Anuncio

Collapse
No announcement yet.

Desquiciada libertad

Collapse
X
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • Pokémon Desquiciada libertad

    Iniciado por ~Yorman
    Saludos comunidad de Centro Pokémon !!!
    Es un honor para mi anunciarles que esta obra ha sido reconocida como:




    ~ FIC DEL MES — MARZO'17 ~



    ¡ Felicitaciones !
    Holo everybody!!!! Vengo con una historia que vengo pensando hace unos meses. Cabe destacar que la idea original fue de @xpoke y le pedí permiso para desarrollarla hace bastante tiempo, me refiero a un fic colectivo sobre zombis y estudiantes encerrados en una academia que sufrían un sin fin de consecuencias relacionadas. Bueno, para aquel fic colectivo creé un personaje que me gustó demasiado que sólo me lo imaginaba en ese contexto y no quería dejarlo morir en el olvido, así que le pedí permiso para usar la idea y le cambié algunas cosas para llevar mejor lo que tenía en mente.

    La historia la tengo pensada para 16 capítulos por el momento y está dirigida para un público tolerante que entienda que es sólo ficción. Espero con ansias sus apreciaciones, críticas y opiniones.

    PD: no sé si se habrán dado cuenta de que tengo otro fic aquí publicado (La Historia de Jack Evans), lo seguiré publicando, por si es que alguien aún lo lee.

    Capítulos

    Spoiler: 
    Capítulo 1: Cuando la vida se torna sombríamente emocionante
    Capítulo 2: Así obtienes tu primer pokémon...infectado
    Capítulo 3: Resultados aterradores pero favorables
    Capítulo 4: Observando la situación
    Capítulo 5: Horror en el patio principal
    Capítulo 6: Una coartada perfecta
    Capítulo 7: Una agradable desdicha
    Capítulo 8: Salida a terreno
    Capítulo 9: Los Laboratorios de BioGen
    Capítulo 10: Llegan los héroes
    Capítulo 11: Cuando la mente se quiebra
    Capítulo 12: Hay que darlo todo para lograr tus objetivos, sobre todo fingir
    Capítulo 13: ¿Quién está acorralado?
    Capítulo 14: Mi libertad no termina cuando empieza la del otro, sólo se extiende
    Capítulo 15: Explicaciones
    Capítulo 16: Las vueltas de la vida


    Capítulo 1: Cuando la vida se torna sombríamente emocionante

    Spoiler: 


    El sol pegaba fuerte sobre las cabezas de los estudiantes que se movían de un lado a otro por el patio junto a sus pokémon, ocupados en los preparativos para el próximo aniversario de la prestigiosa Universidad de Kanto, ubicada en Ciudad Azulona. Las altas estructuras de concreto y hormigón ubicadas en diferentes lugares del campus proyectaban un poco de sombra, pero el astro estaba en el punto más alto, llegando a casi todos los rincones.

    Un chico de cabello rubio oscuro se encontraba cómodamente sentado en una silla en uno de los pocos lugares con sombra, mientras otros sudaban esforzándose por dejar todo listo para el día siguiente, él gozaba de un delicioso jugo de naranja en caja. Una chica de mirada seria se acercó a él, lo había estado observando desde hace un buen rato.

    —¡Victor! ¡¿Por qué demonios no ayudas en algo?! —lo increpó con bastante indignación— ¿Por qué demonios tienes mala disposición para todo?

    —¿Por qué demonios pones cara de ingenua para todo? —preguntó haciendo énfasis en la palabra “demonios”, mientras miraba hacia unos chicos que acababan de caerse llevando una caja de vasos de vidrio. Se limitó a sonreír y tomó un poco de jugo.

    —¿A qué te refieres? —le preguntó de vuelta, con cara de no saber nada, como Victor lo había planteado en su pregunta.

    —Sé que te metes con los profesores para pasar tus asignaturas, o con algunas profesoras —aseveró mirándola con sus profundos ojos marrones, la chica quedó helada, no sabía que alguien conocía sus andanzas—. Y eres encargada de la organización de este estúpido aniversario porque le hiciste algunos favores de dudosa reputación al presidente del centro de alumnos —volvió a beber un poco de juego, ya se le estaba acabando. La chica sólo lo miró, con odio y vergüenza al mismo tiempo—. Pero no te preocupes, yo no divulgaré nada, seguro que otro lo hará. ¿En qué quieres que ayude, Anna? —preguntó para volver al tema original.

    —Po-podrías ayudar a pintar los lienzos —balbuceó totalmente sonrojada, una gota de sudor le corría por la cara.

    —Estoy con ropa negra, no me voy a poner bajo el sol —terminó de beber el jugo y tiró la caja a un basurero cercano—. Si quieres que ayude, dame algo fácil que pueda hacer…—miró hacia todos lados hasta que vio una mesa pequeña, pero a su altura— en esta mesa de aquí —la acercó hacia él usando su pie derecho.

    La chica se alejó humillada e intranquila, alguien sabía sus secretos, pero desconocía si realmente alguien más estaba enterado de aquello. Victor acomodó sus pies sobre la mesa y se dedicó a disfrutar del sufrimiento de los que se esforzaban en hacer los preparativos, pero que no les resultaban. Los creía imbéciles por desperdiciar su intelecto en algo tan básico, si es que tenían uno.

    Las horas pasaron y el sol se ponía en el horizonte. Todos descansaban en el salón habilitado para hacer las manualidades necesarias para la celebración. Victor estaba sentado al costado de la puerta del fondo, terminando de muy mala gana un muñeco de color negro y sumamente mal zurcido. Habían prendido el televisor para entretenerse un rato y esperar la cobertura de un evento que venían anunciando hace mucho tiempo. Unos científicos de una organización privada habían desarrollado una supuesta cura para una enfermedad degenerativa que atacaba principalmente a los humanos, sin embargo, la polémica no estaba ajena a esto, puesto que aquella vacuna sería puesta a prueba en algunos pokémon con dicha enfermedad.

    Los estudiantes hablaban, debatiendo sobre el tema y dando a conocer sus opiniones, todo muy mezclado a la política e intereses económicos detrás de todo. Como en muchas universidades, a veces era complicado mantener una postura neutral. No obstante, había alguien que no mantenía mayor atención sobre las acaloradas discusiones.

    Victor sólo veía cómo discutían y luchaban por poner sus argumentos como si fuesen los únicos válidos. Él no creía que ellos estuviesen a su altura, eran simples personas que sólo se dedicaban a regañar y reclamar, en vez de sólo actuar. Después de todo, al discutir das a conocer tu perspectiva y con ello tu manera de pensar, en consecuencia, te vuelves, de cierta manera, predecible y otros pueden usarte como se les dé la gana, sin que lo sepas. Esa era su visión.

    De repente, comenzó la transmisión en vivo, tenían dos imágenes. Una era de un laboratorio en las oficinas centrales de BioGen, la organización responsable de la supuesta cura, en la cual mostraron a seis especies diferentes con la enfermedad. La otra era de las afueras del edificio, una protesta se llevaba a cabo, una enorme multitud con pancartas y gritos.

