Anuncio

Collapse
No announcement yet.

Destinos Vinculados

Collapse
This topic is closed.
X
This is a sticky topic.
X
X
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • #16
    Re: Destinos Vinculados

    Hola!
    Mil gracias por continuar pendientes de mi fic, en especial a Luxray que se animó a leerlo ya comenzado!

    Iniciado por ~fabri
    si le dan de todo....porque no le compran una tm lanzallamas/llamarada? (?)
    Porque en mi fic no existen los TM xD

    Iniciado por ~fabri
    seh, vi el error "homosexual" de tu fic ¬¬ (?)
    Sí, aún no comprendo quién agregó esa palabra al diccionario de mi Word.

    Iniciado por Demian
    Ahh, me gusta que el tercer personaje sea una dama, pensé que iban a ser tres pokemon machos, es bueno que uno sea hembra.
    Sí, quería darle una variante a mi fic... aunque a veces es difícil escribir desde el punto de vista de una hembra/mujer (¿quién las comprende?).
    Muy buen resumen, Demián. Me da gusto que vayan entendiendo bien mi historia medio revoltosa.

    Luxray, muchas gracias! Y yo te agradezco que hayas tomado el tiempo para leer un fic ya empezado.

    [spoiler:1zfinom8]IV.
    Fyrus


    Qué hermoso el viento que sopla suavemente pero con ímpetu, colándose entre las hojas de los árboles más altos y a la vez arrastrándose por las hierbas. Qué hermosos son los rayos del sol, que brillan con toda su intensidad día con día introduciéndose con seguridad por el bosque entero, hasta llegar a la entrada de mi madriguera. Qué hermoso es también el río que despide tonalidades opalinas a su paso célere y cuyo sonido despide el ritmo de los más perfectos arpegios jamás creados.
    Y millones de elementos más que conforman mi entorno, ¡qué hermosos son! No me canso de dar gracias a la vida por situarme en el bosque en donde tengo la gran fortuna de radicar. ¿Quién no se siente dichoso al habitar en esta región, en donde el cálido ambiente hasta da la impresión de tornarse dulce y aromático y cuya continua vitalidad es perenne como el Sol, como el universo?
    Son cosas que medito día con día al despertar, siendo siempre difícil de evitar debido al eterno amor que le tengo a estos lugares.
    Hoy no fue la excepción, a pesar de lo que sucedió.
    Quizás ya era un poco tarde cuando me di cuenta, con cierto temor, al husmear por los rincones de mi madriguera, que mis reservas eran realmente escasas. A decir verdad, casi nunca me pasa esto, ya que me doy prisa de recolectar mis alimentos cuando despunta el alba, pero hoy me sucedió exactamente lo contrario, para mi mala suerte. Sin duda, me encontraba distraído anoche cuando tomé mi cena antes de dormir, porque me dedicaba a evocar divertidos recuerdos sobre mi visita al río junto a mis amigos aquella tarde, cuando visitamos al viejo Kingler y sus pequeños Krabby. No debí darme cuenta de la cantidad de alimentos que restaban para hoy, ni meditar cómo haría para conseguirlos ahora, que ya era tan tarde.
    Así que, después de volver a confirmar que no quedaba nada para el desayuno, resumiré en que salí a buscar qué comer, más o menos pasadas dos horas desde la salida del Sol. Prefiero salir cuando los rayos apenas superan las cumbres de la Gran Montaña, pero hoy me lamento de haberme retrasado. Los recorridos así son más bien cansados.
    Apenas hube asomado la cabeza por la salida de mi hogar, me di cuenta de que era otro día igual de hermoso y entonces decidí que realmente no había nada de qué reprochar, y me reí por el mal carácter con el que me había levantado. ¡Un nuevo día, después de todo, a vivirlo!
    —¡Hola, Fyrus! —me saludaron un par de voces conocidas una vez que estuve afuera de mi madriguera.
    —¡Buenos días! —saludé cortésmente y ya sin enojos a la pareja de Pachirisus que vivían en el mismo árbol a cuyo pie yo había construido mi madriguera.
    Me quedé pensando en lo bien que se habían portado siempre esos vecinos conmigo, y que jamás había tenido problema con ellos; quizás porque los ayudé cuando se quedaron sin hogar.
    Una punzada de hambre me llegó desde el estómago. No es mi rutina desayunar tan tarde… yo soy así, si no me alimento a la hora que mi organismo indica, comienzo a sentirme mal, realmente mal. Es horrible tener un organismo tan sensible a estas variantes.
    Así que comencé a correr por los árboles, por las hojas quebradizas y oscuras que se hallaban desperdigadas por el suelo y que los árboles, conocedores del invierno que se aproximaba, las habían dejado caer. Yo iba en busca de algo rápido qué comer. Después de todo, conseguir frutas o semillas no es difícil en un bosque.
    Algo se movió de repente entre la maleza que estaba a mi izquierda. Me sobresalté al instante, recordando que los hombres armados podían aparecer en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia, y un rápido reflejo me instó a cubrirme tras un seto.
    —¡Hola, Fyrus! —me dijeron— ¡No te asustes!
    —¡Sephyrine, me espantaste! ¡Buenos días! —le contesté sonriendo, lleno de nervios por el susto, a la coqueta Bellsprout que, casi inmóvil, gustaba de hacernos bromas. La conozco prácticamente desde que tengo memoria y sé que es un pokémon realmente extraordinario.
    No obstante, me alejé de ahí con prisa, explicándole vagamente el porqué de mi premura, la cual supo comprender ella con naturalidad.
    Llegué a una llanura despejada de árboles. La conocía a la perfección.
    Son las semillas duras las que se pueden recolectar en el bosque en donde vivo, más que otra cosa. A veces, también tengo la fortuna de encontrarme con algunas frutas maduras que ya han caído de los gruesos ramajes, pero esto no es muy frecuente por el amplio claro en donde vivo y sobre todo, por esta temporada invernal. Hay que recorrer infinidades para encontrarlos tirados sin que se los hubieran llevado ya los Rattata, que tan pronto escuchan o huelen un fruto, salen de los agujeros de la tierra para apoderarse de ellos, egoístas con los demás pokémons. Es preciso escalar los árboles, que en ocasiones son tan altos que me pongo a pensar si no fueron diseñados para evitar que uno pueda trepar debido a su tamaño. Y si esto no fuera poco, a veces hay que llevarse la horrible sorpresa de que, una vez que he subido a las ramas, los frutos están más verdes que el propio follaje, que son simplemente indigeribles. Y para mis problemas estomacales, es mucho mejor comer algo seguro. Además, padecía de hambre en aquellos momentos, así que estaba dispuesto a comer las semillas más duras solamente, si fuera necesario.
    Bueno, después de inspeccionar el terreno y levantar semillas y algún fruto pequeño que había pasado desapercibido por el resto de los pokémons, ya había saciado mi hambre. Entonces me llevé la grata sorpresa de que dos de mis hermanos, jóvenes Pikachus, venían corriendo hacia mí, gritando mi nombre con alegría entre jadeos.
    —¡Hermano, te hemos buscado toda la mañana! —me aseguró Don, intentando respirar hondo luego de la carrera.
    —¿Dónde te habías metido, si siempre sales temprano? —preguntó Lyra, molesta—. Primero buscamos aquí, y como no te encontramos, te fuimos a buscar a la madriguera, ¡pero tampoco estabas!
    —Lo sé, disculpen. Hoy desperté un poco tarde, creyendo que tendría algo para desayunar… así que tuve que salir a buscar.
    —Llevamos dos horas buscándote…
    —Ya, ya. ¿Van a reclamarme, o a saludarme? A mí me da mucho gusto verlos.
    —A nosotros también, naturalmente, nos da alegría encontrarte —repuso Lyra.
    —¿Cómo está papá? —pregunté.
    —Regular. Ya sabes que no se siente muy bien… está enfermo y todo el tiempo teme quedarse solo, sin nosotros.
    —Pero no nos iremos de su lado —complementó Don.
    Mis dos hermanos menores aún vivían en la madriguera paternal; yo ya me había independizado hace tiempo, cuando decidí que era el momento de evolucionar. Ahora yo me encuentro viviendo solo, pero tengo planes de tener una familia muy numerosa, en un futuro no muy lejano…
    —Fyrus —me dijo mi hermana—. ¡Los Dustox ya llegaron al bosque!
    —¿Ya llegaron? —pregunté incrédulo.
    —Sí, ya está próximo el invierno y temían que los alcanzara antes de llegar acá.
    —¡Ven, ven con nosotros, Mooth dijo que quería verte! —exclamó Don, echándose a correr.
    Como Lyra también arrancó tras de su hermano, yo también me decidí a seguirlos, al fin que ya había desayunado. Me llevaron muy lejos, por entre los árboles; pero no hubiera sido necesario correr tras de los guías, porque ese camino lo conocía a la perfección, nos llevaría hasta el río.
    Pero no llegamos hasta él, porque se desviaron para guiarme hasta los árboles más altos.
    Encontré a varios de mis amigos en círculo, hablando un poco apartados con alguien.
    —¡Hola! —los saludé.
    Allí estaban Ruz el Bulbasaur, Roover el Scyther, Yenn la Butterfree y Christmon la Roselia, todos rodeando a un Dustox que parecía ser el centro de atracción.
    Se volvieron enseguida para darme la bienvenida.
    —¡Mira, Mooth y los demás Dustox ya han llegado!
    —¡Hola, Fyrus!— me saludó ella.
    —¡Hola, Mooth! ¡Tanto tiempo sin vernos!
    —No me esperabas tan pronto por aquí, ¿cierto? Está bien, llegamos antes de lo previsto, todavía no llega el invierno pero, al parecer, allá será una temporada muy dura.
    Conocía a Mooth desde hacía ya mucho tiempo. Ella, junto con una congregación de su especie, emigra anualmente a nuestro bosque desde el norte, para pasar el invierno en estas tierras un poco más cálidas. Así que todos esperamos ansiosos que lleguen por estas fechas, porque ella jamás se olvida de nosotros sus amigos, aunque sólo nos vea un par de meses, y porque siempre que viene nos cuenta historias fantásticas acerca de sus viajes y de los lugares que ha conocido. Lamentablemente, pasado el invierno se va, y hay que esperar hasta el próximo año.
    —Vamos, cuéntanos alguna de tus historias —pidió un Spearow que estaba posado en la rama de un árbol cercano, y cuya presencia yo no había advertido.
    —De acuerdo, de acuerdo —concedió la Dustox, dándose importancia—. Como saben, mis relatos son largos por tantas cosas que he visto en mis viajes, y este año no es la excepción, así que les sugiero que se pongan cómodos.
    Mooth agitó sus alas un par de veces y todos nos sentamos a su alrededor para escuchar con atención.

