción, pues era la primera vez que reconocían que hacia algo bien. También era la primera vez que socializaba con alguien, pero de eso no se habla. No creo haber sido mas feliz que cuando estuve con ese sujeto. Para ser el comienzo de mi vida social, no tengo queja alguna, pues dratini no solo era respetuoso y amable, si no que también sabia como sacarme de quicio de las formas mas alocadas. Una vez me di cuenta, ya eramos compañeros inseparables, no importaba a donde me dirigiera, él me acompañaba sin titubear ni un segundo.

    Diario de Ditto: entrada 3: Deambular

    Los años siguen. Soy consciente por fin de la tortura en la que estoy metido. Todo lo que llego a conocer muere, junto a todo lo que llego a ser. No tener un verdadero cuerpo físico como tal es malo, pues no puedo cortarme, ni tampoco dañarme. La baba de la que estoy hecho tampoco puede ser destruida con energía, por lo que arrojarme a un volcán tampoco es una buena idea. Mi suplemento de oxigeno es nulo, al igual que el de agua y comida. No hay forma posible para encontrar el final de lo que alguna vez fue una vida. Lo único que me queda es vagar por la nada, ir en contra de mi misión a pedido de auxilio, y esperar el ser escuchado. No importa cuanto lo intente, nadie me socorre. No logro salir de este pesar llamado vida, y tampoco puedo disfrutar de ella sabiendo que todo lo que vea hoy, muere el día de mañana.
    Hoy se cumplen 80 años de la muerte de dratini.

    Diario de Ditto: entrada 4: Despropósito

    Nadie me escucha y nadie me entiende, es imposible que los demás sepan el sufrimiento por el que estoy pasando. No veo a mi hermano desde el día en que nos separamos, y mi padre siempre indiferente, se fue a quien sabe donde para nunca volver. Contemplando una vida sin propósito, pensé una vez mas en la muerte. Me resulta imposible matarme, pero en algún lugar debía de haber otro capaz de ello, alguien capaz de darle fin a lo que alguna vez empezó. En mi búsqueda conocí a multitud de pokemon, pero por supuesto, ninguno lo suficiente poderoso. Aun entre las mas grande leyendas, ninguno era capaz de propinarme daño. Cruzando montañas, atravesando ciudades, yendo hasta los confines del mundo, me fue imposible.
    Un día, en un ataque de locura, me puse a jugar con las dimensiones, todo con tal de enojar a las 3 grandes bestias, pero para mi sorpresa quien atendió a mi llamado, no fue ningún otro, mas que él. Yo estaba enojado, pues después de tanto tiempo, después de tanto sufrimiento, escucharme solo cuando estoy por crear un cataclismo de magnitudes gigantescas, era un maldito hipócrita. Fue pura casualidad encontrarme en ese momento, pues era él quien necesitaba de mi. Con un grado mínimo de preocupación me comento acerca de mi nuevo hermano, al igual que nosotros no envejecía, pero era demasiado nuevo en el mundo como para darse cuenta de lo que significaba. El pedido que se me fue realizado, a cambio de darle fin a mi malestar, fue orientar lo, servirle de tutor para que no valla por el mal camino, y ante todo para que no cometa los mismos errores que yo cometí... antes de separarnos le pregunte:
    -¿Cual es el significado de nuestra vida? ¿Por que aun te esfuerzas en vivir a sabiendas de que todo aquel que amas morirá?
    -Es muy gracioso que hayas visto la vida desde el angulo de la muerte. Al igual que tu, también vagué por el mundo viendo como la gente moría, pero al mismo tiempo pude contemplar como esta vivía. Aquello que aun me guía en mi camino es como ellos a pesar de sus diferencias, y a pesar de las eras, siguen conviviendo para llegar a un futuro mejor. Si seres tan frágiles como ellos aun no se rindieron, no tenemos el derecho de hacerlo, pues somos quienes deben dar el ejemplo. Si aun después de todo, no toleras la idea de la existencia, mas que complacido estaré de que vuelvas a formar parte de mi, hermano.
    Una vez mas, mi vida no tiene propósito, pero si una misión dispuesta a seguir: ser quien guié en el camino de la vida a Mewtwo.