    La imagen del laboratorio pasó a ocupar la pantalla completa para mostrar con más detalle el momento de la inyección a las criaturas. Había un encargado para cada pokémon, mientras un séptimo investigador explicaba el procedimiento al periodista. Las criaturas comenzaron a chillar y gritar de dolor, el hombre que explicaba se puso algo nervioso con aquel bullicio. Los comentarios en el salón no se hicieron esperar.

    El chico de carácter antipático nuevamente observó cómo sus, según él, inferiores y no tan inteligentes compañeros, iniciaban un nuevo debate. Algunos apuntaban que aquel acto era inhumano y otros lo justificaban con la excusa de ser un avance para la ciencia y el bienestar de futuras generaciones.

    Todos callaron cuando los pokémon comenzaron a atacar a los asistentes con sus garras o picos, o con alguna mordida. Uno de los pokémon volador quebró el vidrio y salió hacia la multitud. Las dos imágenes mostraban hechos inquietantes que no pasarían desapercibidos para nadie. Todos en el salón estaban atentos a lo que veían.

    La cámara del laboratorio mostró a las personas mordidas y picoteadas actuando de manera extraña, gritaban de manera aterradora y se retorcían en el suelo. Uno de ellos se abalanzó contra el periodista y, junto a la cámara, cayeron al suelo. Los estudiantes, atónitos, observaron cómo el periodista gritaba y era mordido por aquel científico de mirada perdida, el cual le arrancó la oreja. La señal se perdió.

    El ambiente en el salón era como si fuese el de un funeral. No sólo por la incertidumbre generada por lo que acababan de observar, sino que también por el hecho de que aquella institución quedaba en la misma ciudad en la que se encontraban. Sea lo que sea que haya sucedido, no tardaría en llegar a ellos.

    Un chico de cabello corto y piel morena se paró de su asiento y comenzó a hablar. Era el presidente del centro de alumnos

    —Creo que ante lo sucedido, es importante que permanezcamos juntos —propuso con firmeza, aunque no pudo ocultar el temor—. Intentemos llamar a nuestros familiares, pero quedémonos aquí —una chica comenzó a llorar. Victor se limitó a observar el comportamiento de sus compañeros. Se preparaba para gozar de la situación.

    —Pero debemos prepararnos para lo que sea que esté sucediendo, hay que organizarse —propuso Anna.

    —¿Y cómo pretendes hacerlo, Anna? —dijo una chica de cabello moreno y baja estatura, empleando un tono bastante molesto— ¿Acostándote con todos los profesores que puedas para que te defiendan de esos zombis?

    Todos quedaron mudos, las chicas se miraban a los ojos. Anna quedó muda por unos segundos, su temor se había cumplido. Sin embargo, aquella muchacha de nombre Alice, siempre había tenido envidia de su popularidad y Anna aprovechó eso para desmentirla. Victor miraba fascinado aquella escena, sólo le faltaba algo para comer.

    —¡Siempre me has tenido envidia, es tanta que inventas cosas! —se defendió— ¿Quieres una batalla ahora? —sacó una pokéball para amenazarla.

    —¡Ya basta! —intervino Michael, un chico de cabello oscuro, conocido por todos por ser el líder de las animadoras del equipo de baloncesto, algunos lo molestaban por eso— Ponen aún más nerviosa a Mary —la chica que había empezado a llorar hace un rato lo hacía ahora aún más fuerte.

    —Con peleas no llegaremos a ninguna parte —continuó Alex, el que se había parado a hablar en primer lugar.

    El chico de cabello rubio los observó discutir y proponer planes de emergencia, los más conspiradores planteaban un apocalipsis zombi, eso sólo causaba el terror. Se limitaban a estar encerrados y sentirse en peligro. Victor veía en aquel suceso una oportunidad, la libertad en su mayor expresión. Cuántas cosas de dudosa moral se podrían hacer en aquellas circunstancias, era lo más cercano a un libre albedrío de verdad y no habría nadie que lo detuviera. El chico se paró en silencio y salió por la puerta a su costado, ya no tenía ganas de ver las peleas, serían las mismas todo el rato. Ya era hora de comenzar a actuar. No deseaba perder ni un solo instante.

    Avanzó por los pasillos pensando en todas esas posibilidades, tendría que hacer investigaciones y luego jugar con lo que descubriera. Sería espectacular. Se estaba aproximando a la entrada de la universidad, el guardia lo observó de lejos y le habló.

    —Deberíamos permanecer dentro de la universidad…

    —Hipnosis —una esfera negra con enormes ojos y envuelta en un gas púrpura apareció frente al hombre y lo durmió con la mirada —. Gracias, Gastly —la criatura desapareció.

    Victor metió al guardia dormido a la oficina de éste y trajinó el lugar, para su sorpresa, encontró un arma de fuego. Vio que algunos chicos del salón se acercaban a donde estaba así que guardó el revolver en su chaqueta. Alex comandaba el grupo, como líder autodesignado, supuso Victor. También estaba Anna.

    —¿Por qué saliste así? —interrogó Alex, como si fuese el encargado de liderar la resistencia, pensó el chico.

    —¿Qué te importa? —contestó sonriendo.

    —¡No me hagas enfadar, Winsor! ¿A menos que quieras una batalla? Estoy listo para patearte el trasero —Victor sólo se limitó a mirarlo con cara de cansado, le fastidiaba aquella situación—. No permitiré que salgas de la universidad —indicó con más compostura ante la nula reacción del joven—, debemos permanecer juntos.

    —No pretendo irme —explicó—. No por ahora, tengo cosas que hacer aquí —sonrió.

    Victor se retiró de la presencia de aquel grupo y se adentró en las profundidades de la universidad, por pasillos que pronto serían dominados por la oscuridad de la noche, donde él pretendía reinar. Pensando en el primer paso que daría, recitó unas palabras.

    —Necesito capturar un pokémon infectado. Para fines pedagógicos, claro —sonriendo se perdió en la oscuridad. Tenía mucho por hacer…y por jugar.

    Last edited by Thranduil; 19/04/2017, 18:12.

    Lean mi fic: La Historia de Jack Evans
    Soy Elven king
    (Por si alguien no me reconoce)



  • #2
    Esto me recuerda a un one shot que leí en este mismo foro sobre pokemon zombies en la Academia pokemon, no dudo que lo habréis leído y creo que todos pensamos que era un tema digno de un ficticio mas extenso.

    El personaje principal es tan anti héroe que me es imposible pensar en el de una manera que no sea genial. Ya desde el principio has expresado su forma de ser y por ahora se esta manteniendo, un personaje bastante constante pero puesto que es solo un capitulo es difícil de decir aun si va a tener un desarrollo mas profundo o no.

    La trama como ya he dicho me parece interesante y diferente a la mayoría de historias sobre pokemon, lo cual me gusta. Y tengo muchas ganas de continuar leyendo en caso de que lo continuéis publicando.

    No he visto ninguna falta de ortografía y estéticamente es bastante simple, pero organizado lo cual se agradece.