    …[/spoiler:1zfinom8]


    Buf! Es difícil caracterizar a este personaje, pero si así lo empecé, así lo debo acabar...
    Gracias!

    Saludos.


    Spoiler: 

    Comment


    • #17
      Re: Destinos Vinculados

      buen cap psycho, pero errores hubieron D:
      La conozco prácticamente desde que tengo "memora" y sé que es un pokémon realmente extraordinario.--->no seria desde que tengo memoria?xD
      yo queria escuchar a mooth en este cap D:!
      igual, lo escucharemos en...*cuenta con los dedos* luego de dos caps mas D:
      buen cap psycho, espero que en alguna parte de el fic los personajes se encuentren aunque no se como podria serxD
      Spoiler: 










      Spoiler: 

      Comment


      • #18
        Re: Destinos Vinculados

        Perdón por tardarme en postear, aunque solo fueron dos días xP
        Bueno, muy weno... yo únicamente el error que nombró Fabri, del resto fue practicamente perfecto. Me encanta tu forma de narrar... xD

        Y haber que tiene que contar la Dustox, seguro es algo interesante con relación a la historia, sino imagino que lo habrías puesto en este cap x3 No sabía que tenía hermanos, si lo habías mencionado me olvidé completamente xD, pero parecen majos... xD

        Y eso, espero con muchas ganas la continuación n_n
        Saludos!

        Comment


        • #19
          Re: Destinos Vinculados

          Que bueno que empezó ahora el fic de una vez por todas... Estaba muy inquieto por él... Y ahora que leo ya veo porque estaba tan ansioso...

          Iniciado por Psycho
          Qué hermoso es también el río que despide tonalidades opalinas a su paso célere y cuyo sonido despide el ritmo de los más perfectos arpegios jamás creados.
          ¡Faaaa! ¡Que despliegue de cultura! ¿Arpegios? Sí, realmente que este fic tiene descripciones tan arpegias como el cantar de las aves.
          Ay, que lastima, amigo, la lectura venia tan genial hasta que se te escapó una pequeña repetición...