    Diario de Ditto: entrada 5: Nada

    Ya pasaron 23 años desde mi ultima entrada, hay que admitir que los lapsos son cada vez mas cortos. Cada vez que he puesto algo en este diario, ha sido para dejar escrito sobre aquellas cosas que han producido cambios importantes en mi persona. El hecho de que cada vez tarde menos en tener algo con que llenar estas paginas, lo interpreto como una señal. Esta vez contare acerca de como pase de querer morir, a evitar la muerte.
    La ultima vez que vi a mi hermano, este me dio la misión de estar con su contra parte. En un comienzo fue difícil, pues estaba completamente amargado, y mi compañero lo notaba con facilidad, lo que llevaba a constantes disputas sobre el sentido de la vida. Conforme fue pasando el tiempo, él creció y comenzó a explorar el mundo por si mismo, mientras que yo me limitaba a seguirlo. En las noches continuábamos con nuestras charlas, mientras que en los días eramos tan distantes como un grupo de desconocidos. No tardo en interesarse en personas particulares, lo que nos llevo a quedarnos en varios lugares durante periodos largos de tiempos. Conforme el ciclo de la vida seguía su curso, yo le advertía de lo que indudablemente pasaría al final, y que sin poder hacer nada resultaría dañado, pero haciendo caso omiso, siguió con lo suyo.
    Finalmente, llego el día en el que decidió formar parte de ellos, y tener una familia... fue entonces cuando lo deje a su suerte, pues si lo que el quería hacer era sufrir como todo un masoquista, yo no lo acompañaría a ver su sufrimiento. Pese a todo me quede viviendo en las cercanías de su pueblo, junto al bosque, pues no podía dejar de lado lo que se me había concedido. Mes tras mes, le hacia una visita casual, sin saludar ni decir adiós, viendo nada mas como lo soportaba. Tras 3 años de pasar por lo mismo, algo cambio. Cuando fui a visitarlo no pude encontrarlo, pues no vivía mas allí. Ante la duda de su paradero, le pregunte a sus vecinos si algo le había pasado. Según me contaron, tras mucho esfuerzo había logrado tener amigos y compañeros con los cuales convivir, pero que un día sin previo aviso, los mató a sangre fría. Quede impactado con la noticia, pues me costaba trabajo creer que fuera capas de tales cosas, el problema es que lo encontraron lleno de sangre en el lugar, y con los cuerpos de aquellos que alguna vez llamo amigos tirados en el suelo.
    No podía dejarlo así, pues era mi deber estar a su lado, así que fui a por él. Siguiendo su rastro pude llegar a un lugar, rodeado por cercas y otra clase de barreras para no pasar, y en el centro de dicha zona, encontré una cueva. Dentro de la cueva no se escuchaba mas que gritos llenos de desesperación, decorados por sonidos fuertes y otros del mismo estilo, los cuales supe que eran una vez lo vi con mis propios ojos. En el suelo, Garchomps agonizando e implorando piedad, en las paredes distintas especies de Pokemon voladores estampados como si de bichos se tratase, y en el aire Mewtwo masacrando un sin numero de Pokemon dragón, acero, tierra y roca sin compasion alguna. Convirtiéndome en un abra, los aleje de su lado, y los lleve afuera de la cueva con el ataque tele transporte, contra lo cual respondió en un ataque de ira. Al tener las facultades de un hermano de mew, el poseía energía ilimitada por lo que me era imposible calmarlo sin vencerlo, así que procedí a tranquilizarlo.