    Tal vez añadirle el titulo debajo del mensaje de introducción en el centro con letras un poco grandes lo haría un poco más apetecible.
    Academia pokemon:



    Odisea:




    Comment


    • #3
      Muy interesante en verdad, jamas me imaginé que esto podria resultar de mezclar el apocalipsis zombie con pokémon. Estoy gratamente sorprendido.

      La actitud del Victor como dijo es tan antihéroe que es genial, se nota que estará cómodo con las zonas grises de la moral. Lo único que si me pareció un poco apresurado es que hallan formado una "resistencia", por así decirlo, de manera tan rápida. Vale que se vió como los pokémon infectaban a científicos y periodistas de manera rápida y zukulemtha en TV en vivo, pero sentí que asumieron demasiado rápido que el apocalisis zombie habia iniciado y debian permanecer juntos atrincherados en la universidad.

      Con respecto a la ortógrafia no tengo ninguna objeción, el texto es muy claro y fácil de entender. Se agradece que te tomaras la molestia en presentarnos un trabajo pulcro.

      Espero el siguiente capitulo que hasta ahora se ve interesante todo lo que has escrito.

      ¡Saludos!

      I am nobody, but nobody is perfect, therefore I am perfect.

      Comment


      • #4
        Wuorale, la trama es simplemente atrapante, es una idea muy bien planteada. Eso de mesclar un mezclar el apocalipsis zombie con pokémon lo hace interesante.

        Eso de hacer a Victor con una personalidad algo, como decirlo... estilo bandalo o chico malo por no repetir el antihéroe (? me agrado, llama la atención el saber como se desarrollara todo es caos a su alrededor y como racionara a esa problemática, en este capitulo ya mencionaste un poco como reacciona pero aun falta ver el desarrollo psicológico durante su travesía de aventura apocalíptica.

        Concuerdo con Wolf la "resistencia" se armo muy rápido, si se vio en la TV en vivo lo que sucedía, pero a menos que los estudiantes supieran que era con lo que trabajaban creería lo de la resistencia o que vieran mas de cerca lo que sucede realmente, yo estaría asustada y luego diría que es una broma de parte de la televisora XD, pero en un caso mas real seria confusión y curiosidad lo que se daría en ese caso y ya poco despues al ver que no es una broma y es algo serio se armaría una "resistencia", al menos eso opino yo.

        Bueno, como esta empezando y ya me pique con el primer capitulo esperare con ansias el siguiente capitulo :3


        Spoiler: 

        Comment


        • #5

          Primero que todo, me encanta ¡ME ENCANTA!

          Por fin una trama realista de zombies, en un mundo apocalíptico de Pokémon. Donde los Pokémon también son zombies y se comen a otros de su especie, por no hablar de los entrenadores/humanos. Llevo tiempo esperando un fiction así, me gusta que el personaje sea ''malvado''.

          El tipo de personaje que has creado es uno muy difícil, sobre todo para llevar, pues han de ser aquellos que debes odiar por como son pero a la vez les tienes o acabas tomando algo de cariño sin saber el motivo. (O al menos, eso me pasa a mi *risas*)

          He visto algún horror de ortografía y quizás alguno de redacción o puntuación, pero nada preocupante, se soluciona leyendo otra vez y no molesta al leer.

          ¡Buena trama, a ver para cuando el 2nd cap!

          Aurora Skov

          Academia Pokémon

          Cronología
          & Inventario
          Nyxeria Anubis

          Odisea Pokémon

          Índice y Datos

          Comment


          • #6
            Holo, vengo con un nuevo capítulo, pero primero quería agradecer a [MENTION=58147]Lisacabot[/MENTION], [MENTION=64579]PyriteWolf[/MENTION], [MENTION=63455]Lunira97[/MENTION] y [MENTION=57495]Skov[/MENTION] por tomarse la molestia de leer mi fic, me alegra que les haya gustado.

            Capítulo 2: Así obtienes tu primer pokémon…infectado


            Spoiler: 
            Ya tenía una idea de lo que quería hacer, llevaba un buen rato sumergido en la oscuridad de la noche, la única luz era la de la Luna. Caminaba por los pasillos a paso rápido y seguro, realmente ansiaba llevar a cabo lo que había maquinado. Quería descubrir sus propios límites. Sin embargo, había un problema, los demás podrían entrometerse en sus planes e impedirlo todo.

            Llegó al salón de arte, estaba abierto, pues todo el día estuvieron sacando materiales para el festival. Recorrió el lugar con detención, estaba lleno de papeles de colores, guirnaldas, cajas, era un completo alboroto. Halló una cuerda bastante larga, la tomó y la colgó de su hombro.

            —¿Qué haces? —preguntó una voz masculina a sus espaldas. Victor no se sorprendió, sabía que lo seguiría, aquel chico necesitaba tener el control de todo.

            —Busco unas cosas —se volteó para ver la intranquila cara de Alex, lo miraba con incertidumbre, la actitud del rubio le molestaba—. ¿Por qué me seguiste? ¿Esa necesidad tuya de tenerlo todo bajo control no te dejó tranquilo y vienes aquí para saber exactamente qué hago o planeo?

            —¿Por qué tienes que actuar así? —cuestionó el moreno— Siempre estás solo —apeló al sentimentalismo.

            Si no lograba quitárselo de encima sería un verdadero fastidio, debía convencerlo de alguna manera de que lo dejase tranquilo. Alex era alguien con bastante apoyo dentro de la comunidad universitaria, si lo tenía de alguna manera de su lado, las cosas serían más fáciles.

            —¿Sabes? Pareces una persona que se preocupa por el resto —aseguró tratando de parecer correcto ante alguien que le tenía cierto recelo—. Te diré lo que planeo hacer. Quiero capturar un pokémon infectado.

            —¡¿Qué?! ¿Estás loco? —bajó la voz, a pesar de estar lejos del resto, no quería que nadie se alarmara— ¿Para qué? Eso es muy peligroso, no puedo permitirlo —sacó una pokéball, estaba dispuesto a luchar para imponerse ante algo peligroso.

            —Calma —indicó Victor ante un agitado Alex—. Permíteme explicarte —dijo con una falsa amabilidad—. No sabemos exactamente el comportamiento de esas cosas, más allá de que les gusta morder —se le acercó y lo miró directamente a los ojos, Alex era un poco más alto—. ¿Me ayudarás a investigar? ¿O al menos darme el espacio para hacerlo? Es lo que haría un buen líder, proteger al resto.

            Era fácil convencer a Alex utilizando esa rama de sus características. No era ambicioso, pero en su afán de tenerlo todo bajo control no podía rechazar aquella oferta de Victor, no podía perder la oportunidad que el chico más esquivo de la universidad le estaba brindando. Aunque era un riesgo enorme.

            —Tu idea es buena, después de todo si piensas en los demás —dijo Alex tratando de simpatizar de alguna manera con el rubio. Intentaría tenerlo bajo control dejándolo hacer su cometido y de paso quedaría como un buen líder ante los demás. No cualquiera llegaba a tener un trato con Victor.

            —Claro —sonrió falsamente, pero el autoproclamado líder se lo creyó. Además confiaba en que lograría controlar al rubio, pero era éste quien comenzaba a hacer lo que se le daba la gana.