          Iniciado por Psycho
          No debí darme cuenta de la cantidad de alimentos que restaban para ahora, ni meditar cómo haría para conseguirlos ahora, que ya era tan tarde.
          Para que la corrijas, porque realmente está tan bien escrito el capítulo que da lastima que este pequeño desliz te lo eche a perder.
          Pienso que Fyrus se llevará muy bien con la Vulpix, tienen un caracter similar aunque exista entre ellos la gran diferencia de amor y odio sin escalas hacia el ser humano.
          Realmente es un escrito genial, parece sacado de un libro profesional, está muy bien deallado, te tomas bien tus tiempos, no te apresuras, comentas lo necesario... Criticar tu fic es difícil, Psycho, muy difícil, sobre todo por el hecho de que no llego a ser tan buen autor como tú y hay cosas que se me escapan...

          Iniciado por Psycho
          Son más las semillas duras las que se pueden recolectar en el bosque en donde vivo, más que otra cosa.
          Aquí encontré otra repetición... Uff, es que tu fic tiene tan pocas que hay que prestar el máximo de atención para darse cuenta xD Allí deberías suprimir alguno de los más porque, valga la redundancia, están de más xD
          Bueno, me gustó mucho, la verdad que cualquiera al que le dijeran "Psycho escribió un fic, no tiene suspenso, ni aventura, ni acción, ni romance", seguramente diría ¿para qué voy a leerlo? Bueno, yo le diría que lo lea porque aún sin ningún tipo de trama llamativa tiene algo que te deja totalmente sujeto a la historia y te dn ganas de seguir leyendo, como un libro oficial de un muy buen autor. Además, esta forma de escribir de diferentes puntos de vista es muy nueva y no muchos escriben así. Por lo tanto, te felicito, espero que tengas buena suerte con el fic y sigue escribiendo que lo haces muy bien.


          Gracias a todos por recordarme :) Sólo tengo buenos recuerdos de ustedes y de este agradable lugar también.

          Comment


          • #20
            Re: Destinos Vinculados

            Hola!
            Gracias por continuar pendientes del fic!

            Iniciado por ~fabri
            La conozco prácticamente desde que tengo "memora" y sé que es un pokémon realmente extraordinario.--->no seria desde que tengo memoria?xD
            Lo sé, otro error de tipeo en Word... espero que no vuelva a suceder...

            Iniciado por ~fabri
            igual, lo escucharemos en...*cuenta con los dedos* luego de dos caps mas D:
            Más bien lo leeremos xD
            Y es en tres capítulos más.

            Iniciado por Daviid_182
            Y haber que tiene que contar la Dustox, seguro es algo interesante con relación a la historia, sino imagino que lo habrías puesto en este cap x3
            En realidad, no lo puse porque tengo que hacer las divisiones de capítulos y no tengo mucho tiempo para escribir tanto xD pero en fin, sí, es importante.

            Iniciado por Daviid_182
            si lo habías mencionado me olvidé completamente xD
            No, no los había mencionado, los presenté apenas xD

            Iniciado por Demian
            Para que la corrijas
            Sí... ya me di cuenta xDD es que a veces escribo en varios días y no leo lo que ya puse anteriormente y se dan este tipo de repeticiones. Para la próxima, lo reviso antes de postear.

            Te agradezco tus comentarios positivos, me motivan a continuar xD


            Aquí va el quinto.