    Lo primero que hizo fue tomarme con sus poderes psiquicos, y arrojarme contra las paredes de la cueva, en respuesta cambie mi forma a la de Wobbuffet use manto espejo, haciéndolo recibir los mismos daños. Al verse lastimado por mi ataque, se enfado aun mas, lanzando un ataque conjunto de psicocarga y esfera aural, ante lo cual me transforme en Sableye, volviéndome inmune a tal combinación. Al ver esto, agrego al combo un brillo mágico mezclado con un foco resplandor que se esparcía en todas las direcciones, y yo rendido a sus pies volví a mi forma original, a sabiendas de que no lograría absolutamente nada. Furioso por haberme rendido, me volvió a tomar con su telequinesis, y se acerco a mi. Acto seguido, comenzó a usarme como saco de boxeo, golpeándome con puños bala, trueno, hielo, fuego, lanzándome a volar repetidamente y volviéndome a poner a rango de sus ataques constantemente. Finalmente, aprovechando la oportunidad, volví a cambiar a Wobbuffet, haciendolo dudar de su ataque y haciendo retroceder su puño, permitiéndome chocar contra su pecho en la forma de Dratini, usando el ataque acua cola y cola dragón para atravesar lo y así detenerlo.
    -Te felicito, gracias a que nunca me escuchas terminaste ahí en el piso agonizando,¿estas feliz con el resultado?
    -¿Que haces aquí?¿Por que luchaste con migo?
    -Cada mes vengo a visitarte y a ver como estas, y para mi sorpresa me entero de que mataste a todos los que te rodeaban, por lo que vine a investigar que demonios había sucedido. En cuanto entré te vi queriendo matar a lo que quedaba de ese grupo de pokemon, no pude evitar el tener que detenerte, pues según te recordaba nunca habrías dejado que algo como esto pasara.
    -Yo... yo no los maté... solo los vi morir... vi como los mataban... y después... mate a su asesino.
    -Entonces ¿que estabas haciendo aquí? ¿Acaso todos ellos eran responsables de la muerte de tus amigos?
    -No lo entendieron... nadie lo entendió... ni siquiera tu lo entiendes... no puedes saber...
    -Ni te atrevas a decirlo, se muy bien lo que es perder a un ser amado, se muy bien lo que es no poder ayudar a los otros, mientras que al mismo tiempo eres todopoderoso.
    -Entonces también sabes porque hice esto.
    -mmm... Buscabas la satisfacción que nunca pude alcanzar, buscabas que te diera lo que no tengo, buscabas la muerte...
    -Nunca esperé...
    -Te felicito hermano de sangre, pues en el día de hoy llegaste a donde ninguno de nuestra familia ha ido.
    A modo de despedida de aquel con quien había compartido 20 años de mi vida, me transforme en el, y tome su cuerpo. Fui hasta los cielos, hasta la mas alta nube, en donde me esperaba Mew. Le entregue lo que alguna vez había sido nuestro hermano, y él lo recibió de brazos abiertos. No solo había fracasado en lo ultimo que se me había encomendado, si no que lo eché a perder de la peor forma posible. Pese a todo, mientras me alejaba unas palabras me llegaron.
    -Si así lo quieres aun puedes terminar con esto.
    -Ciertamente soy miserable, en todo lo que llevo de vida no he logrado hacer ni una sola cosa bien. No merezco volver a ti hermano, no merezco estar en este mundo, no merezco absolutamente nada.
    -Tu sabes que eso no es cierto
    -¿Ah si? pues mira como me voy. Me marchare a donde nadie pueda encontrarme, y ni tu ni nuestro padre volverá a dar con migo.
    -Adiós hermano.
    -Adiós... cuídate.

    Y así fue como corte mis lazos con el mundo. Unos meses después una extraña bestia me contacto, y me trajo aquí en donde estoy ahora. Escribo esto en donde se ve todo y no se esta en ningún lado. Probablemente sea la ultima entrada de este diario, pues planeo pasar la eternidad en aislamiento hasta que logre perderme a mi mismo en la soledad.

    Le dirijo estas palabras al lector que por cosa del destino pudo encontrar este libro para leerlo:
    Disfruten de su vida, pues no hay nada mas precioso en el mundo, que lo que llega a su fin.
    Last edited by Batotsu; 22/09/2016, 03:19.


    La lanza forjada, con mil años de trabajo arduo.
    La lanza que surcó los cielos, y acabó con la tiranía de los poderosos.
    ¡Millenium Lónginus!

Working...
X