            —Pero tengo una duda. ¿Cómo harás para capturar uno? —preguntó creyéndose perspicaz— Le dije a los demás que aseguraran el lugar, que cerraran todos los accesos.

            —¿Ya armaste una resistencia para sobrevivir al apocalipsis? —sonrió burlescamente—La azotea —respondió—, lo capturaré ahí. Será fácil atraer a uno volador —explicó con calma—. Esa supuesta cura se debe haber expandido rápido por la ciudad, de lo contrario ya tendríamos noticias del exterior, ha pasado más de una hora de lo ocurrido —lo convenció fácilmente.

            —Para eso es el arma que le robaste al guardia —Victor asintió—. ¿Obtendrás una cura? —preguntó Alex, creía que ya tenía algo de confianza con el rubio, pues estaba logrando algo que nadie más había hecho.

            —La genética no es mi especialidad —aclaró Victor—. Recuerda que yo estudio biología pokémon.

            —Entonces te enviaré a Michael, él sabe mucho de esto, te ayudará —propuso el moreno—. Le diré que estás acá —se retiró del lugar y lo dejó solo.

            Lo único que le faltaba, que el entrometido del líder de las porristas viniese a inmiscuirse en algo que no era de su incumbencia. No tendría más opción que aceptarlo si quería que lo dejasen tranquilo con sus experimentos.

            Continuó buscando por el salón en caso de que apareciese algo útil, pero no encontró nada que le llamase la atención. Se retiró del lugar sin esperar a que el afeminado chico llegase dando sus opiniones y se dirigió hacia el criadero de pokémon. Todos estaban guardados en sus pokéball para su propia fortuna.

            El rubio sacó una de las jaulas disponibles de aquel lugar, era de esas cuya puerta es cerrada una vez que el pokémon entra en ella. No era muy pesada, así que la tomó con una mano y partió a su siguiente destino.

            Demoró alrededor de diez minutos en llegar a la cocina, pero su puerta estaba cerrada. No tuvo más opción que solicitar la ayuda de uno de sus pokémon. Sacó una pokéball y de ésta salió un felino de pelaje tan oscuro como la noche que los rodeaba, tenía aros amarillos en su pelaje que irradiaban una hipnótica y atrayente luz.

            —Bola sombra —Umbreon lanzó una oscura esfera contra la puerta, derribándola al instante—. Gracias —lo regresó a su cápsula.

            El chico ingresó dejando la jaula en la entrada, el lugar era grande, se veía escalofriante, pero a él no le asustaba en lo más mínimo, estaba acostumbrado a lugares lúgubres, eran los favoritos de sus pokémon. Se acercó a los refrigeradores y sacó un pedazo de carne, ya tenía todo lo que necesitaba.

            Tardó cerca de veinte minutos en llegar a la azotea. La universidad era enorme y gran parte de ella tenía tejado en vez de un lugar para disfrutar del aire. Llegó a uno rodeado de rejas. Salió con cautela, no quería que lo pillasen por sorpresa ni tampoco iba a arriesgar a sus pokémon. No había moros en la costa.

            Dejó la jaula en medio del lugar, con el pedazo de carne en su interior. La cuerda estaba amarrada a la palanca que permitía el descenso de la puerta, su otro extremo lo tenía el rubio en sus manos, lo ingresó por la ventana al costado derecho de la puerta por la que salió y se refugió detrás de ésta. La cerró y dejó sólo espacio para la cuerda. Acercó una silla y se sentó a esperar. Pronto un pokémon infectado olería la carnada fresca.

            Pasó alrededor de una hora para que el metiche de Michael apareciese en escena. Se había abrigado desde la última vez que lo vio consolando a Mary.

            —Al fin te encuentro —como Alex le había dicho que estaba dispuesto a ayudar, el chico creyó que podría simpatizar de alguna manera. Sus ojos eran azules y su cabello negro, aunque con la oscuridad no se notaba nada—. Como no te encontré en el salón de arte, pensé que estarías aquí.

            —No quería perder tiempo —se excusó falsamente, el chico acercó una silla al costado del rubio y se sentó.

            Se generó un incómodo silencio. A Victor le molestaba profundamente que aquel muchacho estuviese con él, le desagradaba la compañía, sin embargo, sería peor si Michael intentase iniciar una conversación para entablar alguna especie de amistad, o al menos confianza.

            —Y, ¿a qué dedicas tu tiempo? —comenzó el afeminado chico sin parecer del todo afeminado. Tal vez quería agradarle al rubio, puesto que de alguna manera trabajarían juntos en lo que él creía sería una cura para esos supuesto zombis.

            —No tienes que disimular tu homosexualidad conmigo —dijo Victor directamente, conocía el secreto de muchos en la universidad, lo usaba comúnmente para su propio beneficio, aunque lo de Michael era un secreto a voces—. No me molesta que seas diferente al resto —continuó vigilando la trampa.

            —No a todos les molesta, pero tampoco les agrada del todo, es complicado —el comentario del rubio había desatado una futura seguidilla de confesiones por parte del líder de las porritas. Le desagradaba bastante tener que soportar todo eso, pero le sería muy conveniente, tal vez lograría tener a Michael comiendo de su mano si mostraba algo de interés por sus problemas—. En el colegio me golpeaban por ser demasiado afeminado, solía llorar en el baño, escondido, en deportes yo era el que recibía generalmente los pelotazos. Les gustaba verme llorar.

            —Por eso ayudaste a Mary cuando comenzó a llorar —comentó para hacerle creer que le importaba de alguna manera. Sólo quería que esa tortura sentimental terminara.

            —Sí, es verdad…

            —Shhh… —le hizo callar y señaló la ventana.

            Un pequeño pájaro entró desesperado a engullirse rápidamente el trozo de carne. Era un pidgey con sus plumas rasgadas y sucias, manchadas con sangre. Victor jaló la cuerda y atrapó al ave. Michael se levantó para ir a recoger la jaula. En circunstancias normales, el rubio lo hubiera dejado ir, pero lo detuvo, lo necesitaba vivo, sus conocimientos de genética pokémon serían de gran ayuda.

            —Pueden aparecer más. No sabemos a cuántos atrajo la carne —con esas palabras terminó de fingir su altruismo por el momento. Tuvieron que esperar un rato más en caso de que aparecieran más pokémon infectados. Lo más importante era que ya habían capturado uno. Ahora Victor comenzaría los experimentos que tanto deseaba realizar.
            Last edited by Thranduil; 18/01/2017, 17:53.

            Lean mi fic: La Historia de Jack Evans
            Soy Elven king
            (Por si alguien no me reconoce)


            Comment


            • #7
              Vamos a comentar el capitulo a ver.

              Puesto que ya has dicho que probablemente dure 16 capítulos entiendo que la historia avance un poco lento y todavía no se han revelado los planes del protagonista, lo cual me parece bien pero me mata de la curiosidad.

              El hecho de que manipule y se aproveche de otras personas me parece que le pega mucho al personaje y que Alex caiga en la trampa tan fácilmente me parece un poco creíble teniendo en cuenta lo que se sabe del personaje.