            [spoiler:34q6wt6z]V

            Meowth

            ¡Hola! No se imaginan lo que hice hoy en la mañana. Pues sí, me retiré del barrio en donde he estado viviendo para irme a otro lado. Ya estaba harto.
            Todo comenzó anoche, serían como las once, cuando el hambre comenzó a aguijonearme seriamente. Ese día, la gente no se había conmovido de mis padecimientos, y eso que pude en práctica mis gestos más lastimeros, con los que siempre conseguía resultados. Todo fue en vano, nadie me dio nada de comer. Algunos ni se dignaban a voltear hacia mí aunque me les pusiera enfrente. Bueno, después, acudí a mi plan alternativo, y ensayé el rascar en la puerta de la casa de la esquina, la que está sobre la avenida principal, que es en donde casi es seguro que me dan algún bocado. Plan fallido, al parecer la amable familia que ocupa dicha casa no se encontraba en esos momentos y tuve que retirarme con las manos vacías. Así estuve de puerta en puerta, ya se imaginarán, pidiendo algo por caridad para no irme sin cenar, pero la gente a veces es difícil de compadecerse ante un pobre y hambriento Meowth… comencé a cansarme y, realmente, a sentirme inútil, pero sobre todo cada vez más débil. La noche ya para entonces era profunda y yo odio retirarme a dormir sin antes haber roído al menos un hueso.
            Casi quedé vencido por el hambre y por el frío —porque al parecer el invierno estaba próximo—, así que intenté contentarme con hurgar en los cestos de basura, acción que hacía tiempo que no realizaba ya. Me fui a “mi callejón”, paso a paso, sin dejar que la debilidad me rindiera, y cuando al fin llegué, estaba desfallecido, y eso que soy un pokémon callejero que ciertamente está acostumbrado a las más tremendas hambrunas.
            Total, que en cuanto levanto la tapa de uno de los botes de basura del callejón, me encuentro con los residuos de una comida. ¡Y qué digo residuos, más bien delicias! Era carne de Seaking, mi favorita cuando de pescados se trata… con el simple olor soy capaz de distinguirla y reconocerla a leguas de distancia.
            Comprenderán fácilmente la rapidez con que extraje esos manjares de la basura… sin que al parecer nadie me viera, porque a veces hay que luchar por la comida con los Raticate callejeros.
            En fin, cuando suponía que nadie había observado mis movimientos cautelosos, y me disponía a disfrutar de mi comida favorita… ¡zas! Que llegan los Sneasel… sí, esos horribles seres con innegable fama de ladrones, con esas repulsivas miradas de malditos. Salieron de la nada, lo puedo asegurar, porque no los había ni oído. Presuntamente, se habían deslizado desde los tejados próximos y las bardas aledañas, y ahora habían caído justo frente a mí, atraídos por el fuerte olor a pescado.
            Esos abusivos llegan en pandilla, son cuatro o cinco casi siempre, aunque a veces se juntan más, pero todo el tiempo atacan juntos. Son cobardes y se creen muy poderosos, pero son débiles cada uno.
            En cuanto menos lo pensé, y sin decir una palabra, uno de ellos ya se hallaba detrás de mí, colocándome una zarpa en la garganta y sujetándome fuertemente, indicándome con esa acción que era mejor que no me moviera; otro más me arrebataba mi platillo y el resto los animaba riéndose a carcajadas mientras me escupían en la cara… Por cierto, yo no podía moverme ni aunque quisiera o fuera tan loco como para decidirme a luchar, era debido a que el agudo filo de las garras casi lo sentía atravesándome el cuello, aunque me lamentaba de haber nacido Meowth y no un Gengar y poder llevármelos al infierno a todos juntos, a toda esa pandilla de cínicos.
            Me dejaron golpeado y aturdido, mientras salían saltando y deslizándose por las bardas y casi volando por los tejados, con la comida tan preciada, tan sorpresivamente como habían llegado. ¡Todo fue tan rápido!
            Obviamente, sentí mucha rabia de tener que estar lidiando todo el tiempo con esos malvados… fue ahí cuando empecé a trazar el plan para largarme de una vez por todas del barrio.
            Al principio, debo admitirlo, me parecía una idea loca, tan sólo de pensar que abandonaría la zona me hacía estremecer, pero después fue adquiriendo consistencia. Ya estaba decidido. Me iría al alba porque no permitiría más abusos.
            Decía entonces que me estaba venciendo el sueño, que el frío me mantenía entumecido… aún tuve energías de registrar un par de contenedores más, pero con resultados negativos. Uno de ellos, cuya tapa abrí con gran dificultad debido al tamaño y al peso, estaba completamente vacío, como si acabara de pasar el camión de la basura a recoger las bolsas, así que me introduje en él con cuidado, cerrándolo de nuevo para poder tener una completa oscuridad, sin que nadie me molestara ahí adentro. Entonces, me dispuse a dormir. No hubiera podido hacer eso en la calle sin aparecer congelado a la mañana siguiente. De hecho, presentía que la primera nevada ya se avecinaba… y no me equivoqué.
            Fue una noche terrible, y a la mañana siguiente, por supuesto, el hambre era devastadora. Sobre todo, el levantarme y estar en la penumbra del contenedor de basura vacío era como para sentirse de lo más desorientado, pero pronto salí de esta etapa y también de mi refugio. Sentía un hueco en el estómago, tanto, que hubiera podido comerme un Sneasel entero. Afortunadamente, alguien había depositado una bolsa de basura con residuos orgánicos en el contenedor contiguo y, tan pronto como la descubrí, me bastó para alimentarme por la mañana hasta quedar satisfecho. Comí tan vorazmente, que fue hasta que terminé cuando apenas comenzaba a sentir curiosidad por saber qué es lo que me había echado al estómago.
            También contemplaba el paisaje, que efectivamente, se había cubierto de color blanco.
            Bueno, quiero resumir que después de haber saciado mi apetito tan feroz, tracé mi plan para escapar del barrio, porque el enojo aún no se me había aminorado desde el día anterior. Como recordarán, eran ideas vagas que habían ya surgido desde hace tiempo, nacidas del ocio… nada bien definido, por supuesto.
            Quise retractarme en algún momento, porque la nevada de la víspera había sido tupida y cubría las banquetas y caminos; no es fácil transitar por la nieve siendo Meowth.
            Entonces digo que comí lo más que pude, hasta hartarme —la bolsa que encontré con alimentos era bastante grande, pero la terminé— y tomé camino. ¿Hacia dónde? No estaba seguro, pero creo que me dirigía al norte, hacia “la ciudad”, como llamaban a la zona bonita, al lugar en donde sólo los ricos vivían. Supuse que si lograba llegar ahí, no pasaría ni hambres ni fríos, ni siquiera el primer día. En esos momentos no sabía lo que me aguardaba.
            No creo que sea muy necesario relatar lo que pasó en el camino y sus pormenores, porque no viene al caso en mi historia, y, por otra parte, no fue muy ajetreado. Fue bastante normal: una caminata agotadora, claro, pero recta y sin mayores contratiempos. Comencé subiendo los montes, siempre siguiendo la ruta ya trazada previamente por los automóviles. Eran sitios que se tornaban borrascosos en estas épocas, y por poco me quedo atrapado en medio de la nieve; afortunadamente el camino se volvía a aclarar un poco y podía continuarlo.
            Ya algo entrada la tarde arribé a la ciudad a donde quería llegar. Era bastante hermosa y muy limpia, cosas que se notaban desde la entrada que parecía ir a recibirme; los automóviles que transitaban ya no eran como los del barrio, se notaba el cambio, ahora eran lujosos y cruzaban rápidamente, las casas tenían diseños soberbios y eran de admirarse. Seguí caminando, cada vez más asombrado, por las banquetas; recorriendo las calles amplias casi con timidez, como si mi presencia fuera peyorativa para el aspecto general de la zona. No vi muchas personas caminando por mi lado, o fuera de sus casas al menos, y el lugar parecía bastante callado —de nuevo contrastando con el viejo barrio, en donde siempre había barullo. Los humanos estaban dentro de sus hogares, los vi cuando me asomé por una ventana; estaban reunidos todos al lado de una chimenea encendida. Quise entrar, pero vencí a mi curiosidad felina hacia los humanos y me bajé del postigo.
            En fin, cuando volví a la banqueta y continué inspeccionando mi “nuevo hogar”, me deslumbraba más cada detalle. Me parecía que cada casa cuyas banquetas recorría era más hermosa que la anterior, siempre… no sé por qué.
            De pronto, al doblar la esquina de la avenida hacia la derecha, me topé con una gran mansión que sencillamente me dejó admirado. Era una enorme construcción azul, muy lúgubre y con ciertos toques góticos. Era lo más antiguo que había visto en mi vida. Me llamó la atención esa construcción de una manera especial.
            Un Raticate que iba saliendo del agujero en la pared que estaba a mi izquierda, y que no había notado, me vio y seguramente comprendió que era nuevo en el lugar al verme tan asombrado, de modo que me explicó acercándose:
            —Linda casa, ¿no, amigo? Sí, es la mejor de la zona. Pertenece a los Maillard, y según cuentan, tiene cerca de doscientos años de antigüedad.


            …[/spoiler:34q6wt6z]

            Gracias xD

            Saludos.