              Por otro lado, la escena de Michael haciendo todas esas confesiones... no. Quiero decir, si te han golpeado en el colegio y te han hecho bulling, sea por la razón que sea no le vas a ir haciendo confesiones y contándole esas cosas a un chico que nunca ha intentado inspirar confianza, ayudar a los demás o siquiera mostrar interés en nadie mas que en el antes de ese momento. Toma tiempo que alguien que ha pasado por una experiencia así cofíe lo suficiente en alguien como para hablar de ello.

              Sobre la trama lo dicho, a la espera de ver cual es el plan de Victor.
              Academia pokemon:



              Odisea:




              Comment


              • #8
                Nuevo capítulo. Genial!

                Hasta ahora me esta gustando como desarrollas la historia y sobre todo la personalidad de Victor. Él es uno de esos personaje bien constituidos que te enganchan aunque hagan todo lo contrario de lo que es bien visto. Siento que en el futuro eso provocara conflictos en los lectores. Aceptenlo. Todos aman a los chicos malos [??]

                Manipulación?? Gosh, amo a este tipo. Me gusta lo fácil que es para Victor leer a las personas, es como si tratara con libros abiertos. No puedo esperar a saber que es lo que exactamente planea hacer con ese Pidgey.




                En cuanto a ortografía no he visto errores, no sé. Me enganché tanto con la historia que posiblemente los haya obviado o simplemente no existen. Como sea, muy bien hecho.

                Espero nuevo capítulo pronto y ¡Saludos!

                I am nobody, but nobody is perfect, therefore I am perfect.

                Comment


                • #9

                  ¡Hey, aquí estamos de nuevo!

                  Me ha gustado el nuevo cap, se puede apreciar lo ‘’perverso’’ que es Victor, donde solo le interesa experimentar tanto con humanos como con Pokémon. Me hace preguntarme, que es lo que querrá hacer con ese Pidgey? Cuando es que se volvió de esa manera, o fue siempre así? Por cuanto tiempo conseguirá el apoyo de los demás?

                  He de decir que me gusta como lee a las personas, solo he de comentar que estas a veces te sorprenden. Luego el único punto que lo encontraría algo, hmmm a pensarse por así decirlo, seria con lo del joven Alex. Como ya te han comentado, cuando alguien ha sufrido lo que él no suele confiar fácilmente y mucho menos con alguien que ni siquiera muestra una migaja de interés por nadie. Yo me he encontrado con quien sí, te lo suelta todo de golpe, pero no es habitual. También has de pensar, que a la vez que Victor conoce a todos, ellos también lo han ido ‘’conociendo’’ a su manera a lo largo de los cursos y de seguro que debe tener algún trapo sucio, uno que seguramente alguien como la chica a quien pusieron en ridículo, no dudaría en usarlo.

                  Por terminar, no tengo mucho que decir, la redacción es muy buena y sabes enganchar al lector. Quizás hay algún error de ortografía y de redacción, pero pasando el texto por corrector y releyendo seguro que lo solucionas.
                  ¡Y ahora a esperar el siguiente cap con muchas ganas!

                  Aurora Skov

                  Academia Pokémon

                  Cronología
                  & Inventario
                  Nyxeria Anubis

                  Odisea Pokémon

                  Índice y Datos

                  Comment


                  • #10
                    Alola everyone, aquí les vengo con un nuevo capítulo, pero antes a comentar los comentarios que me comentaron, no sin antes agradecer a [MENTION=57495]Skov[/MENTION], [MENTION=64579]PyriteWolf[/MENTION] y [MENTION=58147]Lisacabot[/MENTION] por dejar sus apreciaciones.

                    Respecto a la actitud de Michael, sobre contarle todo a Victor como si tuviera toda la confianza del mundo, la verdad es que yo también conozco a una persona así y creo haberme inspirado un poco en esa persona, es alguien que busca algo de afecto y eso lo traiciona, revelando demasiado de sí mismo. Por otro lado, están en una situación que no saben si van a sobrevivir, hay mucha incertidumbre, por lo tanto puede hacer algo que en circunstancias normales no haría, para no morir sin haber hecho todo lo que quisiese, eso lo lleva a revelar un poco de su vida. Victor por su parte no tiene trapos sucios, siempre se ha comportado de tal manera que los demás no tengan algo que responderle para cuando él los ataque, ni que tampoco tengan información para perjudicarlo, eventualmente. Ahora el capítulo.

                    Resultados aterradores pero favorables


                    Spoiler: 
                    Luego de descansar el resto de la noche, decidieron comenzar con la investigación. Victor no había dormido del todo bien y no le interesaba hacerlo tampoco, no por ahora, pero debía guardar las apariencias con Michael cerca de él. Si hubiera tenido elección, tan sólo habría pasado de largo averiguando lo que necesitaba saber.

                    Debió aguantar el desayuno, Michael lo había preparado para ambos, Victor notó cierta simpatía por parte del chico, decidió ocuparla a su favor, poner atención a sus problemas le estaba resultando. No logró evadir la inminente ola de sentimentalismo que se le vendría encima.

                    —Dime, Victor, ¿por qué eres tan distante del resto? —preguntó el líder de las porristas, tenía intenciones de averiguar cosas sobre él.

                    —Simplemente no se me hace fácil generar confianza con el resto —mintió, sólo odiaba a todo el mundo, era mucho menos difícil que ser simpático con el resto—. Además, la gente te mira extraño cuando eres un poco diferente, cuando no eres lo que la sociedad espera que seas. Pero ya sabes de eso.

                    —Sí, es difícil ser quien eres cuando los demás te impiden serlo —agregó—. Pero si no te muestras tal cual eres, también te rechazan y te acusan de ser falso.

                    —Nadie los entiende —soltó una risotada, que en parte fue verdadera, pues Michael tenía razón sobre aquella contradicción—. Sabes, me caes bien —mintió nuevamente, tal vez intentaría convertirlo en alguien que odiase como él. Aunque su presencia ya no le molestaba del todo.

                    Terminaron de comer y se dirigieron al laboratorio en la facultad de ciencias lo antes posible. Victor ansiaba descubrir lo que sea que fuese a descubrir, de todas maneras lo usaría a su beneficio. No obstante, ya tenía algunas ideas de lo que sucedía con esas criaturas que parecían estar muertas, pero se comportaban como si estuvieran vivas.

                    Una vez en el lugar, Victor ayudó a Michael a tomar una muestra de sangre del demacrado pidgey, no obstante, éste no se quedaba quieto, revoloteaba dentro de la jaula e intentaba picotearlos. El afeminado chico se aburrió de la situación y liberó a uno de sus pokémon. Una hermosa mariposa con alas de colores apareció frente a ellos.

                    —Priscilla, usa psíquico para dejarlo quieto —la beautifly miró al ave y ésta permaneció sin moverse. Michael aprovechó para sacarle una muestra de sangre, estaba deseoso de comenzar a analizarla, tenía cierta pasión por la ciencia.

                    El líder de las porristas se acercó al microscopio y comenzó a observarla. Victor, por su parte, se llevó la jaula a un lugar más despejado y liberó a uno de sus pokémon. De la cápsula salió un candelabro con una llameante flama azul en su parte superior y brazos. La fantasmal criatura prendió un círculo de fuego alrededor del pidgey, quien no paraba de moverse.

                    —Ya sabes que hacer, Chandelure —indicó Victor.

                    Esperó un rato, atento a lo que estaba por suceder, le había dado indicaciones a su pokémon con anterioridad. El pájaro continuó moviéndose, con los ojos infectados en sangre y con pocas plumas, lleno de ira. No parecía que fuese a quedarse quieto. El candelabro lo miró y movió su cabeza de forma negativa.

                    —No tiene alma —susurró, el brillo en sus ojos reflejaba el fuego.

                    Miles de ideas rondaron su cabeza, cada una más atroz que la anterior y podía llevarlas a cabo, ahora era libre y nadie podría detenerlo. Era la oportunidad para comenzar a probar sus límites, no con un fin científico ni nada parecido, sino por diversión, una diversión malsana que lo hacía sentir vivo, libre. Una sonrisa se escapó de su rostro, casi se exaltó por la emoción. Afortunadamente, Michael seguía viendo la muestra, se veía muy interesado en lo que veía. No obstante, el peligro era inminente, si quería realizar todo lo que se le había ocurrido y encontrar su anhelada libertad, tendría que jugar con mucha cautela. Se calmó y se dirigió hacia el chico.

                    —Está muerto.

                    —¿Cómo dices? —preguntó el afeminado chico.

                    —Está muerto. Los infectados mueren al ser contagiados. Chandelure no halló ningún alma que robar —explicó.

                    —Supuse eso al ver la sangre coagulada —indicó—. Tu forma de averiguarlo es algo aterradora. Yo también te tengo noticias, el virus parece tener ciertos impulsos eléctricos o al menos una afinidad con la electricidad. También se propaga a través de la sangre.

                    —Entonces no afectaría a pokémon que no tienen sangre, como slugma o metagross, ni tampoco a los fantasmas —dedujo Victor.

                    —Ni tampoco a los que tengan una coraza que aguante la mordida del infectado que lo muerde.

                    —Esa electricidad haría que se moviesen estando muertos, el virus controla sus movimientos, podría tal vez tener dificultad para mover a los pokémon de tipo eléctrico, pero no explica por qué necesitan comer, o al menos mascar algo…vivo —planteó la duda. Sin duda, haber aguantado a Michael tuvo su recompensa—. Son verdaderos zombis.

                    —Probablemente el mismo virus lo haga. Es posible que el virus se concentre en alguna parte del cerebro que obligue al infectado a comer. ¡Esto es realmente emocionante! —Michael abrazó espontáneamente a Victor y éste sólo atinó a quedarse quieto, no acostumbraba a que le hiciesen eso— Vamos, hay que avisarle al resto.

                    Aquella reacción del chico no era más que un indicio de que Victor estaba logrando llegar al corazón de Michael y, aunque no pudo evitar sentir cierto agrado hacia el chico, no dudaría en aprovecharse nuevamente de él si volviese a tener la oportunidad. Sin dejar de mantenerlo de su lado, sería un aliado en eventuales problemas.

                    Lean mi fic: La Historia de Jack Evans
                    Soy Elven king
                    (Por si alguien no me reconoce)


                    Comment


                    • #11
                      Holi, no me había dado cuenta de los dos gracias que me habían dado, por ende asumo que ya lo leyeron y agradezco a [MENTION=58147]Lisacabot[/MENTION] y [MENTION=64579]PyriteWolf[/MENTION] por haberlo hecho, aquí va otro capítulo.

                      Observando la situación

                      Spoiler: 
                      Llegaron al auditorio de la universidad, Michael sabía que se reunirían a discutir algunos asuntos, puesto que la ayuda del exterior no llegaba, no había internet ni computación y las líneas telefónicas no funcionaban. Todos estaban reunidos, con excepción del guardia, quien se encontraba vigilando las cámaras de seguridad en caso de que algo importante sucediese.

                      Sobre el escenario, Alex hacía gala de su liderazgo controlando a la nerviosa masa de estudiantes que reclamaba y se quejaba. Victor y Michael se sentaron de los últimos, no quedaron muy atrás, pues no eran demasiados.

                      Una chica de anteojos y cabellera rubia se subió al estrado y tomó el micrófono que el presidente del centro de alumnos le facilitó.

                      —Estoy trabajando en el laboratorio de computación para intentar comunicarme con alguien en el exterior, alguna autoridad o la policía —dijo Mary con su particular voz dulce y amable.

                      —Puede llegar a ser muy tímida, pero en el área de informática es toda una maestra —indicó Michael—. Si tan sólo lo quisiera, podría vulnerar hasta la base de datos más segura del gobierno. Así de hábil es.

                      Las inesperadas palabras de su afeminado compañero hicieron que Victor pusiera su atención en aquella chica de alegre vestimenta, se le ocurrían un par de cosas interesantes en las que sus habilidades resultarían beneficiosas. Pero no era el momento, esas ideas sólo resultarían en un mundo sin zombis. Sin embargo, esa timidez podía ser usada a su favor. Nuevamente las ideas inundaban la cabeza del chico, tan macabras como las anteriores.

                      Mary continuó hablando por unos minutos y luego bajó a sentarse con los demás. Alex hizo una seña a Michael para que él y su acompañante subieran a la plataforma e indicaran su progreso.

                      —Bueno, Victor ha descubierto que estas criaturas efectivamente están muertas, puesto que no tienen almas, además su sangre está coagulada.

                      —¿Cómo saben que no tienen alma? ¿Victor ayudó? —se escuchó entre la multitud y Alex los hizo callar.

                      —Victor accedió a ayudarnos con sus conocimientos, me costó convencerlo, pero ahora está de nuestro lado —muchos lo aplaudieron y el antipático chico lo miró por unos segundos.

                      <<Goza de tu gloria, infeliz —pensó Victor, no sabía que Alex fuera capaz de modificar la realidad para ganarse el respeto de sus pares—. Ya será tu turno, te daré donde más te duela —miró al público y observó a Anna, quien lo miraba con un profundo odio y recelo.>>

                      —Continuo —dijo Michael—. Este virus tiene cierta afinidad con la electricidad, creando impulsos que hacen que el cuerpo se mueva, creemos que se aloja en alguna parte del cerebro que haga que despierten sus instintos más básicos, como el hecho de comer, por ejemplo.

                      —¡Eso suena a ciencia ficción! —gritó un chico gordo sentado muy cómodamente.

                      —¡Pues es verdad, imbécil! —respondió Victor— ¡Seguro que el zombi que te come explota! ¡Me gustaría estar ahí para grabar eso y mostrárselo a tu obesa familia!

                      —¡Ya basta! —ordenó el autoproclamado líder de la improvisada resistencia.

                      —¡Realmente me cuesta creer que Victor quiera ayudar sin querer a cambio algo que lo beneficie! —gritó Alice, la mayor enemiga de Anna— ¡Todos sabemos que Victor es un antipático que sólo piensa en sí mismo! ¿Por qué estás ayudando? —lo increpó.