            Spoiler: 

            Comment


            • #21
              Re: Destinos Vinculados

              Sí... ya me di cuenta xDD es que a veces escribo en varios días y no leo lo que ya puse anteriormente y se dan este tipo de repeticiones.----> eso me pasa todo el tiempo o__o
              me gusto el cap, yo en las condiciones del Meowth hubiera evolucionado y matado a todos, la comida es sagrada ò.ó!!!!!
              asi que el Meowth prueba suerte en otros lares O:
              Mallard, no sera ese el lugar donde vive Marriot?o.o
              para mi que vas a juntar ambos personajes D:
              Spoiler: 










              Spoiler: 

              Comment


              • #22
                Re: Destinos Vinculados

                Pobre Meowth D:
                y malditos Sneasels... aunque me gustan, son malos con ese pobre pokémon que solo quiere comer T^T
                Hizo bien en marcharse a otro lugar, espero que aquí tenga más suerte... y opino como Fabri... Mallard... Marriot... Mallard... Marriot... se parecen! O.o

                Buee, espero el próximo capítulo de este buen fiction : D

                Comment


                • #23
                  Re: Destinos Vinculados

                  Cómo mola tu fic... los Pokémon no son sólo Pokémon, creados para el hombre... un Raichu no es un Raichu, es él mismo... [qué profundo... :baba: ]
                  Me encantó tu primer capítulo... =D>

                  ~ Buah! ~ & ~ Bye ~
                  El sentirte colaborador con el Clan Johto no tiene precio.
                  Para todo lo demás, haz click ya.

                  [spoiler:2y1q1o53]
                  [/spoiler:2y1q1o53]

                  Comment


                  • #24
                    Re: Destinos Vinculados

                    ¡Bien ahí escribiendo Meowth! Eso es una gran mejoría, je.
                    Me parece bien de barrio la vida del Meowth, muy interesante porque describe la realidad a la que muchos seres humanos están atados también.

                    Iniciado por Psycho
                    Era carne de Seaking, mi favorita cuando de pescados se trata…
                    Después de leer tantos fics donde se comen pokemon, sigo sin acostumbrarme a ver que aparezca a un pokemon comiendose a otro... Sé que tiene bastante de real, pero así mismo me provoca rechazo...
                    Je, hay algo en lo que coinciden el Meowth y el Raichu, y es que los Rattata y Raticate son muy pesados xD
                    Me parece que Meowth tiene razón, salvo en la parte que dice que le gustaría se Gengar... ¿Un pokemon Fantasma contra cinco siniestros? Le deseo suerte... Sería mejor ser un Heracross en ese momento, o un Monferno en su defecto.
                    Lo que me gusta es que realmente te metes en la piel del pesonaje para comentar lo que le pasa ¡Te das cuenta de todo lo que hace! Describes desde la comida que más le gusta, hasta que no se le hace fácil andar por la nieve... Eso sí que es sentido de la observación.
                    Mmm... Me late que Meowthcito será el primero en encontrarse con la Vulpix... ¿Que será lo que vaya a pasar? Me tiene en vilo esta historia, espero que sigas escribiendola. Buena suerte, eres un gran autor Psycho.


                    Gracias a todos por recordarme :) Sólo tengo buenos recuerdos de ustedes y de este agradable lugar también.

                    Comment


                    • #25
                      Re: Destinos Vinculados

                      Chicos, gracias por continuar leyendo! :)

                      Iniciado por ~fabri
                      me gusto el cap, yo en las condiciones del Meowth hubiera evolucionado y matado a todos, la comida es sagrada ò.ó!!!!!
                      Sí, pero mi historia se arruinaría. xD

                      Iniciado por Daviid_182
                      y malditos Sneasels... aunque me gustan, son malos con ese pobre pokémon que solo quiere comer T^T
                      Es lo mismo que sucede en la vida real, con personas que no tienen hogar...

                      Iniciado por Charlie~
                      Cómo mola tu fic... los Pokémon no son sólo Pokémon, creados para el hombre... un Raichu no es un Raichu, es él mismo... [qué profundo... :baba: ]
                      Me encantó tu primer capítulo... =D>

                      ~ Buah! ~ & ~ Bye ~
                      Charlie, gracias por leer mi fic aunque ya esté empezado!!

                      Iniciado por Demian
                      Después de leer tantos fics donde se comen pokemon, sigo sin acostumbrarme a ver que aparezca a un pokemon comiendose a otro... Sé que tiene bastante de real, pero así mismo me provoca rechazo...
                      ¿Y los gatos normales no comen pescado también? xD No se van a alimentar de aire los Meowths...

                      Iniciado por Demian
                      y es que los Rattata y Raticate son muy pesados xD
                      Sí, los considero extraños... de hecho voy a presentar a uno después.


                      Capítulo 6!!