                      Victor no esperaba esa pregunta de Alice, era una chica envidiosa que gozaba de juzgar al resto sólo por hacerlo y hacerse la importante, pero algo así lo hubiera esperado de Anna, que era más cercana a discutir con él y cuestionarlo. Seguramente ella entendía que ante estas situaciones excepcionales uno podría comportarse de una manera diferente a como se muestra, pero la limitada mente de Alice la hacía quedar como una estúpida.

                      —Normalmente hubiera sido Anna quien me hubiera hecho esa pregunta —respondió Victor—, pero creo que ella entendió que la situación en la que estamos amerita que todos colaboremos. Pero como eres una copia barata de Anna, sólo te limitas a copiar y no a entender.

                      Anna soltó una fuerte risotada, aún seguía desconfiando de Victor, pero sabía que había una leve posibilidad de que sí estuviese ayudando, por eso no lo increpó. No obstante, la ridiculización de Alice fue lo mejor que había visto por parte del antipático chico.

                      —Gracias por la información —dijo Alex para cortar el tema. Michael y Victor bajaron a sentarse y el moreno continuó hablando. No mencionaron nada sobre el pokémon capturado, ni afortunadamente nadie preguntó cómo había descubierto esas cosas—. Bueno, el principal motivo para reunirlos aquí es para tratar el asunto del tiempo que nos queda, me refiero a cuánto va a durar la comida. Es posible que en el algún momento tengamos que salir al exterior.

                      —¿Qué? ¡Eso es peligroso! ¿No podemos esperar por ayuda? —se oyó desde la multitud.

                      Para Victor esa era una idea realmente fascinante, aunque lo más probable era que no lo enviasen a él, para no alejarlo de la investigación, no importaba si estaba entre los más fuertes del grupo, no lo dejarían ir. La única solución era adelantar esa ocasión y hacerlo de tal manera que él tuviese que salir.

                      —¡Cálmense! —a pesar de sus ambiciones de ser reconocido como buen líder, Alex sí lo era y sabía manejar muy bien las masas— Por favor, cualquier idea de cómo afrontar aquella situación será bienvenida, por el momento debemos racionar muy bien lo que tenemos para nosotros y nuestros pokémon.

                      <<Y los pokémon de la universidad —pensó Victor—. Tal vez pueda usarlos de alguna manera. Realmente me sorprendo de hasta dónde llega mi imaginación.>>

                      Todos comenzaron a cuchichear en el salón, algunos quejándose y discutiendo entre ellos. Se formaron grupos de conversación y Victor sólo disfrutó con el caos que se había generado.

                      Las puertas del fondo se abrieron abruptamente y el guardia entró corriendo hasta medio pasillo, llamó la atención de todos.

                      —El patio…—tomó aire, había venido corriendo—. El patio está lleno de aves infectadas. Es como si nos hubieran detectado.

                      Lean mi fic: La Historia de Jack Evans
                      Soy Elven king
                      (Por si alguien no me reconoce)


                      Comment


                      • #12
                        Me ha gustado mucho el desarrollo de este fic, el protagonista sale de lo normal y no es como el típico héroe y tiene un toque de malicia que lo hace mas interesante, me gusta la trama de que hayan zombies y esas cosas, hace que sea algo nuevo y llamativo, no esperaba un fic así, Victor es muy misterioso y me gusta que de sorpresas en cada cap. y victor negocia la vida de la gente XD me lo imagine algo literal y siendo un tipo ganster
                        lvl 22 lvl 23 lvl 23 lvl 7 lvl 18 lvl 9


                        ------------- Promedio 17 -----------------








                        Comment


                        • #13
                          Saludos, [MENTION=59521]Thranduil[/MENTION]

                          Vengo a comentarte y a ponerme al día a ver si revivimos la vieja gloria en FF. Veo que son hasta ahora 4 capítulos, trataré de comentarlos todos lo mejor posible. Así que...comencemos!

                          Capítulo 1:
                          Spoiler: 
                          El sol pegaba fuerte sobre las cabezas de los estudiantes que se movían de un lado a otro por el patio junto a sus pokémon
                          Fue un comienzo que me hace un poco de ruido al leer, no me parece la frase mas adecuada. Podrías decir: "El sol se encontraba en lo alto del cielo calentando de tal forma que hacia que los estudiantes que se encontraban en el patio sudaran copiosamente" -o algo similar-

                          —volvió a beber un poco de juego, ya se le estaba acabando.
                          Se te escapó una letra.

                          Después de todo, al discutir das a conocer tu perspectiva y con ello tu manera de pensar, en consecuencia, te vuelves, de cierta manera,
                          Quedaría mejor si dijera: "de cierta forma", para no repetir "manera"

                          El primer capítulo me gustó, de verdad que fue un giro tremenda en la historia con lo que pasó en ese laboratorio. Y ese chico Victor es todo un personaje, no se trae nada bueno entre manos. Lo que no me gustó es que se hablara de zombis y planes de emergencia tan pronto, debió quedar la incertidumbre de saber lo que estaba pasando, por lo menos por un capítulo mas. Que se siembre la duda entre los estudiantes y se debatan entre irse y saber que está ocurriendo o quedarse por "seguirdad", aunque sabemos que todos moriran de igual forma, siempre pasa cuando hay un virus por alli. En fin, seguimos...



                          Capítulo 2:
                          Spoiler: 

                          En cuanto a la narrativa es bastante pulcra, no pasa nada en la historia que sea relevante. Y vaya, de verdad que esa universidad es enorme, caminar por 20 minutos es demasiado, se pueden recorrer un par de kilómetros a ritmo suave. Ese Victor de verdad que está un poco loco, con todo lo que le pasa por su mente y las cosas que hacen. Ya veremos que pasa con él mas adelante.



                          Capítulo3:
                          Spoiler: 
                          Manipulador y siniestro, no hay otra forma de describir a ese tal Victor. Si el personaje fuera mujer le quedaría al pelo jajajaja

                          De verdad se está tornando interesante la trama, va poco a poco pero bien, no te adelanta tanto pero si lo suficiente para mantenerte pegado a la historia. Es lo bueno de leer tantos capítulos seguidos; pobre Michael, la forma en que lo utilizan, no creo que pasé del sexto capítulo jejejeje. Siguiente!


                          Capítulo 4:
                          Spoiler: 
                          Es típico, se reunen a evaluar la situación y toman las peores decisiones; ese Victor no piensa en otra cosa mas que en él mismo, debería ser parte del Suicide Squad, le queda bien. Bueno, aparecieron este monton de aves justo en el peor momento; ahora bien, vivir o sobrevivir. En este tipo de situaciones el negro y la rubia son los primeros en morir....a la espera del próximo capítulo.


                          De forma general lo que te puedo recomendar es no colocar los capítulos dentro de un spoiler, no hay motivos para ocultarlo.

                          La parte de los diálogos podrías colocarlos con sangría para diferenciarlos del resto del escrito, quizás hasta usar cursiva, menos en los textos entre el diálogo para diferenciar. Algo así como:
                          Estoy trabajando en el laboratorio de computación para intentar comunicarme con alguien en el exterior, alguna autoridad o la policía —dijo Mary con su particular voz dulce y amable.
                          Otra cosa antes de que se me pase es eso del "rubio" y el "moreno", llega un momento en que a mí en lo particular me confunde, recuerda que no has descrito a los personajes y a veces tenemos que adivinar quien habla, puedes usar sus nombres para identificarlos o usar frases como: "el chico sombrío" para no ser tan repetitivos.

                          Felicitaciones, es un fic con una buena trama y mucho potencial, solo hay que estar pendiente de esos pequeños detalles que lo pueden arruinar y que el resultado final no sea el esperado.

                          Exitos~

                          ¿What color do you want to be?
                          ~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~• ~•~•~•~•~•~
                          Mis Fics

                          ~•~•~•~•~•Has Click en las Userbars•~•~•~•~•~

                          Comment


                          • #14
                            Alola!!!! Primero voy a agradecer a [MENTION=64579]PyriteWolf[/MENTION], [MENTION=64151]Saraky_Blaunt[/MENTION] y [MENTION=25690]~Yorman[/MENTION] por haberse tomado la molestia de leer, voy a comentar un poco los comentarios que me comentaron.

                            Intentaré dejar bien en claro quién está hablando para que la persona que lo lea no se confunda de personajes. Voy a dejar el capítulo sin spoiler.

                            Horror en el patio principal

                            Estaba lloviendo muy fuerte y todo el alumnado presente observa la inquietante escena a través de las ventanas de los pasillos. El patio no sólo estaba inundado de agua, las aves infectadas esperaban pacientemente en diferentes partes, sabían que había carne fresca cerca y sólo esperaban por el momento preciso para saciar su más primitiva necesidad.

                            —¿Qué haremos? —preguntó el guardia con mucho nervio, su voz tiritaba. Mary ya había comenzado a sollozar y Michael la consolaba.

                            —Ideemos un plan —ordenó Alex, quería ser quien tuviese la idea, para demostrar ser un buen líder, pero estaba en blanco, no le quedó más opción que pedir ayuda al resto—. ¡Victor, James! —nombró a los primeros que vio— Suban a ver hasta dónde llegan las aves.

                            —¿Ya tienes un plan? —deseó saber Anna.

                            —Creo que sí. Vayan con cuidado —miró a Victor.

                            Ambos chicos comenzaron a caminar a paso firme. James era pelirrojo y no era alguien que destacase mucho en la comunidad universitaria, pero sí era conocido por varios por estar siempre en las diferentes actividades, por lo tanto, los organizadores estaban al tanto de su existencia.

                            —¿Sabes? Siempre te he visto como alguien antipático, pero me alegro de que estés ayudando —indicó James para empezar una conversación con Victor.

                            —Gastly, contrólalo, pero no te aparezcas —James se detuvo en seco y Victor volteó a verlo—. Sigamos, camina siempre después de mí.

                            Subieron las escaleras hasta la azotea, pero sin salir de ella. Victor observó por la pequeña rendija de la puerta y la ventana a su costado, las aves no estaban por ningún lado. Estaba decidido, volvería con los demás, pero no iría en compañía de James.

                            Todos estaban reunidos, tenían una idea para afrontar la situación, pero aún no se les ocurría cómo la llevarían a cabo, ni siquiera estaban seguros si iba a funcionar. Michael anticipó la llegada de su compañero de investigación. Anna observó la situación con atención.

                            —Las aves no están en la azotea, por ende, saben que estamos en los primeros pisos —aseveró Victor con naturalidad.

                            —¿Dónde está James? —Alex advirtió la ausencia del pelirrojo.

                            —Nos separamos en el camino, dijo que iría al baño —respondió con tranquilidad, no sabía que se le hacía fácil mentir y la emoción por lo que sucedería no lo traicionó.

                            Alex y los demás creyeron aquellas patrañas, pero Victor no contó con la mirada inquisidora de Anna, quien no confiaba en él, a pesar del gracioso momento que le hizo pasar en la reunión.

                            El líder natural de la pequeña resistencia, como le había llamado Victor en sus pensamientos, se dispuso a continuar con la idea que tenía para eliminar a las aves, tenían pensado usar electricidad, para atacar el virus, y usarían el agua de la lluvia como conductor. No obstante, todo se vio interrumpido por un desgarrador grito de Alice, quien miraba despavorida hacia el cielo, específicamente hacia la azotea del ala del lado derecho.

                            —¡Estúpida no grites! —exclamó Anna— ¿No ves que las aves nos pueden ver? —afortunadamente no lo hicieron— Siempre supe que eras una idiota, pero esto es…

                            —Espera, Anna —Alex la interrumpió—. Está gritando por eso.

                            Anna volteó, al igual que otros que no habían visto lo que sucedía realmente. James estaba parado sobre la azotea, con los brazos extendidos bajo la lluvia, con la mirada desorbitada, pero eso los demás no podían verlo desde esa distancia.

                            Victor estaba expectante a lo que sucedería, estaba a punto de traspasar una enorme barrera en su ideal de libertad. Su corazón latía fuertemente, su boca se secó, debió pasar su lengua para remojarla. Apoyó sus manos sobre el cristal y esperó.

                            James chocó sus manos e hizo un solo aplauso, las aves notaron su presencia y volaron hacia él. Pero lo alcanzaron en caída libre, se había lanzado al vacío. Las aves lo picaban y rasgaban en el aire bajo el aguacero. Ante el horror de todos, menos de uno, James chocó contra el suelo, inerte.

                            Un incómodo silencio entre los espectadores fue interrumpido por los bramidos de las aves que picoteaban y desgarraban con fervor e impaciencia. La desesperación de su primitivo acto las llevó a consumir gran parte del cuerpo de James.

                            Había salido a la perfección. Traspasó el límite, una persona había muerto gracias a su plan, y no estaba arrepentido de ninguna forma. Esa era su tan anhelada libertad, pero sólo podría conseguirla a ratos, cuando realizara esa clase de atrocidades. Victor ya pensaba en su siguiente paso.

                            Su imaginación había echado a volar, no obstante, se vio interrumpido abruptamente por una conocida voz que aseguraba algo sobre él.

                            —¡Tu asesinaste a James, Victor! ¡Estoy segura de eso! —Anna lo había acusado ante todos.

                            Lean mi fic: La Historia de Jack Evans
                            Soy Elven king
                            (Por si alguien no me reconoce)


                            Comment


                            • #15
                              Primero!
                              Me quedé esperando a que comentaras los comentarios que te comentaron....

                              Qué puedo decir de este capítulo... que fue muy corto, muy intrigante. Ese Victor.. ¿será que nunca tuvo infancia, juguetes, una mascota? No sé como se puede ser así de cruel para llegar a matar a alguien por simple gusto. Tiene una mente muy retorcida, si tuviera colitas sería Harley Quinn -y algo mas de pechonalidad-

                              Bueno, seguiremos a la espera a ver que pasa con esta trama retorcida.

                              Que bien que aceptaste y pusiste en practica las recomendaciones.

                              Saludos~

                              ¿What color do you want to be?
                              ~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~• ~•~•~•~•~•~
                              Mis Fics

                              ~•~•~•~•~•Has Click en las Userbars•~•~•~•~•~

                              Comment

                              Working...
                              X