                      [spoiler:2n0lqdch]VI

                      Marriot

                      Estoy conmocionada por lo que el amo dijo esta mañana, mientras estábamos reunidos humanos y pokémons en el comedor. Yo degustaba mi platillo de caviar, preparado con los huevos de los más finos Remoraids, cuando el señor Maillard alzó la cabeza sobre su comida, miró con seriedad a los que lo rodeaban e hizo un extraño comentario, sin dejar la cuchara sobre el plato.
                      —He estado pensando en adquirir otro pokémon.
                      ¿Qué significaba aquello? ¿Adoptar? No tenía en esos momentos la menor idea acerca de lo que se refería, pero continué comiendo con tranquilidad, como si nada hubiera sucedido.
                      La señora de Maillard fue la que habló luego.
                      —¿Otro pokémon, Charles? Ya tenemos muchos.
                      —Pero familiares. Quiero un pokémon personal.
                      —¡Ahí tienes a Rey!
                      En efecto, lo tenía y en ese momento el Persian estaba acostado a los pies del amo, bajo la ostentosa silla, ronroneando orgulloso de estar en el lugar privilegiado de la casa, y echándome de nuevo miradas socarronas.
                      —Quiero uno… que haga cosas de las que Rey es incapaz —respondió él con voz clara.
                      Rey dejó de sonreír de súbito, pues había escuchado las últimas palabras, y yo me alegré para mis adentros de que lo hayan ofendido de esa manera, pero volví a hundirme en mi plato sin verlo para evitar su furia.
                      Después de voltear a verme con cariño desde su silla, Emily preguntó a su padre.
                      —¿Y qué clase de pokémon buscas?
                      Su padre, retirando el plato en el que desayunaba y deslizando su asiento hacia atrás sin el menor ruido, se puso de pie, pensativo, dejando a un lado a su mascota predilecta.
                      Al no obtener pronta respuesta, mi ama añadió.
                      —He visto en la tienda a un Charizard, a un módico precio, padre.
                      Nadie dejaba de ver al señor de la casa que se paseaba de un lado a otro de la estancia intentando poner en orden sus ideas; yo por mi parte procuraba que mi observación no fuera incisiva y de vez en cuando daba una lengüetada a mi plato ya vacío, con disimulo.
                      —Un Charizard es muy embarazoso, hija —respondió al fin.
                      —Pero son hermosos…
                      —¡No es lo que busco!— cortó, seco, el señor Maillard, pero como notó poco después que su interrupción fue áspera y que la pequeña Emily ensombreció su rostro, agregó —pero ya sabes, querida… si te portas bien, en tu cumpleaños puedo regalarte hasta cinco de ellos, si tanto te simpatizan.
                      Ella volvió a sonreír y yo también, pero Rey seguía inquisitivo, con mirada pétrea, humillado pero inmutable. Cabe mencionar que yo también estaba estática, esperando la resolución del caso.
                      —¿Entonces, qué clase de pokémon buscas?
                      Maillard seguía andando de un lado a otro por todo el comedor, con aire grave, meditabundo, caminando a grandes pasos, como si fuera una elección crucial, aunque seguramente para él lo era. De pronto se cruzó hasta donde yo me encontraba, y me volteó a ver un segundo, pero lo hizo tan duramente que yo bajé la mirada enseguida; aunque sin duda algo se le había ocurrido con ello, porque ya no tardó más en resolver.
                      —No lo sé, quizás un Arcanine. Son muy elegantes.
                      ¡Un Arcanine!, pensé luego para mis adentros, con sorpresa. ¡No, eso no podía ser! ¡Seguro que me desplazaría al instante! Eso era algo que yo no podía soportar, porque, aunque había gran variedad de pokémon en la casa, yo era la única que poseía el poder de fuego, y si llegaba otro que realmente supiera exteriorizar sus habilidades ígneas, y sobre todo tan majestuoso como uno de aquéllos, era obvio que me olvidarían pronto, pasando a ser la segundona mientras todos admiraban al recién llegado y a sus maravillosos poderes… Entonces, ¿quién se iba a preocupar de mi deficiencia? Ya tendrían a un verdadero pokémon de fuego.
                      —Los Arcanines son aún más embarazosos que los Charizard —observó la señora Maillard.
                      —Entonces no sé. Tengo pensado ir mañana temprano a la tienda a echar un vistazo y elegir uno. Espero contar con su compañía para ir a decidirlo. Habrá que ver si tienen un buen Arcanine en venta.
                      Tragué saliva. Pensé que acaso mi mirada reflejaba inquietud, aunque lo intentaba disimular.
                      —Yo te acompaño entonces —dijo Emily.
                      —Es lo que esperaba. Decidiremos nuestra nueva adopción entre todos, pero hasta mañana.
                      Los integrantes de la familia ya habían terminado el desayuno y ahora se levantaban de sus sillas, para dirigirse a la cocina. Aunque yo estaba trastornada por lo que dijo el amo, este sentimiento lo exteriorizaba Rey hasta por los poros. No pude evitar una sonrisa al ver su cara llena de espanto.
                      —¿De qué te ríes, mocosa? ¿De mí, acaso?
                      —Yo no me estoy riendo…
                      —Pero sí te burlas— contestó, intimidante—. ¿Te parece que es un asunto divertido? ¿Crees que es un juego lo que dicen?
                      —Por supuesto que no —repuse, convencida de mi desgano para discutir—, yo también me sorprendí de la noticia de la adopción… no eres el único que se siente triste.
                      —Estúpida —cortó con altanería—, nunca me vas a entender porque jamás estarás a mi altura, ni tampoco sentirás lo mismo que yo jamás. ¿De qué puedes sufrir tú? Bah, eres sólo la mascotita de la niña, la noticia no debe impactarte. No pierdes nada precisamente porque no vales nada en esta casa —decía, hinchándose de orgullo—, pero a mí sí me golpea horrible, y en vez de mostrarte comprensiva conmigo, la mascota real de la familia, te ríes como si yo fuera un payaso. No olvides tu posición en esta casa, ni tampoco pierdas el respeto por el pokémon más fino y antiguo de los Maillard.
                      Por supuesto que me hirieron los mordaces comentarios de ese patán, que eran como veneno de Seviper para mí, pero decidí no flaquear. Esta vez ya no me mostraría sumisa, y si había algo qué arreglar, sería en ese momento.
                      —No, Rey, ¡cállate tú! Ya me tienes harta con tus tonterías. Eres un altanero y un pokémon odioso. No me interesa saber nada de ti, déjame en paz.
                      —¡Marriot, cómo te atreves a hablarme así! —aulló, levantándose enseguida—. ¡Me las vas a pagar caro, maldito insecto!
                      Sentí miedo, porque rugió con fiereza de repente y extrajo sus afiladas garras. Decidí adelantármele si es que me perseguía, y corrí despavorida hacia la puerta, volteando mi plato en la huida.
                      Escuché que el Persian me seguía, pero yo me escabullí por debajo de los muebles y pronto pude encontrarme ante la salida principal de la mansión. La atravesé sin ninguna duda y entonces me hallé en el extenso jardín frontal, corriendo por el caminito empedrado del centro sin que me importara nada, sólo burlar a mi persecutor y ponerme a salvo. ¿A dónde iba? Ni me daba cuenta, sólo huía por el pasto medio nevado, tal vez un poco arrepentida de haber ofendido a Rey de esa manera, llevándome por mis impulsos, porque él siempre era serio en sus amenazas. Ya antes hemos discutido y una vez, cuando estaba más pequeña, me propinó una terrible tunda por mi atrevimiento. Seguro abusa de que es más grande y fuerte que yo.
                      De repente me di cuenta que el camino por el que corría era de lo más conocido y lo continuaba subconscientemente: era la ruta que llegaba hasta la gran fuente lateral, que yo usaba como refugio para olvidar mis pesares.
                      Llegué hasta ella… siempre me había parecido una fuente de lo más majestuosa, con todo y sus finos grabados antiguos en la piedra y sus múltiples niveles en donde el agua caía a cascadas bellísimas.
                      Mi amigo el Swellow se lavaba en ellas casualmente en esos momentos, revoloteándose en el líquido para refrescarse, aunque no hiciera mucho calor. ¿Quizás sólo me estaba esperando…?
                      Me eché en el suelo al lado y él notó mi presencia enseguida, y seguramente mis inquietudes también. Volteé a verlo.
                      —Hola.
                      —Pequeña Marriot, ¿qué es lo que te acongoja?
                      —Nada me acongoja, pero algo sí me preocupa. El amo comentó su interés por adoptar un pokémon nuevo. Dime, ¿cómo se efectúa eso?
                      —El señor habla acerca de comprar una mascota, traerlo a tu casa y criarlo junto a ustedes. Así que… eso es lo que te mantiene con preocupación.
                      —Por supuesto, me da miedo de sólo pensarlo.
                      —No lo comprendo. ¿Por qué tiene que ser una situación traumática? Deberías alegrarte de tener un nuevo amigo, porque dices que ya estás harta de discutir con el Persian y lidiar con esa Eevee todo el tiempo.
                      —Sí, pero es que el amo desea adoptar un Arcanine. Swellow, si eso sucede, ¿qué será de mí?
                      —No te preocupes, pequeña Marriot. Jamás serías desplazada ni aunque adquiriera un legendario. El amor y el cariño son irremplazables. A ti se te adora y se te consiente, y estoy seguro de que será así por siempre.
                      El amable pokémon me observaba con ojos vivos y mirada sincera. Hube de aceptar sus palabras, sólo porque venían de él.
                      —Te sugiero que lo olvides —complementó enseguida—, e insistas en agradar a Emily, en vez de buscar enemigos. Esa chica es una persona especial, no te cambiaría ni por todo el oro del mundo.
                      Yo volteaba hacia otro lado, sin atreverme a verlo, mientras las palabras del ave intentaban surtir efecto en mi ser.
                      —Quiero verte sonreír —dijo.
                      Lo hice, para darle gusto. Al fin y al cabo, probablemente tendría razón. Acaso me preocupaba demasiado, y el amo al final decidía no adoptar nada. ¡No era seguro!
                      De pronto, volteé a ver hacia la reja que limitaba el jardín al sur, allá al fondo, y me pareció ver una anormalidad. Una presencia que nos observaba con asombro, colgado de los barrotes negros. Aunque yo conocía a los pokémons nuestros y de todos los vecinos, jamás había visto a aquel en mi vida, y me inquietó que se tratara de un callejero. ¡Oh, un callejero colgado de la reja de nuestra mansión, eso no lo consentiría!
                      —¡Hey tú! ¡Meowth sucio! ¡Largo de ahí! —exclamé con energías.
                      Mi amigo el Swellow volteó a donde yo me dirigía, pero el pokémon ya había desaparecido al oír mi advertencia, se había espantado con mis gritos.
                      —¿Un Meowth? —preguntó el ave.
                      —Callejero, supongo.
                      —No deberías tratarlos así —me reprendió—; al cabo, son criaturas igual que tú o yo. Bien sabes que no eres así de agresiva, quizás sólo actúas de esa manera por tu frustración.
                      Suspiré. Sabía que el Swellow tenía razón. Nunca fui cruel con los pokémons callejeros, así que seguramente mi mente intentaba desahogarse con algo.
                      —Cierto. No debo tener problemas con ellos… y de hecho, aunque no quiero a pokémons vagabundos aquí, me dan lástima… si algún humano bondadoso adoptara a ese Meowth, seguro sería más feliz…


                      …[/spoiler:2n0lqdch]

                      Saludos.


                      Spoiler: 

                      Comment


                      • #26
                        Re: Destinos Vinculados

                        Buen capítulo... pero pobre Marriot T.T sí que debe de sentirse mal por la llegada de Arcanine T.T a ver si al final no lo adoptan T.T o a ver si en el proceso da aprendido algún ataque de fuego por causa de la frustración (?) y ala!!! Para ser una señorita mira que fue maleducada con el pobre Meowth, si fuera yo él habría saltado y habría arañado a la pokémon por tratarlo así ¬.¬

                        me parece majo el Swellow xD

                        Buen capítulo, solamente una falta... me parece que Seviper se escribe con "i" y no con "y" xDU


                        Saludos

                        Comment


                        • #27
                          Re: Destinos Vinculados

                          pobre marriot? ¬¬
                          mas pobre el Meowth D:!
                          ese Meowth iba a ganarse al vida facil y lo echan (?)
                          para mi que el amo adopta al meowth O:
                          buen cap psycho D:
                          Spoiler: 










                          Spoiler: 

                          Comment


                          • #28
                            Re: Destinos Vinculados

                            no lo voy a negar, la verdad no es que no haya queri leer tu fic hasta que tuvieras los 3 o comentarlo hasta que tuviera tiempo, francamente casi lo olvide por completo, aunque ahora que lo pienso mejor posteo cada 3 caps para comparar las historias de los 3....y aunque no soy bueno viendo errores, creo que no vi ni uno xD..ah y por sietrto..no es nada..a mi leer fics me gusta..no me importa si ya estan empezados o no...aunque debo decir que el yuto me llama mucho la atencion....como sea..ojala y alguna ves te pasespor mi fic..que apenas tienes 3 caps..pero voy por el proximo!!..como sea nos vemos cuando vuelvas a escrbir la historia de marriot..y que falta de educacion..no te han dicho que las damas van primero xDD..debiste escribir primero los caps de ella...xDD es broma xDD byebye

                            Comment


                            • #29
                              Re: Destinos Vinculados

                              Mmm, que extraña es la vida de los ricos xD ¿Tanto ajetreo por un pokemon nuevo? Me parece innecesario, pero pienso que un hombre de negocios seguramente piensa varias veces las cosas antes de hacerlas.
                              ¿Arcanine? Sí, yo también pienso que entre Charizard y Arcanine no hay mucha diferencia... ¿Pero que es lo que Rey no puede hacer que un Arcanne sí? Además, Marriot no debería preocuparse, después de todo será el pokemon personal del padre de Emily, no un pokemon de ella. Es increíble como se diferencian las preocupaciones... Desde la preocupación del Raichu que era salir a recoger la comida temprano, pasando por el problema de Meowth que era la falta de comida, hasta el problema de la Vulpix que es el miedo de que un pokemon más vistoso la desplace...
                              Oau, hablando de discursos fuertes... Pedazo de discurso sabio el de Rey... Será un arrogante, pero es un arrogante con elegancia.
                              Realmente sentí adrenalina en la corta persecución, eso sólo lo logra un buen escritor, uno que describe excelsamente.
                              Mmm, quizá el bondadoso humano que adopte al Meowth sea su propio amo… Esas cosas pasan, por algún cambio repentino de pensamiento, tal vez el pequeño gato le salva la vida al señor Maillard.
                              Bueno, fue un gran capitulo, muy bien hecho y con muy buenas descripciones. Además, sin errores a la vista y con un léxico exquisito. Nos veremos Psycho.


                              Gracias a todos por recordarme :) Sólo tengo buenos recuerdos de ustedes y de este agradable lugar también.

                              Comment


                              • #30
                                Re: Destinos Vinculados

                                Bueno posteo en este fic por que me leí el primer capítulo y me dejo enganchado que me tuve que leer todos los capítulos en una misma noche de la emoción que tenia al saber más…
                                Lo más triste de la historia es cuando llegue al último fic que publicaste, quiero saber mas, Psycho lo terminas o lo terminas D:, si no hago lo mismo que David o lo ayudo a matarte… (?)
                                Bueno ya de tanto hablar posteo comentarios de los 6 capítulos para no confundirme o confundirte (?) xD

                                Capitulo 1:
                                [spoiler:35unok68]=O el primer personaje es decir Fyrus (Raichu) que odio hacia a los humanos tiene, pero tiene razón son unos malditos…
                                Me encanta la forma en que describes, hasta casi lloro con el relato del Raichu hablar de las atrocidades que hacen los humanos a ellos, casi me haces odiarlos también. *Ya que a los pokémon los imagine como a animales, igual a ellos son maltratados de esa manera*
                                También note que con la descripciones parecía un documental de la vida de los pokémon xD[/spoiler:35unok68]
                                Capitulo 2:
                                [spoiler:35unok68]=O el segundo un Meowth generalmente asociado con gato xD por lo de callejero y derivados…
                                Este personaje tiene una descripción muy diferente al primero, es tan compasivo y calmado, no dice cosas malas de los humanos ya que vive en una ciudad por lo tanto seguro les agradece a algunos, me parece que es un Meowth Hippie xD solo falto que dijera: “vive y deja vivir” no molesta a las demás personas es un buen pokemon además que es aventurero según el, me gusta su personalidad mucho…[/spoiler:35unok68]
                                Capitulo 3:
                                [spoiler:35unok68]=O no esperaba que el tercer personaje fuera de una chica, creí que solo iban a ser chicos xD es algo inesperado del fic quede sorprendido…
                                Me encanto el tipo de personalidad que le diste a la Vulpix es como elegante pero que jamás se rinde siempre intentando sacar al menos una llama de su boca xD espero que lo logre algún día…
                                Por otra parte ama a los humanos y pues claro a alguien que le da todo y ser consentido ¿Quién no los amaría?, con esto veo que cada pokemon en diferentes situaciones hacen que cambien de opinión acerca de cómo son los humanos respecto a el tipo de efecto que les causa estos…[/spoiler:35unok68]
                                Capitulo 4:
                                [spoiler:35unok68]Wow estuvo fantástico, me imagine el hermoso otoño en que estaban, pobres de Fyrus con su problema estomacal xD toda una comunidad común y corriente, vecinos amigables, los chismes *hablo sobre el Dustox, que ya estaban reunimos muchos para verlo*
                                Por otra parte creí que iba a leer las historias de Mooth pero supongo que no lo hiciste debido a que el personaje se centraliza en el Raichu y no en el Dustox xD[/spoiler:35unok68]
                                Capitulo 5:
                                [spoiler:35unok68]Ajajaja xD me encanto el relato de Meowth un gato malicioso con sus engaños para conseguir lastima y con esto comida sin ningún esfuerzo y/o trabajo…
                                Pobre de Meowth lo veo como a una persona callejera u.u, espero que con la mudanza (?) pueda sobrevivir un poco mas y conseguir comida con sus planes xD, Carne de Seaking *queda comprobado los humanos se comen a los pokemon xD*
                                Me hizo reír cuando dijo que quería ser un Gengar para llevárselos al infierno xD *Tanto odio a esos sneasel, se lo merecen…*; Me imagine que a la ciudad que se mudaría se encontraría con la Vulpix asi como lo predijiste xD Lo digo porque Maillard es el apellido de la niña ¿no? Lo mencionaste en el tercer capítulo…por eso lo supuse xD
                                Me ha surgido una pregunta ¿Ese Meowth camina en dos patas o cuatro? Es que no sé como imaginármelo cuando corre… xD[/spoiler:35unok68]
                                Capitulo 6:
                                [spoiler:35unok68]Rey odia a el pobre del vulpix xD seguro se cree el amo de la casa y mejor que ella, espero que cuando tire llamas que le queme el trasero al Persian xD
                                Ajajaja pobre de Rey se sintió desechado en ese entonces, seguro lo primero que pensó fue que lo iban a sustituir por un mejor pokemon; que polémica con la compra de un pokemon, seguro es porque son ricos, además que le regalaría 5 Charizard a la niña, para que tantos seguro para elevar la casa y ella adentro xD *la casa voladora (?)*
                                Seguro Rey se empezó a reír de la Vulvix al decir que adoptarían un Arcanine que seguro la reemplazaría, espero que no lo haga, pero con esta decisión marcara una total desgracia para la elegante vida que llevaba ya que es otro pokemon de fuego y seguro sabe tirar llamas de su boca…
                                La persecución me gusto, como si la fuera a aruñar tan pronto el enojado Persian, mucha adrenalina, me gusta como describes; Por otra parte me parece algo imposible que un ave (swellow) se estaba bañando en la fuente es decir están en invierno seguro se congelaría xD; no entiendo una cosa Marriot dijo que no conocía ese pokemon y como sabía que era un Meowth, es más creíble que el Swellow lo hubiera dicho por que ha viajado pero el Vulpix que según ella jamás había visto esa clase de pokemon .-. o lo supo por el persian que seguro fue un Meowth antes .-.[/spoiler:35unok68]
                                Sin dudas el tema del fic es el mejor quien diría que los destinos de estos tres pokemon tan diferentes de pensar, puedan encontrarse, seguro que al principio será difícil por la forma de pensar de cada uno pero creo que con el tiempo se harán grandes amigos…
                                Bueno eso es todo xD espero que sea de agrado y ansió leer el próximo capítulo ya casi se encuentran los tres, Marriot con Meowth y veremos cómo se encuentra Fyrus con ellos porque estando en el bosque creo que será difícil el por qué fue a la ciudad o será al revés y los otros dos van al bosque xD
                                Ya saco muchas conclusiones del próximo capítulo, creo que se me nota lo ansioso que estoy por leerlo…
                                Otaku~| Mi DA~

                                Comment

                                Working...
                                X